InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
EL DIRECTOR DE LA FUNDACIÓN CODERE NOS OFRECE UNA MIRADA LÚCIDA Y SENSATA SOBRE LA REALIDAD DEL JUEGO RESPONSABLE, EL DESPRESTIGIO QUE ESTÁ SUFRIENDO LA INDUSTRIA Y NUESTRAS TAREAS PENDIENTES

Germán Gusano: "Un marco de diálogo y cooperación con las asociaciones de ludópatas, fortalece a la Industria y la hace más sostenible"

 
No hay velada, café, viaje en avión o en ascensor en el que no haya disfrutado con Germán Gusano. Gran intelectual de capacidad discursiva, incisiva y analítica y con un sentido del humor al alcance sólo de personas tan inteligentes como él. La Fundación Codere disfruta de un gran baluarte en este abogado y politólogo de amplia formación académica que defiende el Juego y la responsabilidad empresarial a partes iguales, que reclama la aplicación de la Ley de publicidad del Juego Online impulsada y detenida por lobbies interesados, que apela a la unidad y al orgullo de la Industria y que aboga por el no enfrentamiento con las Asociaciones de ludópatas sino por el diálogo y acercamiento de posturas. Disfruten de este lujo de entrevista en exclusiva de la que hoy les ofrecemos la primera parte:

JACQUELINE M.C. | MADRID

• ¿Alguna vez conseguiremos hacer efectiva la pedagogía y corregir tics de la sociedad y de los responsables políticos atacando a la industria del juego?

El juego es una actividad, generalmente legal y autorizada, y quienes lo explotan aportan importantes recursos a las arcas públicas y generan un nivel de empleo considerable. Su tasa de externalidad negativa es mínima aunque, por supuesto, muy importante en sus repercusiones en el ámbito personal y social, y de todo ello hay que ocuparse.

Si por pedagogía entendemos crear una metodología y desarrollar las técnicas necesarias que deben aplicarse a la enseñanza, con la información y educación sobre un tema o una cuestión, creo que es precisamente ahí dónde debemos de centrarnos para conformar unos métodos, consensuados y homogéneos, que consigan transmitir la realidad de la industria del juego.

Ya existen ejemplos que muestran que esta realidad va conociéndose más en profundidad y, en consecuencia, normalizándose tanto en la academia y en los medios de comunicación, como ante los reguladores. Por supuesto, hay que continuar trabajando en esta dirección para afianzar la verdadera imagen que se merece frente a la sociedad.



• ¿A su juicio existe algún lobby que pueda estar intoxicando la imagen de la industria del juego privada? Si no es así, ¿a qué se debe este continuo ataque?

De todos es conocido que lo que realmente vende, por mínimo que sea, es el matiz negativo de un tema o de una actividad. Los medios generalistas se hacen eco de las voces que socavan la actividad del juego, algunas con base ciertamente fundamentada y otras, al contrario, totalmente infundadas en sus apreciaciones. Partimos de que, normalmente, existe poca información, la investigación periodística no realiza un simple contraste de datos, resultando que la mayoría de la información que se transmite es fragmentaria, sesgada e incierta.

Por otro lado, la interesada y atropellada legalización del juego online, tras la Ley 13/2011, ha potenciado un canal que carece de los controles necesarios y favorece, por lo tanto, el descontrol de la actividad, que afecta no solamente los adultos sino especialmente a los menores no autorizados a jugar.

El juego on line tiene, como canal de juego abierto, una característica fundamental que lo hace mucho más accesible, con la clara posibilidad de impulsar la actividad de manera desordenada por el propio descontrol de la Red. El presidente de la Fundación y del grupo Codere, José Antonio Martínez, en los debates previos a la Ley, específicamente en su comparecencia en la Comisión parlamentaria de Economía y Hacienda que la tramitaba, manifestó de manera clara y rotunda las ilegalidades cometidas por los operadores online internacionales, la pérdida de recursos públicos por la situación producida, las ventajas competitivas adquiridas, además de los peligros que acechaban al consumidor y a los grupos vulnerables. Ahora recogemos los frutos sociales, económicos y, por tanto, mediáticos de aquella normativa, desoyendo al sector tradicional en sus advertencias y cautelas en muchos de sus aspectos.

Las propias características del canal online sirven como puntos de apoyo a los lobbies que, por distintas razones (empresariales, médicas, morales...) rechazan el juego. Además, no puede demonizarse el juego privado frente al juego público como habitualmente hacen los medios, y hay suficientes razones para desconfiar de cierta parálisis normativa en algunos aspectos como es el caso del Proyecto de Decreto sobre Comunicaciones Comerciales de la Actividad del Juego y el Juego Responsable, que afecta directamente al uso público de la ilusión, la protección de los menores o a las promociones desmedidas de la actividad online. Esta normativa pretende imponer límites concretos a la publicidad, fomentar el comportamiento responsable y controlar las conductas compulsivas. Una reglamentación de estos aspectos, consensuada con todos los actores, fortalecería socialmente al conjunto de la industria del juego una vez implementada.
Resumiendo, han existido lobbies para impulsar la Ley y, también, para detener la reglamentación.



• ¿Qué asignatura pendiente le queda a nuestro empresariado?

La unidad y la confianza para formar parte del conjunto de la industria nacional sin ningún tipo de complejo y muy orgullosos de la actividad que desarrolla. Es una actividad muy intervenida y cuyo tejido empresarial se desenvuelve en un marco normativo que, en su inmensa mayoría, cumple estrictamente de manera ejemplar.

Es primordial encontrar, de forma conjunta y clara, el modo para que la opinión pública entienda que es una de las actividades más controladas y transparentes, radicalmente alejada de los matices negativos que le acompañan gracias a las novelas, a la televisión o a cualquier otra interpretación personal sobre su esencia. Es una asignatura pendiente cuya solución solamente depende de la unidad sectorial y de los mensajes comunes emitidos a la sociedad.



• ¿Qué opinión le merece la labor de las Asociaciones de ludópatas?


Todos somos consumidores desde el momento en el que compramos un producto o hacemos uso de un servicio. Cuando, en ocasiones, sentimos vulnerados nuestros derechos o tenemos alguna queja contra una determinada empresa por el producto adquirido o el servicio contratado, a veces no sabemos a quién dirigirnos o quién puede informarnos de nuestros derechos o, mejor, quién puede ayudarnos a reclamar y, en el caso del juego de azar, a rehabilitarnos por algún contratiempo que haya surgido en el uso descontrolado de la actividad. La sociedad civil cumple un papel muy relevante, caso de las asociaciones de jugadores compulsivos y en rehabilitación.

Estas entidades cubren una asistencia que debería ser realizada directamente por el Estado, con diagnósticos claros, aplicando los recursos realmente necesarios y con un seguimiento controlado de los mismos. El juego tiene contraindicaciones por un mal uso individual de la actividad y, por tanto, están en todo su derecho, como consumidores que son, de defender sus intereses, agrupándose en asociaciones si lo juzgan necesario.

Es cierto que la industria del juego establece una serie relevante de controles para informar sobre el buen uso de los servicios o productos que ofrece y prevenir los excesos. Sin embargo, existen patrones conductuales que son difíciles de controlar, a pesar de la intención de la industria en diseñar parámetros de juego saludable.

Caso aparte son los menores de edad o los autoexcluidos, sobre los cuales estamos todos de acuerdo en extremar las precauciones en el uso de esta libertad civil y así se hace con los oportunos filtros.

Dentro de un marco de diálogo y cooperación con las asociaciones, la propia industria se fortalece y se hace más sostenible con e intercambio de propuestas y el debate que se genera, siempre en un marco lógico de trabajo y respeto mutuo, sin estridencias ni alarmas sociales. Ningún enfrentamiento es beneficioso, por el contrario, el diálogo siempre sirve para acercar posturas.



• ¿Cree que ha habido en la Industria del juego un antes y un después desde la publicación de los estudios de la Fundación Codere? ¿Es consciente del nivel de influencia de sus estudios?

La Fundación Codere está activa desde finales de 2007. Hasta entonces hubo muy pocos estudios específicos sobre juego, incompletos y poco fiables en materia de datos. Desde esa fecha, la Fundación ha publicado más de 35 títulos que han abordado numerosos temas relevantes: la regulación; el juego online; las apuestas deportivas; el juego problemático; etcétera. Mi percepción es que la industria valora el esfuerzo realizado por la Fundación, así como con su apoyo contribuye a que sus publicaciones sean conocidas mejor por la opinión pública.

El Anuario del Juego aporta una visión integral de la actividad y de sus datos económicos, a partir de las posibilidades que nos bridan las Administraciones públicas, algunas patronales y otros organismos. Otra publicación que se ha convertido en referencia es el estudio sobre Percepción social sobre el Juego de Azar que en unos años ha establecido, de manera científica y académica, que la tasa de juego problemático se sitúa en un 0,3% de la población adulta, uno de los más bajos del mundo. Este porcentaje ha sido ratificado por el reciente estudio de la Dirección General de Ordenación del Juego.

Por lo tanto, es satisfactorio comprobar como las publicaciones realizadas a lo largo de estos años por la Fundación son parte de las fuentes utilizadas en investigaciones científicas y tesis académicas, nacionales e internacionales; los datos generados se usan para trabajos o presentaciones tanto en el ámbito público como en el privado, y las propias Administraciones Públicas nos citan en sus normativas o actuaciones reglamentarias. Como director de la misma me siento orgulloso de poder contribuir a visualizar la actividad y a sus grandes profesionales.



• Parece que Codere se mantiene mucho más activo en temas de prevención directa de problemas con el juego en Italia donde hace cursos con el personal contratado, por ejemplo. ¿Por qué en España no se realizan estas actividades?

La plataforma CODERE Training constituye en Italia una herramienta de información y formación dirigida a los operadores de juego conectados a la red Codere y ofrece una serie de módulos formativos para fomentar el juego responsable y controlado. Es una iniciativa que se realiza con intención de replicarla en otros países de manera muy similar.

El objetivo de esta formación global es que los empleados comprendan que el juego es recreación y entretenimiento, conozcan los principios del juego responsable aplicables a su actividad, y reconozcan el comportamiento de un jugador descontrolado y las consecuencias negativas de ello, pudiendo informar y orientar al cliente en relación a lo que puedan haber detectado para evitar un problema personal.

CODERE, desde años atrás, ofrece formación a sus empleados mediante diferentes formatos. Por ejemplo, en Argentina o en España, con jornadas o cursos de distinta índole sobre juego responsable. Además, en todo el entorno en el que desarrolla su actividad, CODERE mantiene una plataforma online gestionada por el área de Cumplimiento normativo y Seguridad, a través de la cual se realizan diferentes cursos sobre prevención del fraude y el blanqueo de capitales, parámetros de conducta ética, anticorrupción o sobre seguridad de cada sector de juego. Hasta el momento, han realizado uno o varios de esos cursos, cerca de 10.000 empleados de la compañía. Muchas de las actuaciones realizadas en esta línea son reflejadas en las memorias anuales del grupo.


FIN DE LA PRIMERA PARTE




Germán Gusano es abogado y politólogo, además, tiene estudios universitarios complementarios sobre gestión de Fundaciones, Relaciones Institucionales, Protocolo y Relaciones Internacionales. Es colaborador del Instituto de Política y Gobernanza en el programa sobre “Políticas Públicas sobre Ocio y Entretenimiento”. Posee más de 15 años de experiencia en diferentes áreas relacionadas con la industria del juego, ha participado en la elaboración de numerosas publicaciones, así como en el desarrollo de jornadas y seminarios sobre la misma.

En los medios generalistas ha colaborado con artículos sobre la industria del juego para el diario económico Expansión, la revista mensual de management Executive Excellence de Cinco Días; y en otros entornos, haciendo hincapié en la Responsabilidad Social corporativa y el Juego responsable.

Desde su creación en 2007, dirige la Fundación Codere, entidad no lucrativa que constituye una excepción en la actividad ya que, a través de sus objetivos y estrategias, ha realizado una serie de actuaciones y publicaciones novedosas en la industria del juego que la convierten en un referente para impulsar su análisis, fomentar el debate y promover la mejora de las políticas públicas relacionadas con esta actividad.



    1 Comentario


John Falstaff

23 de noviembre 2016

#1
Es sensato lo que dice el D. Germán Gusano sobre que el sector del juego debería tratar de tender puentes con las asociaciones de ludopatía. Gracias a CODERE sabemos que en España no hay un problema real o social. Pero los medios van a estar sacando a jóvenes que dirán que arruinaron a su familia jugando online, con apuestas o jugando a las máquinas. La única manera de evitar que ese ruido cree problemas es tratar de entenderse con esas asociaciones.
  Déjanos tu opinión


PUBLICIDAD