InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El presidente y director de operaciones de Blackstone dona 25 millones de dólares para la investigación contra el cáncer

 
 Según informa Forbes, Jon Gray, presidente y Director de Operaciones de Blackstone acaban de doner 25 millones de dólares para apoyar la investigación de cáncer relacionada con mutaciones BRCA, ampliando de forma destacada su apoyo total a esta noble causa, a la que ya han contribuido con más de 100 millones de dólares.
INFOPLAY |
Este pasado martes 24 de julio, el magnate de capital privado y Presidente de Blackstone Jonathan Gray y su esposa Mindy anunciaron la donación de 25 millones de dólares para la investigación de mutaciones genéticas perniciosas que pueden conducir al cáncer de mama y de ovario. Esta importante donación se produce después de que la pareja invirtiera 55 millones en los últimos siete años en el Centro Basser para BRCA de la Universidad de Pensilvania, el primer centro mundial dedicado a estudiar los cánceres relacionados con las mutaciones de BRCA. Las subvenciones se dividirán entre los siete equipos de investigación de todo el mundo y aportan a las donaciones filantrópicas de por vida de la pareja más de 175 millones, incluyendo más de 100 millones en investigación de BRCA.

"Esta clase de donaciones debe considerarse como una inversión, donde somos un inversor de alta convicción", dice Jon Gray, quien se convirtió en el Presidente y Director de Operaciones de Blackstone y es la mano derecha del cofundador Steve Schwarzman, siendo el número 2 de la empresa con su cargo de director de operaciones: "creo en un tema, creo en la logística global, o creo en los activos midstream o lo que sea, y encuentro un gran equipo de administración y me involucro en eso. Lo mismo en este caso, confío en este equipo de investigadores y en su lucha contra el cáncer".

Identificadas a mediados de la década de 1990, las mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2 pueden conducir a tasas drásticamente más altas de cáncer de mama y ovario en mujeres, así como a un riesgo elevado de cáncer de próstata y páncreas. Mientras que la mujer promedio tiene un 12% y un 1,3% de probabilidades, respectivamente, de desarrollar cáncer de mama y ovario, las mutaciones dañinas de BRCA aumentan la posibilidad hasta un 72% y un 44%, según el Instituto Nacional del Cáncer. Aunque el cáncer de mama se puede detectar mediante mamografías e imágenes de resonancia magnética, las pruebas y la prevención del cáncer de ovario siguen siendo difíciles de alcanzar, y la enfermedad a menudo vuela bajo el radar hasta sus últimas etapas.

"No hay manera de ver el cáncer de ovario a menos que abra el cuerpo de una mujer", dice Mindy Gray. "Para que una mujer joven tenga que extirpar profilácticamente sus ovarios es muy emocional y también tiene implicaciones porque inmediatamente entra en la menopausia".

Algunas mujeres con genes BRCA defectuosos han adoptado un enfoque muy proactivo. La actriz Angelina Jolie, quien heredó estas mutaciones genéticas, se extirpó los pechos en 2013 con una doble mastectomía preventiva para reducir el riesgo de contraer cáncer de mama; Se quitó los ovarios dos años después.

    0 Comentarios


  Déjanos tu opinión


PUBLICIDAD