InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La prensa generalista cuestiona la doble moral de los patrocinios deportivos y el juego público

 
La imagen social que se tiene del sector del juego y del entretenimiento es quizá excesivamente negativa y completamente alejada de la realidad. Se critica y demoniza todo tipo de acuerdo comercial existente con esta industria y por ello, Toni Hernández, redactor de Deportevalenciano.com ha querido salir al quite con una columna de opinión bastante acertada.
INFOPLAY |
En ella trata las críticas que se está recibiendo por ciertos sectores del valencianismo con motivo del nuevo acuerdo de patrocinio suscrito entre el Valencia C.F. y Bwin para colocar su imagen corporativa en la camiseta del club ché. Una vinculación que ya muestran numerosos equipos de la élite del fútbol mundial.

El artículo reza que la casa de apuestas se encuentra dentro de la legalidad que rige la Ley del Juego de 2013 y, por tanto, el acuerdo es del todo lícito aludiendo a la doble moral que esgrime parte de la sociedad al considerar aceptables las loterías, quinielas u otros juegos de azar, pero no tanto otros productos como las apuestas deportivas.


La pieza en sí al completo la podrán leer a continuación.

Las dudas morales de cierta parte del entorno del Valencia sobre el nuevo main sponsor del club, el patrocinador de la camiseta de toda la vida, me hacen mucha gracia porque sacan a pasear una doble moral que no tiene por dónde cogerse. Bwin es una casa de apuestas on line que desarrolla su trabajo en todo el mundo con normalidad, dentro de los parámetros legales, y en España siguiendo la Ley del Juego de 2013, que es cuanto menos curiosa de ver. Decir burradas sobre las casas de apuestas, la droga del siglo XXI como alguna las llega a llamar, es desproporcionado, por decirlo fino, pero si cogemos como contexto que el Valencia ha cerrado un buen acuerdo comercial que mejora el que hay, ahí si que ya no hay debate.

Es curioso que en España sea perfectamente normal jugar a todo tipo de loterías o hacer la quiniela de fútbol, juegos de azar en cualquier caso, y se tenga esa doble moral sobre otras opciones del mismo sector. Se lleva todo al extremo cuando en la Ley del Juego se dice algo así como “no se deben generar falsas expectativas”, lo que choca con mensaje publicitarios del estilo “no tenemos sueños baratos”, pero todo es “normal”. Bwin patrocinará al Valencia como a otros grandes clubes del mundo, y dentro de la legalidad, hará su negocio. Y muchos seguirán fumando, tomando una copa, comiendo grasas, no haciendo deporte… y la vida continuará.

LEER MÁS: http://www.deportevalenciano.com/2019/06/24/dudas-morales-main-sponsor-valencia-no-seamos-cinicos

PUBLICIDAD