InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

CEJUEGO – ENTREGA 4
Desmontando mitos sobre ‘Salones oscuros’, ‘barrios marginales’ y ‘cercanía a colegios’

 
Uno de los temas más controvertidos en la regulación del sector del juego es la planificación de los salones. En el documento de CEJUEGO sobre mitos y realidades se le dedica un epígrafe completo y a continuación se lo mostramos a ustedes.
INFOPLAY |
La ubicación de los locales, por su naturaleza, está principalmente distribuida en las grandes arterias de las ciudades por contar mucho tránsito y una buena visibilidad, a pesar de ello, su presencia está muy distribuida por toda la geografía. Todo esto rompe con el supuesto dogma de que “los operadores se instalan en barrios marginales ya que les interesan los clientes más vulnerables”.

Otra de las características que rigen estos salones es su tamaño, oscilante entre 50 y 250 m2 donde los usuarios realizan apuestas promedio de entre cinco y seis euros. Además, CEJUEGO se postula tajantemente a favor de fijar distancias de seguridad tanto entre establecimientos como con centros escolares, considerando que es la mejor garantía para un desarrollo controlado y sostenible del sector.

Con este mismo objetivo, el de la sostenibilidad de la industria, se solicita que en caso de abordar la retroactividad a la hora de regular las distancias, se garantice la seguridad jurídica de los establecimientos ya instalados, ya que por el contrario, repercutiría de una manera muy negativa en el sector por la gran cantidad de locales ya en funcionamiento que tendrían que modificar su ubicación.

La localización cercana a centros infantiles también ha sido un punto bastante criticado, asegurando algunas voces que “a los empresarios del juego les interesa estar cerca de los colegios”, algo completamente falso, pues los menores tienen prohibido el acceso y en ningún caso, son el público objetivo del sector del juego.

Un mito bastante repetido también es el de que “los locales son oscuros para buscar que los jugadores pierdan la noción del tiempo” cuando, sin embargo, es la propia administración la que impide la publicidad del juego ni mostrar lo que ocurre dentro de los salones con el argumento de no incitar al juego. La propia organización asegura no tener problema alguno en contar con locales luminosos y dotarlos de luz natural.


PUBLICIDAD