InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El TSJB obliga a Hacienda a valorar lo que pierden los jugadores de póker

 
El Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJB) ha fallado a favor de un jugador que como en el polémico caso del ajedrecista Paco Vallejo, reclamaba que Hacienda le había solicitado liquidar una cantidad mucho mayor de lo que habían sido sus ganancias netas al final del ejercicio. Con este caso, como ya venimos informando desde hace meses, los Tribunales siguen atacando la forma de actuar de Hacienda en materia recaudatoria relacionada con ganancias de juego.
INFOPLAY |
Según infoma la prensa local en Baleares, el TSJB obligaría a Hacienda a valorar lo que pierden los jugadores de póker. Y es que el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJB) ha admitido el recurso de un jugador profesional de póker y obliga a Hacienda a incluir lo que perdió a la hora de calcular los impuestos que debe tributar.

Hacienda impuso al jugador una sanción por no declarar los 190.000 euros que había ganado en un torneo con ocasión del European Poker Tour celebrado en Barcelona. Éste  se limitó a tributar por 35.000 euros en ganancias que había obtenido con el juego en ese ejercicio.

Pero Hacienda le obligó a asumir el pago de casi 60.000 euros. El jugador acudió a la vía judicial.

Entre otros motivos, que se desestiman, pedía que la Agencia Tributaria tuviera en cuenta no sólo sus ganancias, sino sus pérdidas: tanto en partidas como el coste de inscripción en torneos en los que no había conseguido ganar nada. La ley cambió un año después para incluir esta posibilidad.

El TSJB admite que se debe descontar ese dinero, como ya se está haciendo en los últimos años. Sin embargo la cuestión radica en la retroactividad de la medida, que ha dejado desamparados a jugadores que consiguieron sus ganancias entre los años 2009 y 2014, época en la que no se podían compensar pérdidas por lo que no se priorizaba el principio básico de lo que ha de gravarse es el incremento real del patrimonio y no un incremente ficticio basado en ganancias concretas de un evento.

El caso es muy similar al del ajedrecista Francisco Vallejo, al que Hacienda reclamaba en torno a 100.000 euros por el movimiento generado en una serie de partidas de póker en línea justo el mismo año en el que lo fue este jugador profesional. Vallejo argumentó que perdió más dinero del que ganó en las partidas pero que, sin embargo, la Agencia Tributaria sólo tenía en cuenta las primeras y que, por tanto, le hacía una reclamación desmesurada de dinero.
PUBLICIDAD