InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Un tenista del circuito ITF denuncia la presencia de apostadores en torneos

 
Las noticias relacionadas con acciones protagonizadas por apostadores en torneos de tenis de circuitos semi-profesionales como ITF, se han convertido en habituales en los últimos meses. La de más alcance fue la que tenía como protagonista al tenista Íñigo Cervantes, quien recibió insultos en la final del torneo Challenger de Sevilla por parte de apostadores que se encontraban entre los espectadores del partido.
INFOPLAY |
En este contexto, el tenista alicantino Sergio Gutiérrez Ferrol, que ha vuelto a la competición tras varios años alejado del tenis, se ha mostrado muy crítico con lo que ha visto en su regreso al circuito y con todas las noticias relacionadas con apuestas ilegales en los torneos de la Federación Internacional de Tenis (ITF) que se disputan en España. Sus declaraciones, demuestran una realidad que ya conocíamos gracias al fenómeno "tipster": numerosos pronosticadores y apostadores viajan a estos torneos regularmente.

"Es una vergüenza. En la mayoría de los partidos se presentan en las propias pistas un buen número de apostadores con sus móviles e incluso hay un grupo de una veintena que viajan por los torneos en toda España", ha comentado el alicantino a "Diario Información de Alicante".

Aunque en sus declaraciones no se aporta ninguna información relacionada con las prácticas ilegales que denuncia, la realidad es que en circuitos ATP, la presencia de apostadores en las pistas es perseguida ya que las apuestas están radicalmente prohibidas en el tenis profesional por las federaciones territoriales y por la propia ATP.

Gutierrez explotó contra los apostadores tras disputar el torneo ITF Futures en el Real Club de Tenis de Oviedo, dotado con 25.000 dólares en premios, en el que avanzó hasta los cuartos de final. Perdió ese duelo en un partido muy duro [6-3, 5-7, 7-6(4)] con Javier Martí, y denunció que dos apostadores le increparon. Algo parecido a lo que tuvo que sufrír Íñigo Cervantes en la final del ITF Sevilla hace unas semanas cuando tuvo que escuchar insultos por parte de un grupo de aficionados que desde el propio pavellón donde se disputaba la final le llegaron a gritar "puto etarra".
PUBLICIDAD