InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PARA LA PRENSA GENERALISTA

Excelente... Luís Cruz (SAREIBA) explicando las causas del aumento de recaudación de los locales de apuestas en Baleares

 
 El presidente de la asociación que agrupa a los salones de juego de las islas (SAREIBA), Luis Cruz, explica en la prensa regional el porqué han crecido los ingresos de los locales de apuestas en Baleares a pesar del "pinchazo" del sector en las zonas más turísticas. Las estimaciones de esta Asociación sitúan en torno a los 25 millones de euros los ingresos que estas instalaciones van a obtener a lo largo de todo el ejercicio 2019.
INFOPLAY |
Atendiendo a los resultados alcanzados de enero a agosto, la estimación de los ingresos que van a obtener los locales de apuestas en Baleares en todo el ejercicio 2019 alcanzarían los 25 millones de euros, superando en 10 millones los obtenidos por el subsector el pasado año.

Sin embargo, existen cifras tan o más relevantes que sirven a Luís Cruz, presidente de la asociación que agrupa a los salones de juego de las islas (SAREIBA), para explicar de forma más certera y realista la realidad del sector. Por ejemplo, el gasto medio realizado por cliente, que se mantiene sin variación respecto al ejercicio anterior y en sintonía con las bajas cifras que se dan en todas las comunidades...

Cruz señala dos aspectos: el primero es que esa recaudación de 25 millones de euros, fruto de las apuestas deportivas, supone para las empresas del sector una recaudación bruta de unos cinco millones de euros. De ellos, hay que descontar los gastos de personal, alquiler de locales o electricidad, entre otros, y los de la fiscalidad. Hay que tener en cuenta que el Govern puede recaudar en torno a medio millón de euros de la mano de esta actividad durante este año.

En cuanto a las razones que explicarían esta subida de 15 a 25 millones, Cruz expone que existe un tema administrativo muy claro detrás de esta situación: la espera para obtener la correspondiente autorización autonómica para poder ofertar apuestas deportivas en la Comunidad, ya que muchos de estos establecimientos no la obtuvieron hasta finales del pasado año, lo que implica que apenas tuvieron actividad durante ese ejercicio a pesar de estar contabilizados como operadores en 2018.

Es decir, lo que ha sucedido es que durante los primeros ocho meses de 2019 ha habido muchos más salones abiertos y con esta oferta que en el mismo periodo de 2018. En estos momentos la cifra de salones cifran en torno a los 140 en el conjunto del archipiélago.

  Tal y como declara Luis Cruz a Diario de Mallorca, el ingreso medio por cada local de apuestas deportivas ha crecido en un año alrededor de un 10% de media, por debajo de las estimaciones iniciales para 2019 y 2020, que cifraban una subida en esa recaudación de un 15% a un 20% anual, a la vista de que se trata de un sector muy poco maduro y todavía muy desconocido para muchos residentes y turistas.


El escaso impacto en zonas turísticas

En cuanto a número de clientes, no se ha alcanzado el crecimiento esperado en los ingresos medios del sector porque el comportamiento de los turistas ha sido más débil, con ligeros recortes en su gasto respecto al año anterior incluso en las zonas con mayor peso del mercado británico, que es el más habituado a los establecimientos con este tipo de oferta debido a la tradición existente en ese país.

Eso supone que también el sector del juego se suma a las actividades empresariales que este año hablan de una temporada turística peor de la esperada.


Además, la implantación de las apuestas deportivas no ha supuesto una eclosión de las instalaciones de juego. Lo que ha sucedido, según Cruz, es que las salas con máquinas han incorporado también la posibilidad de hacer apuestas deportivas, algo que se refleja en que de los alrededor de 140 establecimientos de Baleares que ofrecen estas apuestas, solo cuatro se dedican en exclusiva a esta actividad (tres en Palma y uno en Magaluf).
PUBLICIDAD