InfoPlay
PUBLICIDAD

¿Es usted un líder de la innovación?

La competitividad depende de nuestra capacidad de innovación. Pero nos olvidamos del rol clave que desempeña el líder de la innovación. Su éxito será similar al éxito del entrenador de un equipo deportivo de alto nivel: lograr sinergia positiva al combinar las inteligencias de sus jugadores en una inteligencia colectiva superior. Su gran desafío será lograr ese éxito una y otra vez.

Los medios nos pintan la innovación como algo divertido y creativo. Pero innovar es un trabajo duro que puede llegar a tener mucho estrés. Surge de la colaboración entre gente creativa pero esa diversidad intelectual generará un debate interno. La innovación se logrará al integrar ideas que, aunque parecían mutuamente exclusivas, al final se combinan para crear una opción mejor.

Además, innovar se basa en el método de ensayo y error, muchos intentos fallidos hasta lograr una solución. Implica experimentos, su evaluación y el reajuste del proyecto. Se requiere pues gestionar la diversidad, el debate de ideas, la paciencia de experimentar y aprender de los resultados y mucha perseverancia.

Los grandes líderes de la innovación son los creadores de un contexto empresarial en el que los expertos hacen que la innovación suceda. Es como dirigir una obra de teatro, el director no aspira a ser el actor más brillante sino a crear una obra con actores que tengan talento. Hay que descubrir ese talento, un bien escaso y bien remunerado. Liderar la innovación requiere sobre todo tomar decisiones. Decidir en un entorno de incertidumbre será una prueba de su capacidad como líder y de su inteligencia.

Porque en una empresa que innova se generarán tensiones a lo largo del proceso de innovación, que deben ser amortiguadas por usted. Así demuestra su liderazgo. Usted es el líder porque crea una cultura de colaboración, tiene una agilidad mental creativa para aprender mediante la experimentación y posee el carácter y la resolución necesarios para una toma de decisiones integradora.

Un líder de la innovación debe crear una cultura empresarial que busque el equilibrio entre la paciencia de desarrollar grandes productos y el sentido de urgencia. Debe crear un equipo que sea capaz de innovar de un modo continuo y que para ello disponga de libertad para evaluar las mejores soluciones a corto y largo plazo. Debe construir un propósito, valores compartidos y unas reglas de compromiso que se diseñen para animar la colaboración, el aprendizaje en la búsqueda del descubrimiento y la resolución creativa para lograr una toma de decisiones integradora.


(Artículo publicado en La Vanguardia el 29 de octubre de 2017)

    0 Comentarios


  Déjanos tu opinión