InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Casino de Barcelona se queda solo como única oferta de ocio de la zona

 
A escasas semanas de las elecciones municipales, la alcaldesa de Barcelona Ada Colau tramita el cierre de las discotecas Pachá, Opium, Carpe Diem y Shoko, de la Vila Olímpica. Establecimientos todos ellos ubicados en la zona de ocio contigua a Casino Barcelona. El Ayuntamiento preferiría que los locales que ocupaban hasta ahora estas discotecas se destinen a la ampliación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Parece que detrás está la caducidad de las licencias de estos locales.

INFOPLAY |
Según las informaciones aparecidas en los últimos días en distintos medios de comunicación barceloneses, el Ayuntamiento de Barcelona habría acordado con el Estado --que gestiona la zona marítima-- que las discotecas Shoko, Pachá, Opium y Carpe Diem, situadas en la Vila Olímpica a escasos metros de Casino Barcelona, no vean su concesión renovada y que los locales que ocupan se destinen a la ampliación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

La concejal de Ciutat Vella, Gala Pin, ha anunciado ayer lunes que la concesión de uso a las discotecas termina el 21 de junio de este año y que acabarán de cerrar el acuerdo con el Estado antes de la fecha para cambiar su uso a la categoría de equipamiento, en unos trámites que están muy avanzados, lo que ha considerado "una gran mejora para los vecinos de la Barceloneta". "Estamos muy contentos" ha sostenido Pin, que ha apostado por poner en valor un equipamiento que practica la ciencia ciudadana en la parte marítima de la ciudad.

Esta medida contribuiría a rebajar la enorme presión turística que recibe la zona y que ha servido para que la zona se haya convertido también en un foco de inseguridad. De hecho, el Ayuntamiento también ha informado de que se han iniciado sendos procedimientos sancionadores a tres de los locales de ocio nocturno -Pachá, Shoko y Carpe Diem--dado que después de haberlas inspeccionado, no cumplen con la normativa de seguridad, en sus palabras.

Estas inspecciones las ha realizado de forma pionera el mandato de BComú, que durante el mes de marzo ha enviado un total de 42 cartas informativas a establecimientos donde se les advertía que se iniciaba la campaña de inspección para comprobar sus condiciones de prevención y seguridad.
PUBLICIDAD