InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
V ENCUENTRO AGEO

Les ofrecemos el discurso de Clausura de Serafín Portas del V Encuentro de AGEO celebrado en Sanxenxo

 
Las últimas palabras de Serafín Portas sirvieron para destacar el compromiso con el Juego Responsable que siempre ha caracterizado al sector del juego en Galicia y cuestión sobre la que pivota la nueva Ley del Juego. Minimizando con datos los problemas actuales, el presidente de AGEO puso en valor a la Industria tras un magnífico encuentro impecablemente organizado. como es habitual, con la perfección que caracteriza a las últimas 5 citas celebrados en impresionanes marcos gallegos.
INFOPLAY |
Discurso de clausura de Serafín Portas:


Buenos días de nuevo,


Sr. José Antonio García, Subdirector general de Gestión y Relaciones Institucionales de la Dirección General de Ordenación del Juego,
Sr. Fernando Prats, Director del Área de Ordenación y Control del Juego de la Comunidad de Madrid,
Sr. Luis Miguel González Gago, Director de Ordenación del Territorio y Administración Local de la Junta de Castilla y León
Sra. María Pilar Alonso, Directora General de Justicia e Interior del Principado de Asturias,
Sra. Cristina Bella, Directora General de Tributos de La Rioja,
Sra. Ana Purificación Otero, Subdirectora de Xogo de la Xunta de Galicia,
Sra. Beatriz García de Francisco, Jefa de Servicio de Xogo,

Muchas gracias a todos. Después de una intensa jornada en la que hemos dialogado, discrepado y, sobre todo, hemos intentando trazar una ruta común para nuestra querida industria, llega el momento de hacer balance y analizar en el punto que nos encontramos.

Es mi deber, como presidente de AGEO, poner en valor el sector del juego en Galicia y creo que tengo razones de peso para hacerlo, después de lo que se ha expuesto en este V Encuentro durante toda la mañana. Queda clara una cosa: somos un sector al que se le juzga no por lo que somos, sino por lo que los demás piensan que somos, y esa tendencia la tenemos que empezar a invertir entre todos.

Nuestra imagen tiene que cambiar de cara a la sociedad en un momento difícil, en el que quizás estamos más expuestos que nunca, y estoy convencido que es el momento para lograrlo, haciendo autocrítica desde dentro para aprender a transmitir todo nuestro valor y esencia: somos fuente de entretenimiento, creamos riqueza y empleo y somos un ejemplo en regulación y control. Por solo dar unas cifras, en el juego privado aportamos el 2,3% del PIB estatal y generamos más de 120.000 empleos, entre directos e indirectos, aportando a las arcas públicas más de 1.200 millones de euros de media al año.

Sin duda, los que somos cabezas visibles de nuestra industria debemos aprender a comunicar todo lo que somos y hacemos, y de una manera eficaz para hacerle frente a esa proyección oscurantista y de “vicio”.

No hay más que ver la guerra de guerrillas que ciertos medios de comunicación han emprendido contra nosotros, mezclando conceptos que hacen mucho daño a nuestra industria y sin que se nos otorgue, la mayoría de las veces, la capacidad para defendernos. Considero que existe un discurso “antijuego” muy potente, y que crece cada día, arraigado en la sociedad y que no sabemos combatir, o voy más allá: no lo hemos intentando combatir.

En Galicia, los datos están ahí, no existe ni mucho menos una alarma social ante el juego y aquí contamos con representantes de nuestra Administración que lo pueden corroborar con datos reales, que indican, por ejemplo, que no se han registrado casos de menores jugando en nuestros locales. Pido, en consecuencia, a todos los responsables aquí presentes de los servicios de juego de nuestras comunidades que lo avalen con datos y que nos apoyen, es necesario para salvaguardar nuestros negocios y nuestra integridad.

Ofrecemos diversión, pero, siempre insisto, en el juego controlado está la clave de nuestra riqueza como industria. En el sector presencial, y en concreto las empresas que configuramos AGEO, tenemos un firme compromiso con el juego responsable y garantizamos rigurosos controles en nuestros locales, avanzando en paralelo en la implementación de herramientas que lo garanticen.

Creemos, sin duda, que tenemos un largo camino por andar, pero nuestro compromiso es firme, siendo los primeros en reclamar más medidas para evitar la desprotección de los colectivos más vulnerables frente a las prácticas más libres de los canales online.

España se mantiene, según el último estudio sobre la Percepción Social sobre el Juego de Azar en España 2018, autoría de José Antonio Gómez Yáñez, Carlos Lalanda –también aquí presente-, Germán Gusano y José Ignacio Cases, en el furgón de cola en tasa de juego problemático, si bien es cierto que esta incidencia sobre todo entre los clientes de canales online lleva a la conclusión de que quienes se sitúan en el umbral de riesgo juegan por internet.

En Galicia, además, según ha incidido el Profesor Gómez Yáñez, el porcentaje de población en el umbral de juego problemático está por debajo de la media de España (0,25%) y el número de personas tratadas por problemas con el juego es, según datos de la Xunta, de 74 personas, es decir, un 0, 00037% de la población entre 18 y 75 años.

Considero que no existen ni mucho menos motivos para una alarma social con el juego problemático presencial y precisamente no creo que si existe un problema, se solucione poniendo más barreras como los controles de acceso, que nos pueden hacer mucho daño, y siempre a los mismos, al sector privado, porque los menores y colectivos vulnerables podrán seguir comprando lotería y haciendo rascas libremente sin tener que dar la cara y explicaciones como en nuestros locales.

Creo firmemente en que podemos cambiar las cosas apostando por informar, planificar, impulsando la RSC en nuestras acciones empresariales y también, confiando en el poder de la educación. Tenemos claro que debe cimentarse desde la infancia, con los padres y profesores como guías de una conducta que distinga la línea entre la diversión y la adicción y no solo en lo relativo al juego, sino también ante otros consumos y usos sociales.

En AGEO, como operadores, tenemos presente un código de buenas prácticas que implantaremos en nuestros locales con carácter inmediato, prestando atención a los grupos de riesgo, proporcionando la información necesaria para que se elija conscientemente entre la oferta que ofrecemos, informando de las prohibiciones y centrándonos en la formación específica de nuestro personal.

Nuestra Asociación trabaja día a día para ser un ejemplo de unidad sectorial a nivel de toda España, y nos estamos especializando en formación a nuestros socios y trabajadores y además, estamos dando pasos decisivos en materia de RSC.

También colaboramos, como desde que nacimos allá por 1982, con las distintas administraciones y desde aquí, Sr. Subdirector, como ya hemos hecho en otras ocasiones, nos ponemos a su disposición para avanzar juntos en la materia, con el Consejo Asesor del Juego Responsable como referente.

Además, dentro de esta colaboración institucional, me gustaría destacar el papel de AGEO como interlocutor sectorial, me consta que valioso, con la Xunta de Galicia. Quiero destacar el trabajo conjunto dentro de la Comisión de Xogo, para el impulso durante este año de un grupo pionero con el objetivo de impulsar estudios y análisis en materia de juego patológico y prevención de la ludopatía para conseguir la finalidad última del juego responsable en nuestra comunidad.

Y este trabajo conjunto nos ha traído hoy aquí esperanzados, porque vemos la Lei do Xogo cada vez más cerca.

Hemos trabajado duro entre todos, grandes y pequeños, de todo tipo de sectores, para conseguir entre todos una nueva normativa que tenga como base un reglamento sólido, estable, sencillo y dotado de flexibilidad para que suponga un avance durante muchos años.

Para los operadores, es fundamental que recoja nuestra principal demanda: consolidarnos como operadores exclusivos en hostelería ante algunos licenciatarios que van por libre atendiendo a la Ley General de Unidad de Mercado, la ya famosa LGUM, que tantas veces hemos abordado en nuestros debates.

Nuestro rol está claro: debe ser el de un operador global de juego, y este momento es decisivo para lograrlo con una norma que nos sitúe en el centro del tablero. En este sentido, en AGEO recientemente hemos conseguido un importante avance judicial, con otras compañías operadoras de Galicia, al admitir la Audiencia Nacional nuestra personación en el Recurso Contencioso-Administrativo en cuanto a conseguir la conformidad del operador de máquinas tipo B en la instalación de terminales de apuestas en los locales de hostelería. Un asunto, sin duda, de gran trascendencia para nuestros intereses legítimos y que puede sentar un precedente en toda España.

Además de poder blindar nuestra figura como operadores en la futura Lei do Xogo, consideramos que es fundamental introducir una normativa que aúne el criterio de máquina B y máquina B especial y, obviamente, que contemple una rebaja de la fiscalidad y las tasas administrativas.

Considero que en Galicia se nos ha tratado igual en la crisis como en épocas más boyantes a nivel tributario y esto se ha traducido, según los últimos datos, en más de 3.000 máquinas en baja temporal, consecuencia además del pago de los impuestos sobre máquina un 20% por encima de la media española. Si bien contamos con algún alivio como el devengo trimestral, seguimos insistiendo en conseguir una tributación más razonable que permita a todo el mundo ganarse la vida con sus negocios.


También así nos lo reclama el sector del bingo gallego desde Abiga, asfixiado en cargas impositivas y así se lo trasladamos a la Administración, lo que demuestra, una vez más, que en Galicia intentamos remar todos a una simbolizando la necesaria unión sectorial con el fin último de conseguir la mejor normativa posible, para garantizar en paralelo nuestra viabilidad porque seguimos haciendo los deberes al pie de la letra.

Miro al futuro de todos modos con gran esperanza, consciente de que tenemos que hablar de juego, independientemente del canal, pero eso sí, con las mismas reglas para todos. También creo que nuestra querida máquina B tiene futuro en hostelería pero debemos adaptarnos a los nuevos conceptos de negocio, desarrollando nuevos productos y tecnología pero eso sí, debe ir acompañada por una normativa flexible que permita sus homologaciones.

Os animo a todos, por lo tanto, a trabajar en esta dirección, ofreciendo a nuestros clientes productos atractivos y contando con el respaldo de la administración para darles impulso en paralelo a nuestros negocios.

Sr. Subdirector de Juego, estimado José Antonio, de nuevo muchas gracias por acompañarnos en Galicia, humildemente creo que intentamos ser un referente sectorial. Tienes en AGEO unos empresarios siempre dispuestos a escuchar y colaborar en las iniciativas que preciséis, con el fin de impulsar a nuestro sector y lograr avances beneficiosos para todos.

Autoridades, socios, compañeros... amigos todos, muchas gracias por acompañarnos. El año que viene, esperemos, tendremos nueva Lei do Xogo que nos permitirá poner en valor aún más a nuestro sector. Debemos estar orgullosos. Muchas gracias

PUBLICIDAD