InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
CRISIS EN EL SECTOR BALEAR

“SESENTA Y CUATRO SEGUNDOS”

Iago Negueruela invierte 64 segundos en desafiar al Tribunal Constitucional...

64 segundos (del minuto 2:59:20 al 3:00:33)fue lo que duró la intervención del Conseller Iago Negueruela ayer en la Comisión de Presupuestos del Parlament Balear, para justificar la derogación de las reducciones de la Ley del Juego, aprovechando la ocasión para deslizar algunas otras cuestiones a analizar: 1).- Pidió disculpas al Sector de Juego por haber enviado la modificación sin haber convocado la Comisión del Juego (has aquí bien); 2) Anunció en sede parlamentaria la convocatoria de la Comisión para la próxima semana; “convocaremos al sector para la semana próxima porque hasta ahora todo lo que se ha hecho con el sector ha sido desde el consenso”, todo menos esto último justamente que implica, además, una de las actuaciones más controvertidas de su gestión al pretender derogar inconstitucionalmente la Norma

INFOPLAY |

Hay que recordar que en todas las materias que dependen de su Consellería, las reducciones (por aplicación precisamente de la Ley 39/2015 en la que el Conseller busca la justificación de la derogación), alcanzan hasta un 70% (Ley de Comercio, Ley de Minas y Ley de Industria); ninguna de estas tres materias (que recordemos no están sujetas a más tributación que la general) ha sufrido modificación alguna.

Asistimos a una discriminación infundada de nuestro sector del que además reclama su auxilio en forma de consenso. Es de esperar que los servicios jurídicos del Parlamento, a la vista de las contundentes e irrefutables alegaciones presentadas por el Sector tomen cartas en el asunto y eviten una inconstitucionalidad.

De no ser así, a buen seguro que, de la mano de los excelentes abogados que asesoran al sector en Baleares, se obtendrá un pronunciamiento del Tribunal Constitucional. La decepción del sector es total y se ha puesto en entredicho la versatilidad de la propia Comisión de Juego, hasta el punto de que ahora mismo se está planteando su abandono, por lo menos temporal, de los sectores afectados. Desgraciadamente, siempre es posible convertir lo fácil en difícil y hasta lo difícil en imposible.