InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
  ESPECIAL DECLARACIÓN DE LA RENTA 2018
Parte III

Cómo tributan y cómo declarar las operaciones con Criptomonedas

 
Tras explicar cómo deben declarar y tributar los contribuyentes con ganancias en juego online -primero- y cómo hacerlo en caso de ganancias en juegos de SELAE y ONCE -después-, pasamos a informar sobre la realidad de todos aquellos que han operado con criptomonedas durante 2018 y es que que desde hace unas semanas la mayoría de estos inversores han podido comprobar cómo Hacienda explícitamente está realizando requerimientos y mostrando información relacionada con estas operaciones al solicitar la consulta de los datos fiscales.
INFOPLAY |
Aunque actualmente ningunalegislación europea está ejerciendo un control efectivo sobre las criptomonedas, las distintas Haciendas Públicas de la mayoría de países -incluyendo la española- llevan por lo menos dos años desarrollando legislación en torno a las criptomonedas y en esta Capaña de Renta 2018 se espera por primera vez den frutos los requerimientos de información que en los últimos meses ha solicitado Hacienda a bancos y empresas intermediarias en operaciones de criptodivisas.

Así que aquellos contribuyentes que operan con criptomonedas y que hasta ahora se creían a salvo del deber de tributar por ellas, estarán empezándose a dar cuenta de que en la realidad es que las posibles ganancias de dichas operaciones están sujetas al control y a la obligación tributaria con el fisco español.

  • Hacienda de España exige información a contribuyentes que operan con criptomonedas

Ciertamente, la Dirección General de Tributos de España, lleva unas semanas contactando a sus contribuyentes que hubieran realizando transacciones con criptomonedas. Así que de cara a la presente declaración del Impuesto Sobre la Renta de la que estamos hablando en este ESPECIAL, serán muchos los españoles que por primera vez vayan a declarar sus operaciones con activos digitales. Concretamente, la advertencia reza que han recibido este año miles de contribuyentes ha sido algo así cómo: “De acuerdo con los datos que dispone la AEAT (Agencia Estatal de Administración Tributaria) usted ha realizado operaciones con criptomonedas”.

Entre los inversores mínimamente informados, no ha sorprendido a nadie ya que el ente tributario español ya había advertido a sus contribuyentes que se deberían declarar en un futuro todas las transacciones realizadas con activos digitales. Tanto en las redes sociales del Ministerio de Hacienda como en numerosas declaraciones de emitidas por personal destacado del organismo se ha ido repitiendo este mensaje, poniendo de manifiesto que las operaciones con criptomonedas están sujetas a poder generar ganancias patrimoniales debido a la diferencia que los usuarios ganan tras operaciones de compra-venta puntuales o realizar operaciones de trading de manera habitual.

En todo caso cabe destacar que el interés mostrado por Hacienda para que los españoles declaremos nuestras posibles ganancias con criptomonedas, no debe de ninguna manera considerarse un intento de prohibir o limitar las operaciones con criptomonedas. De hecho, por lo que parece, los usuarios que han recibido estas solicitudes son aquellos que han concretado alguna venta y por ahora no existen peticiones para aquellos contribuyentes que simplemente compraron y mantuvieron sus activos digitales en sus respectivos exchanges (las famosas plataformas online donde se pueden comprar e intercambiar una criptomoneda por otro, además de posteriormente cambiarlas por dinero fiduciario).

  • ¿Cómo consigue Hacienda esa información?

En noviembre del año pasado Hacienda ya hizo publico que había identificado hasta a 15.000 contribuyentes que habían realizado transacciones con criptomonedas en 2018. Y lo hizo gracias a una campaña que ejecutó a principios de 2018, en la que solicitó información a 60 entidades, incluyendo los bancos e intermediarios financieros con los que tiene más contacto; por estar operando en España así en esta primera ronda de solicitud de datos, Hacienda apuntó mayoritariamente a los bancos nacionales más importantes y a los exchanges españoles.

Ahora el ente tributario, de cara a la Declaración de Renta 2018, está solicitando además declaraciones juradas sobre las posibles ganancias de dichas operaciones, oficialmente con el único objetivo de evitar la fuga de capitales, lavado de dinero y cualquier tipo de operación ilícita con activos digitales.

Por ahora parece evidente que en los casos de compras con tarjeta de crédito o débito en exchanges nacionales (como por ejemplo bit2me), Hacienda ya cuenta con toda la información correspondiente. 

  • Sólo se declaran beneficios

Actualmente, para Hacienda los bitcoins o cualquier criptomoneda tienen la consideración de activo intangible, así a efectos fiscales podríamos considerarlo de igual forma que la acción de una empresa o que un traspaso de un local comercial. Sin embargo, ante la imposibilidad de declarar todo movimiento, el criterio que se está teniendo en cuenta es declarar las inversiones en criptodivisas cuando éstas se convierten en moneda FIAT, normalmente cuando éstas se pasan a euros.

Al hacerlo así, es evidente que sólo deben declaran los incrementos patrimoniales, es decir cuando hay beneficios en dichas operaciones. Así pues, cuando una persona física invierte en en criptomonedas, deberá declarar las ganancias directamente en la declaración de la renta, incorporándolas a las ganancias patrimoniales de la base imponible del ahorro, indicando que se poseía un activo (criptomoneda) que ha generado unas ganancias que deben señalarse (y que se obtienen restandoel valor de transmisión al el valor de adquisición, excluyendo gastos como las comisiones) para acto seguido pagar el impuesto correspondiende dependiendo de los ingresos obtenidos y del resultado total de la declaración, que se hace por tramos y concretamente serán del 19%, 21% o 23% dependiendo de si la base imponible está entre 0 y 6.000€ (19%), de 6.000€ a 50.000€ (21%) o mayor de 50.000€ (23%).

En todo caso, Hacienda puede solicitar una declaración jurada especificando los movimientos realizados, algo que utilizará en caso que quiera revisar tu declaración de la renta.

Sin embargo, el pasado mes de agosto, el Ministerio de Hacienda respondió la consulta individual de un contribuyente que se preguntaba si debía declarar en caso de intercambio de una criptomoneda por otra. Una actividad, que por cierto es de las más habituales en monederos electrónicos como Srkill o en los exchanges más especializados en criptodivisas. Y la respuesta del Hacienda fue contundente, explicando que -efectivamente- si habías comprado una criptomoneda y la habías cambiado por otra, aunque el inversor no haya obtenido una pérdida o ganancia en una moneda de curso legal, éste también debe tributar por la operación: "El intercambio de una moneda virtual por otra moneda virtual diferente constituye una permuta, conforme a la definición contenida en el artículo 1.538 del Código Civil, que dispone: 'La permuta es un contrato por el cual cada uno de los contratantes se obliga a dar una cosa para recibir otra". Así pues, "dicho intercambio da lugar a una alteración en la composición del patrimonio, ya que se sustituye una cantidad de una moneda virtual por una cantidad de otra moneda virtual distinta, y con ocasión de esta alteración se pone de manifiesto una variación en el valor del patrimonio materializada en el valor de la moneda virtual que se adquiere en relación con el valor al que se obtuvo la moneda virtual que se entrega a cambio".


  • Los problemas 

Aunque como ya hemos dicho, el comprar criptomonedas a través de tarjetas de crédito o débito utilizando los exchanges más populares en España es casi sinónimo de que Hacienda cuenta ya con toda la información relativa a estas operaciones, también es cierto que muchos inversores en criptomonedas han optado desde hace tiempo por operar en aplicaciones y exchanges extranjeros como por ejemplo Bisq, que utilizando tecnología de código abierto se ha convertido en un actor importante a la hora de ser intermediario de esta clase de operaciones. Conseguir información de estos exchanges es uno de los retos más importantes con los que se encuentra Hacienda.


Datos aportados por el exchange Kraken en el que se muestra cómo 2018 ha sido el año donde las Administraciones Públicas han triplicado sus peticiones de información sobre las operaciones de sus clientes. 

Pero además, de seguir el rastro de los datos de estos exchanges, existen numerosos desafíos a los que Hacienda deberá hacer frente. Uno de ellos es la enorme cantidad de operaciones que se hayan podido dar a través de exchanges o webs de intermediación que ya no existan. Y es que en los últimos años han sido numerosos los casos de intermediarios que han cerrado o se han visto inmersos en escándalos como el de no poder asumir las reclamaciones relacionadas con pérdidas o sustracciones de contraseñas, por lo que existe un historial de operaciones que han quedado en un limbo ya que durante los primeros años del auge de las criptomonedas se han ido realizando pequeños pagos en BTC a través de plataformas de afiliados o intercambios incluso a través de salas de poker online norteamericanas.

Por último destacar que el gran número de contribuyentes que han recibido información de Hacienda sobre su obligación a declarar puede deberse también a los tratados de doble imposición. Y es que una de las priorirdades de España es contar con información con paises con los que apoyarse mútuamente para contar con la mayor cantidad posible de datos fiscales independientemente de la residencia física del contribuyente.
PUBLICIDAD