InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Fundación de Bingos de Castilla y León y SAJUCAL son distinguidas por su cumplimiento estricto de la normativa

 
La Federación Castellano y Leonesa de Jugadores de Azar Rehabiltados, FECYLJAR, ha publicado las conclusiones de su I Congreso Regional celebrado en Palencia el día 9 de marzo. Entre las mismas destaca la importante labor que realiza la Fundación de Bingos de Castilla y León que preside José Ballesteros y la Asociación de salones de juego, SAJUCAL, presidida por Isabel Fernández.
INFOPLAY |
En la conclusiones publicadas por FECYLJAR se destaca las “acciones de prevención y en el fomento de un Juego Responsable” de ambas asociaciones”. Y añade que “ha constatado que ambas entidades cumplen con las exigencias impuestas en la normativa relativa a Salones recreativos y de juego en la Comunidad de Castilla y León”.

Las conclusiones del I Congreso Regional son las siguientes:

La primera determina que durante los años se ha cuadriplicado el número de jóvenes con próblemas con el juego online, por lo que consideran necesaria una adecuada prevención desde los diferentes sectores.

La segunda conclusión es que el estigma social negativo impide a la mujer ludópata el reconocimiento de su problema y retrasa la búsqueda de ayuda.

Otra de las ideas es trabajar con los factores de riesgo y protección, disminuyendo los primeros y fortaleciendo los segundos, ya que puede ser determinante a la hora de prevenir la ludopatía.

La cuarta conclusión es que las TICs han venido para quedarse y que sus beneficios son múltiples. El objetivo no es prohibirlas ni eliminarlas sino aprender a usarlas correctamente, por lo que desde FECYLJAR instan a proporcionar una adecuada educación digital.

En la quinta conclusión establecen que es necesario tomar medidas desde diferentes sectores, a nivel legislativo, político y administrativo, para encontrar soluciones adecuadas en cuanto a la accesibilidad y el control del juego. También consideran que es importante fomentar un cambio en la actitud social mediante campañas educativas y de prevención para evitar que los más jóvenes caigan en la adicción.

También señalan que se hace preciso sensibilizar a las instituciones, legisladores y población en general.

Para terminar la séptima conclusión es que las asociaciones tienen el poder de cambiar no sólo la vida del paciente y sus familias, sino también a la sociedad en general, sin embargo, “no se nos reconoce del modo adecuado a nivel institucional y económico, por lo que es necesario continuar trabajando juntos hasta conseguirlo”, finalizan desde FECYLJAR.