InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

EL JACKIEPOT
CEJUEGO señala al ABC… o cómo ser altavoz de fake news

 
CEJUEGO ha emitido una valoración por el titular y el contenido de una información de ABC que si bien utilizaba el tendencioso titular: "Bingo, apuestas y máquinas tragaperras: La nueva droga del siglo XXI" no hacía más que recoger los resultados de un informe de UNAD, Red de Atención de Adicciones , datos que también ofrecieron otros medios de comunicación como RTVE, La Vanguardia o la agencia Europa Press. Efectivamente el titular es manipulador pero el contenido es el que ofreció el Estudio con su mayor o menor índice de rigor.
JACQUELINE M.C. | MADRID
Aquí tienen la Postura de CEJUEGO en relación con el artículo publicado en el periódico ABC el 31 de julio con el título "Bingo, apuestas y máquinas tragaperras: La nueva droga del siglo XXI".

Queremos mostrar nuestro máximo rechazo al tratamiento de la información que ha publicado el medio ABC, que consideramos tendenciosa, no contextualizada, que utiliza los datos de forma aleatoria y que incluye un titular sensacionalista que no responde a la realidad.

En primer lugar, creemos que calificar el bingo, las apuestas y las tragaperras como la nueva droga del siglo XXI, supone un profundo desconocimiento de este sector y de los datos reales sobre las adicciones (el mismo estudio que se utiliza como fuente de la información señala que las drogas tradicionales continúan siendo fuente de las principales adicciones).

Recordar que, el 75% de la población adulta juega con asiduidad tanto a juegos públicos como privados como parte de su opción de ocio y de entretenimiento dentro de una oferta de calidad y con garantías, y el 99,7% lo hace sin ningún problema, siendo la tasa de juego problemático del 0,3%, tal y como recogen diferentes fuentes como el Ministerio de Sanidad o el Estudio Juego y Sociedad realizado por la Universidad Carlos III de Madrid. Este porcentaje se mantiene estable y no ha crecido en los últimos años, haciendo que España esté entre los tres países europeos con menor juego problemático.

Destacar, que las máquinas tragaperras son “la adicción más frecuente entre casi la mitad de las personas atendidas”, supone no conocer la realidad del sector ni los cambios que están experimentando los diferentes subsectores (es un juego maduro, consolidado y culturalmente arraigado sin que haya presentado un problema social, que además está reduciendo su presencia en beneficio de otros juegos y que no es atractivo para los jóvenes.)

En este sentido, el reportaje no contextualiza los datos dando la impresión de que la mitad de las personas atenidas (48.000) son adictas a las máquinas tragaperras. No se explica (hasta el quinto párrafo) que este dato responde a un estudio realizado entre 48.000 personas tratadas por la Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente (UNAD) y que de ellas únicamente el 2,38% (1.147) son tratadas por adicción sin sustancia, entre las que se encuentra no sólo el juego en todas sus modalidades tanto público como privado, sino también otro tipo de adicciones sin sustancia como puede ser internet, compras compulsivas…

CEJUEGO manifiesta su máxima preocupación por este tipo de informaciones, que no reflejan la realidad (el sector del juego es un sector que proporciona desde hace años una opción de ocio y entretenimiento normalizada en la sociedad española) y que contribuyen a dar una visión distorsionada del sector, muy sensibilizado con este tema, que realiza acciones de información, sensibilización y prevención y que trabaja estrechamente con las autoridades para reducir esta tasa a la mínima expresión.

 
Hasta aquí, el comunicado de CEJUEGO sobre una noticia puntual y casi anecdótica dentro del barro diario con el que desayunamos casi todos los días.

Apuntar  a un medio (nada menos que al ABC) o señalar a un culpable no parece que sea la mejor estrategia ni lo que la industria necesita. Todos los medios generalistas (incluso algunos sectoriales) publican estos pobres estudios porque la industria carece de los suyos. Ni más ni menos. (Y si los tuviera, habría que saber comunicarlos).

Señalar a un medio no hace más que agrandar la importancia de esa noticia casi irrelevante dentro de la tónica general, y aún más cuando han pasado  algunos días de esa publicación. La industria no necesita más enemigos, sino aliados. Y así no se tienden puentes de comunicación, sino desencuentros.

Por otra parte, si nos dedicamos a rebatir cada información perdemos el tiempo en la hojarasca. Habrá que dejar de mirar el dedo para apuntar a la luna. Alguna vez.

En el comunicado de CEJUEGO también se rebaten justamente los datos que se ofrecen pero una vez más,  no se trata de contestar ni de ser altavoz de fake news. La intención es loable y la desesperación máxima, pero la estrategia es equivocada.


Aquí tienen, algunos de los medios que publicaron la misma información con titulares casi tan desastrosos:

EUROPA PRESS


ABC

RTVE

CONSALUD

EL MÉDICO INTERACTIVO


ABC (otra vez)

LA OPINIÓN DE A CORUÑA

LA VANGUARDIA



PUBLICIDAD