InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Ladbrokes acepta una multa millonaria por permitir que dos clientes perdieran cantidades próximas al millón de euros

 
Aún sin llegar a los 7,8 millones que tuvo que pagar 888 Holdings, El grupo Ladbrokes Gala Coral acaba de anunciar que acepta una multa millonaria de 2,3 millones de libras esterlinas por malas prácticas relacionadas con sus políticas de comunicación con usuarios que han mostrado problemas con el juego. La permisibilidad a la hora de permitir que dos de sus clientes perdieran cantidades próximas al millón de euros han sido clave a la hora de imponer dicha multa.
IVÁN GARCÍA | BARCELONA

Ladbrokes Coral ha aceptado pagar esta cuantiosa multa por permitir que dos de sus usuarios gastaran ingentes cantidades de dinero en pocos meses sin darse cuenta que las pautas de apuestas eran indicios de que el dinero podría ser robado o no ser de procedeencia legal. Tras detectarse estos dos casos y comprobar que el operador online Gala Coral no había atajado la situación, la Gambling Comission ha actuado de esta forma tan contundente, penalizando con una multa millonaria al operador por no seguir los protocolos de seguridad requeridos en estos casos tan alarmantes de usuarios que gastan tal cantidad de dinero.

El problema es que esos dos clientes mostraron pautas de apuestas realmente inusuales y la sub marca Gala Coral no detectó nada que impidiera que estas pautas continuaran. Evidentemente, con esas pérdidas era muy probable que estuviera ocurriendo lo que finalmente se pudo demostrar: ambos clientes habían cometido delitos por lo que el dinero que estaban "tirando" en la sala de juego, especialmente uno de los dos usuarios investigados que ha ingresado en prisión por robar el dinero que depositaba en la sala.

Además de la multa, Ladbrokes Coral ha anunciado que va a invertir  £200,000 adicionales para investigación relacionada con el juego patológico. Por su parte, Sarah Harrison, directora ejecutiva de la Gambling Commission, ha declarado que: "Continuamos tomando medidas muy contundentes contra los operadores que fallan a la hora de detecar problemas que están claramente establecidos y son evidentes. La protección a los clientes es prioridad absoluta".
PUBLICIDAD