InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
XVI Congreso de Juego de Castilla y León

La aportación de la Industria del Juego y las Apuestas a la Sociedad, a debate en Aranda de Duero

 
Una de las aportaciones más esperadas del XVI Congreso del Juego de Castilla y León que se está celebrando en Aranda de Duero ha sido la mesa-coloquio titulada “Aportación de la Industria del Juego y las Apuestas a la Sociedad” que ha contado con eminencias en el sector como David Esteban Miguel, Secretario General de CECALE, Alejandro Pascual González, Jefe de Operaciones de Codere, Luis Javier Prieto Orallo, Secretario de Desarrollo Sectorial de la Federación de Servicios de CCOO y Miguel Ángel Rodríguez Gómez, Secretario Estatal de Juego de UGT.
INFOPLAY |
La primera intervención ha corrido a cargo del directivo de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León, que ha asegurado sentir “un verdadero placer y un honor por acudir a la cita en este Congreso Regional del Juego en Aranda de Duero, es un foro que ya conocemos, que es su edición número 16 y en la que participáis nada más y nada menos que 300 profesionales del sector de toda España. Quiero dar desde aquí mi enhorabuena a los organizadores”.
 
La generación y mantenimiento ha sido el tema sobre el que ha virado su discurso, “desde CECALE tenemos que poner en valor al sector del juego por su relevancia en cuanto a generación de empleo, número de empresas, facturación y sin olvidar su contribución fiscal en Castilla y León.
 
El sector del juego en España genera una cantidad muy relevante de empleo, si hablamos del público, SELAE y ONCE sostienen 40.000 empleos, a los que habría que sumar otros 46.000 directos del juego presencial y 35.000 indirectos de las operadoras de máquinas en hostelería, casinos, bingos y salones de juego.
 
En Castilla y León el dato es de 2.000 empleos, 450 empresas, casi 17.000 establecimientos de hostelería están autorizados para instalar máquinas de juego, tenemos tres casinos, 20 bingos, 133 salones de juego autorizados, 24 casas de apuestas, 70 zonas de juego y 68 corners de apuestas”.

La mala imagen que se tiene actualmente de ciertas partes de la industria también ha querido tratarla, “una frase que se ha dicho mucho es la demonización del sector, a nuestro entender ha sido culpa por elementos nuevos y aparentemente desregulados, que empañan la verdadera labor de un sector con una enorme complejidad y una minuciosidad extrema en el cumplimiento normativo, que es un aspecto sustancial de su gestión.
 
No he visto de momento un sector más regulado y que tenga más impuestos en Castilla y León. Debemos tener en cuenta que las CCAA regulan el juego privado presencial, mientras que el público y el online son competencias del Estado.
 
El juego online sí que está regulado, pero aún está pendiente de desarrollar la regulación de la publicidad tanto del juego público como del online privado. Estas nuevas formas de juego no presencial, a nuestro entender, han contaminado el sector del juego en España ya que mezclan una serie de características propias que empañan un sector, que en general está sufriendo un exceso de recaudación que no se ve compensado por el negocio en Internet.
 
Un negocio, el online, que a día de hoy sigue sin una regulación clara y que crece anualmente, aunque representa una parte pequeña del total del juego en España. Este juego no presencial cuenta con la ventaja de la disponibilidad inmediata que hace muy complicado seguir la pista de los responsables de algunas compañías, además, a esto le sumamos el continuo bombardeo de publicidad, incluso a través de “youtubers” que hacen publicidad de casas de apuestas que luego se ha demostrado que eran ilegales en España.
 
Aquí se ha hablado mucho de la publicidad, pero no se ha hablado de las nuevas maneras que tienen los jóvenes de llegar a esa información. Tenemos canales como Twitch, tenemos canales como Youtube, que te puedes suscribir a determinados sitios donde casualmente, hay un sorteo de un móvil, una tablet, de determinados elementos que en el fondo son juego, pero que no están regulados”.
 
El exhaustivo control al que se someten las empresas y aquellas que no lo cumplen también ha sido reseñado por Esteban, “la DGOJ inicia cada año decenas de expedientes para sancionar a operadores que no cumplen la ley y también obligan a agencias de publicidad, medios de comunicación, incluso a Youtubers, que aquellos anunciantes tienen la licencia estatal para operar en nuestro país, pero a pesar de ello, siguen emanando casos que sortean dichas leyes y crean un problema que contamina a la opinión pública de un sector, que como ya se ha dicho, tenéis un cumplimiento normativo exhaustivo como parte inseparable de vuestro ADN.
 
No debemos olvidar que el juego está plenamente normalizado e integrado en nuestra sociedad, es parte de su actividad de ocio y entretenimiento, que se ejerce desde el ámbito de la responsabilidad y la libertad individual de cada ciudadano.
 
El juego problemático existe, no hay que obviarlo, como cualquier otra actividad en la que se abuse de ello, constituye un problema individual por falta de control. De hecho, está contemplado por la estrategia nacional de adicciones del Ministerio de Sanidad dentro de las adicciones conductuales, tales como las compras compulsivas o las nuevas tecnologías”.
 
Por último, ha querido hacer un llamamiento a “no dejar que se demonice el sistema entero por lo que necesitamos compromiso y apoyo para lograr una regulación justa y equitativa. Tenemos que defender el juego, una actividad sana, libre y dirigida siempre a un público adulto, una forma de entretenimiento que ha ido evolucionando a lo largo de muchos siglos. 
 
De esta manera podemos dignificar este gran sector que da de comer a muchas familias y que genera una gran contribución económica y social”.

A continuación le ha cedido la palabra al dirigente de la afamada Codere, Alejandro Pascual González que ha remarcado sin ninguna duda cuál considera la aportación más importante que desde su empresa hacen a la sociedad, “si tenemos que marcar una es la que hacemos a los clientes. A los clientes les facilitamos una experiencia sana de ocio y entretenimiento, generalmente que se desarrolla en un entorno social. Esa es la aportación que hacemos.
 
Nuestros clientes de juego son 29.000.000 de personas en España, al final, año sí, año no, se mueve entre el 80% y 85% de la población adulta de este país, esto significa que tienen una experiencia saludable, que están satisfechos con lo que hacen y que vuelven y repiten y que es una actividad consolidada y que se hace como un ejercicio de su libertad individual.
 
Tenemos que decir también, que, además, contrariamente a lo que se está diciendo estos días, son clientes responsables. Tienen un comportamiento responsable y el presupuesto que dedican a esta actividad es una parte pequeña de su presupuesto de ocio y que en momentos de crisis o de dificultades económicas, seguramente esta partida es la que primero se recorta y que nosotros hemos sufrido como sector en la crisis económica de manera dramática, muy significativa y también, al contrario de lo que se está transmitiendo, no se han recuperado los niveles de juego anteriores a la crisis.”
 
No ha evitado pronunciarse sobre el juego problemático, aunque la ínfima tasa que se tiene en España lo convierte en algo casi anecdótico, “es verdad que también hay una parte pequeña de los clientes, el 0,3% de la población, que tienen problemas de juego. Esto para el sector, yo creo que lo primero que hay que hacer es relativizar el contexto, 0,3% es una cifra poco relevante en varios sentidos. Poco relevante con respecto a otras adicciones que hay y poco relevantes en un contexto internacional donde somos de los países que tienen una tasa de juego problemático más baja.
 
Eso seguramente no es casual, eso es porque el trabajo que se ha venido haciendo en los últimos años de regulación del sector en España ha funcionado, creo que hay modelos de acceso y de autoexclusión, que son referencia internacional y son parte responsable de la situación actual.
 
Dicho esto, no quiero concluir este tema sin decir que un 0,3% sigue siendo una cifra relevante que a nosotros como sector nos preocupa. Conjuntamente con las administraciones estamos desarrollando programas de juego responsable que traten de reducir y evitar este 0,3% y nuestro objetivo es que esto se reduzca progresivamente y parte fundamental es que, las personas que ya tienen problemas, mediante los registros de autoexclusión y acceso eviten su propagación”.
 
La generación de empleo en el sector, y en particular en Codere, ha sido otro de los puntos que ha tratado, “destacando otro grupo de interés fundamental, es un sector que genera muchísimo empleo. El sector general 75.000 empleos directos, otro 174.000 empleos indirectos y sostiene también otros 52.000 empleos en la hostelería. Esto sumado, directa e indirectamente, se generan recursos para 311.000 personas, lo que nos convierte en un sector muy importante para la economía nacional en términos de ocupación. 
 
En los últimos años hemos crecido un 10% en la creación de empleo y hemos generado 7.000 empleos a nivel nacional. Esto en cuanto a lo cuantitativo, es importante destacar también aspectos cualitativos del empleo que estamos generando.
 
En general, incorporamos perfiles muy variados. Somos punta de lanza en innovación y generamos un empleo de calidad, frente a empleos precarios de breve periodo, este sector tiene empleo de larga duración. Soy un ejemplo de esto, llevo 20 años en el sector y me he encontrado con profesionales que llevan más de 30 años en el sector y de manera continuada.
 
Invertimos cantidades significativas en formación continua, en tecnología, en aspectos de juego responsable. Es decir, nos preocupamos también de aspectos cualitativos de la generación de empleo”.
 
El último tema que ha tocado ha sido el de los poderes públicos, “creo que también generamos una contribución muy importante a las administraciones públicas. Más allá de la contribución a nivel fiscal, nosotros de alguna manera, participamos en un sector altamente regulado, que hay que evolucionarla, pero hay muchísima regulación y nosotros somos el brazo operativo de la Administración, nos ocupamos de desarrollar las políticas que define la Administración en términos de defensa del interés público y a través de nuestra actividad diaria, en los diferentes establecimientos que gestionamos, ponemos en valor esas políticas y hacemos que se cumplan.

Las inspecciones y los controles a los que estamos sometidos de manera continua demuestran que el nivel de cumplimiento sectorial conforme a la normativa es muy alto, y que somos un sector altamente cumplidor de estas obligaciones.
 
Hay que decir también que hay que tener cuidado con las medidas que se adopten. La alternativa al juego legal y regulado que conocemos no es mejor, la alternativa es el juego ilegal. Hay que tener cuidado con las medidas que se tomen para evitar problemas mayores a los que se están generando a día de hoy. El diálogo de las administraciones y los operadores del sector es fundamental como vía para definir nuevas regulaciones que contemplen todos los aspectos desde un ámbito de responsabilidad y que no limiten, ni la libertad individual de los consumidores ni la libertad de empresa de los empresarios del sector.
 
Para concluir, creo que somos un motor económico del país, tenemos una gran capacidad de generar nuevos productos, nuevas innovaciones, tenemos inversiones fuertes en ciberseguridad, en protección de datos, colaboramos activamente con la policía… Estamos integrados socialmente, somos un sector más”.
 
Superado el ecuador de la ponencia le ha llegado el turno de palabra a los representantes sindicales, empezando por el de CCOO, Luis Javier Prieto Orallo que ha abogado por la concordia y el diálogo entre los actores más importantes de la industria, “creo que debemos dar un valor positivo que es que en esta sala estamos los tres agentes que hacemos la negociación colectiva y legislamos. Por una parte las empresas, por otra los sindicatos y la regulación que hacen los políticos y estos foros son muy importantes para vernos los tres. Porque creo que debemos hablar mucho más de lo que hablamos”.
 
La regulación y su futura evolución no ha quedado fuera de su concienzudo análisis, “hay una cosa obvia, que se ha dicho ya, donde hay empresarios hay trabajadores. Nosotros vamos a estar siempre con el derecho al trabajo y el derecho del empresario a poder contratar. Esto no exime que haya una regulación también, curiosamente donde nosotros más estamos son aquellos de los sectores del juego donde están más regulados, por ejemplo, llevamos casi 40 años llevando el convenio de bingos. 
 
Yo creo que hay una legislación de bingos, que nadie puede decir ni obviar, que está perfectamente regulada. Hablaremos también de casinos, que es una regulación distinta, pero estamos también implantados. 
 
Gracias a esta regulación, gracias a que nosotros estamos presentes, podemos tener unas mejoras tanto para los trabajadores, como también hay una parte social que se retransmite con una regulación en bingos, que es donde me voy a centrar y que es el reflejo de lo que debería darse en todo el resto del sector. 
 
Se había dicho que todo el juego es igual, en algunos aspectos sí, tiene que haber una regulación homogénea, las reglas del juego deben ser las reglas básicas y si todos tenemos unas reglas que conocemos y respetamos, va a ser mucho más fácil para todo el mundo poder crecer, fomentar el trabajo y tener mayores beneficios. Creo que es muy importante este tema, una homogeneización de las condiciones regulatorias para todo el sector del juego.
 
También se ha dicho, y estoy totalmente de acuerdo, que hay una parte del sector, que arrastra a otra. La que no está tan regulada y que ha arrastrado a la otra de cara a la opinión pública. Ahora mismo, puede parecer que hay una mala opinión pública con respecto al juego, cuando hay una clara diferencia entre los sectores que sí están claramente regulados y los que no. Casualmente en los que nosotros estamos presentes”.
 
“Aparte, nosotros no solo hacemos una labor para los trabajadores” ha asegurado poco después, añadiendo que “sino también una labor social. Dentro de los observatorios hay cosas que tenemos que plantearnos. 
 
Hace poco se firmó un acuerdo entre las organizaciones empresariales con FEJAR, esto es algo que se debe poner en valor. Las cosas que se hacen hay que decirlas y transmitirlas. Nosotros, no estuvimos, pero cuando nos preguntaron nos pareció una experiencia buena y decidimos participar posteriormente.
 
El juego, como otras empresas tiene una parte social que ahora mismo está siendo muy atacada. Yo soy de la opinión que dentro de la regulación, o se participa o esa regulación va a venir hecha y va a ser peor y no nos vamos a poder quejar de que está una u otra porque no hemos querido participar. Creo que esto es una de las grandes cosas que como empresarios deberíais plantearos”.
 
Las conversaciones entre los distintos agentes han vuelto a ser recalcadas a modo de conclusión, “las organizaciones empresariales deben hablar más con las administraciones públicas y más con nosotros, para regular lo que no está regulado y para homogeneizar las condiciones donde sí están reguladas las cosas, para que el resto, paulatinamente se vayan regulando igual que otras cosas donde ya está funcionando durante más tiempo.
 
Estamos hablando muchas veces de los menores. De donde entran, de donde no… En bingo, desde hace más de 40 años existe el registro de acceso, donde es francamente difícil que una persona que está en ese registro de archivos se pueda colar, porque para eso tenemos personas, formadas, para evitar esto. Lo que tenemos que pedir es que en el resto de los sitios donde no está implantado, se haga igual.

Creo que también la lucha, que es de todos, también de la sociedad, para evitar que se pueda abusar del juego. Por supuesto, estamos todos de acuerdo, los menores no pueden entrar, los que están en listas no pueden entrar, pero esto si no está regulado, siempre va a haber alguien que lo va a intentar incumplir. Y esto es una responsabilidad de todos los que estamos aquí en esta sala”.
 
La intervención que ha cerrado este coloquio ha sido protagonizada por el Secretario Estatal de Juego de UGT, Miguel Ángel Rodríguez que ha hecho una especial incidencia en la aportación que considera, que el sector hace a la sociedad, “nuestros compañeros en casi todas las comunidades, por el empeño nuestro y por el dialogo social, conoce cada vez más el sector y conoce la importancia que tiene para el empleo.
 
La aportación está clara, la nuestra y de las patronales durante todo este tiempo es la negociación colectiva. Ha sido un pilar fundamental que ha podido consolidar una relación buena, no solo con las patronales y todo el sector sino también con las administraciones autonómicas”.
 
Esta relación entre empresarios, trabajadores y poderes públicos ha continuado siendo una línea transversal de su participación, “hemos sido capaces, de ir juntos a las administraciones autonómicas a solicitar las necesidades del sector, que ha evolucionado desde el 1979 que tuvo la primera legislación hasta la fecha. 
 
Gracias a esas negociaciones ha habido mantenimiento de empleo, en una situación donde el sector estaba en una crisis bastante profunda y entonces hay que hablar también de la parte positiva. Un sector como el nuestro, que ha estado en una crisis tan profunda, ha sido capaz de renovar todos los convenios año tras año. Hemos sido capaces de destacar en materias tan importantes como el observatorio, como la PRL y hemos metido materias que son fundamentales de derechos de los trabajadores. Es fundamental reconocer el trabajo, tanto de las patronales del sector del juego privado como los sindicatos que representamos a los trabajadores.
 
Ha sido una pena que haya habido una parálisis política como la que hay, que no solo viene por esta “revolución” que ha habido con el subsector de las casas de apuestas. También es verdad que, por medio, ha habido demasiadas elecciones y con esto ya significa una parálisis bastante importante.
 
Nosotros lo que siempre hemos destacado es que cuando la administración autonómica tiene voluntad, acaban apoyándonos. Saben que somos un sector que no fomentamos el juego problemático en ningún momento, que somos un sector que tiene una regulación muy importante. No es homogénea, cada CCAA ha regulado según las necesidades de cada comunidad, pero todo eso se irá avanzando poco a poco para que tengamos cada vez una regulación más homogénea”.
 
Para cerrar, Rodríguez ha salido al paso de las malas noticias que se ven continuamente en los medios de comunicación y que manchan la imagen del sector, “es necesario acabar con estas malas noticias. Yo creo que ya, en las CCAA habéis mucho hincapié en regular las entradas de los menores en las casas de apuestas, en el registro de prohibidos, lo mismo que ya teníamos en casinos y bingos. Es muy importante tener una regulación que de transparencia al ciudadano.
 
Es un sector de ocio y entretenimiento. No es un sector, diferente al de la hostelería y si ese tampoco genera alcoholismo, no tenemos que estar hablando siempre del juego problemático.
 
El juego problemático es bajo, y yo creo que las asociaciones de jugadores problemáticos han acordado con las patronales que justamente, el sector del juego privado no es un problema para el juego problemático. Es una enfermedad que habrá que atajarla y nosotros somos los primeros que no queremos tener jugadores problemáticos en nuestros centros.
 
El sector ha evolucionado mucho, las nuevas tecnologías han generado un empleo importante que ha evolucionado en la calidad de empleo y nosotros somos de los pocos que justamente tenemos un empleo estable. Hay muy poca temporalidad en el sector del juego privado y eso hay que ponerlo siempre en positivo, porque últimamente parece que se pone todo en negativo”.

    0 Comentarios


  Déjanos tu opinión


PUBLICIDAD