InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
BLOOMBERG Y FINANCIAL TIMES RECOGEN LA INFORMACIÓN

CODERE - Silver Point
Wall Street controlará de cerca las operaciones complejas que protagonizan los Fondos

 
Los organismos reguladores financieros de los EE. UU van a trabajar juntos para combatir algunas “estrategias oportunistas” que han aflorado en los mercados en estos últimos meses, incluyendo los llamadas “manufactured defaults” (incumplimientos prefabricados) que han desencadenado una serie de luchas legales de alto perfil en los últimos meses y que aparecen también en el caso Silver Point Capital-Codere.
INFOPLAY |
En un contexto en el que los grandes fondos de inversión como CVC, Advent, Apollo o Blackstone están siendo protagonistas de adquisiciones millonarias en el sector del juego haciéndose con multinacionales líderes, cobra especial interés cualquier intento por parte de Wall Street para mejorar la transparencia y la integridad de las operaciones que llevan a cabo estos fondos. Una de las principales preocupaciones son las denominadas “manufactured defaults”.

Es por ello que es de nuestro interés hacernos eco de las noticias que están apareciendo en las últimas horas en portales financieros de primer nivel Financial Times y que explican que los reguladores estadounidenses y de Reino Unido estarían ya trabajando conjuntamente no solo en la condena de los incumplimientos intencionales de las compañías con el objetivo de desencadenar pagos en operaciones como canjes o fusiones con la excusa de incumplimientos crediticios, sino que también estarían preparando medidas concretas para evitarlas.

¿Qué son los manufactured defaults?

Los llamados “incumplimientos prefabricados o intencionalñes” surgieron el año pasado después de que el fondo de cobertura respaldado por Blackstone OSG organizó una refinanciación de la deuda de la inmobiliaria Hovananian, a una tasa de interés favorable, tras haber puesto como condición en su acuerdo de fusión que éste se llevaría a cabo si la compañía no pagaba el pago de un bono.

Es decir, se trata de operaciones encubiertas que lo que buscan es una financiación a un buen interés o la adquisición de acciones o parte de la propiedad de una empresa mediante acuerdos no demasiado transparentes en los que se ejecutaría una especie de "hipoteca" en caso de no abonar un pago de bono o un plazo de un crédito acordado en operaciones de fusión o adquisición.
 

¿Qué se quiere hacer al respecto?

Los máximos responsables de la Comisión de Bolsa y Valores, la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos y la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido publicaron una declaración conjunta el lunes citando el potencial de tales estrategias para dañar la integridad, la confianza y la reputación de los mercados.

En los últimos años, se ha acusado a las firmas de inversión poderosas de ganar grandes cantidades de dinero de las operaciones de swaps al incitar a las empresas a que no cumplan con los pagos de bonos que de otra forma podrían realizar.

"Estas estrategias oportunistas plantean varias cuestiones en virtud de las leyes de valores, derivados, conducta y antifraude, así como las preocupaciones de política pública", dijeron Clayton, Giancarlo y Bailey en su declaración conjunta.

El acuerdo de los reguladores sigue una serie de casos que han generado controversia en un rincón de 8 billones de dólares del mercado mundial de derivados y que han adquirido distintas formas, por ejemplo la de omitir un enorme pago de intereses a cambio de un préstamo muy beneficioso entre empresas que se estuvieran fusionando...

Se estaría analizando si este tipo de operaciones se habrían dado en adquisiciones como la de la española Codere SA. Por lo menos así lo indica Bloomberg en su artículo en el que trata esta cuestión.

El objetivo de este control sobre operaciones de este tipo sería que esta clase de créditos "pre-fabricados" o "intencionales" pueden constituir una "manipulación del mercado y pueden dañar gravemente la integridad de los mercados".

PUBLICIDAD