InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

ORENES, pendiente de la licencia de obras para levantar un espacio gastronómico y de ocio en Murcia de 3.000 metros cuadrados

 
 Están a punto de comenzar las primeras obras que se van a realizar en el edificio que Orenes Grupo quiere convertir en un mercado gastronómico y de ocio en Murcia, similar a los que con tanto éxito funcionan en Madrid (Mercado de San Miguel), Barcelona (La Boquería) o Sevilla (Mercado Lonja del Barranco).
INFOPLAY |

En febrero, Mercado de Correos, fruto de la alianza entre Orenes Grupo, propietario del inmueble, y Lonja Murcia SL presentaron el proyecto, que supondrá una inversión de tres millones de euros y conllevará la creación de 100 empleos directos y 150 indirectos. En esa misma fecha solicitaron en el Ayuntamiento la licencia de obras y actividad, que está tramitándose, si bien en estos meses han tenido que elaborar y presentar por exigencia de la Concejalía de Urbanismo un proyecto de refuerzo de estructura.

Así lo ha confirmado a La Verdad de Murcia, Pedro García Cuestas, director jurídico de Orenes Grupo y responsable del proyecto. “Lo presentamos hace un mes o mes y medio -explica- y parece que en cuestión de días o pocas semanas tendremos la licencia y podremos iniciar las obras. Nos gustaría llevarlas a cabo en el mes de agosto, que es cuando hay menos gente en Murcia, para que esta primera intervención, que es más molesta por los ruidos, tenga menos impacto entre los vecinos”.

Los promotores anunciaron hace cinco meses que querían abrir este nuevo espacio gastronómico y de ocio en el primer trimestre de 2018.2Y mantenemos el plazo -indica García Cuestas-. Me trasladan que el expediente va por buen camino y los técnicos del Ayuntamiento lo están viendo como un expediente importante para la ciudad. Nosotros queremos inaugurar un poco antes de las Fiestas de Primavera del año que viene porque pensamos que sería el momento idóneo para una muy buena presentación de un espacio de este tipo y de esta oferta para la ciudad”.

Según la promotora, el refuerzo de estructura podría llevar un par de meses y, a partir de ahí comenzaría la obra del gastromercado propiamente dicha, con la reforma interior y la decoración. García Cuestas incide en que “si se tienen que intensificar lo trabajos para cumplir con el calendario lo vamos a hacer”.

El antiguo edificio de Correos tiene una superficie de 3.000 metros cuadrados y se convertirá en un espacio de referencia para el ocio, la restauración y el tiempo libre. En la planta baja está prevista la instalación de quince puestos para actividades gastronómicas y zona de tiendas 'gourmet'. La primera planta estará destinada a la celebración de eventos, exposiciones, celebraciones, conferencias y reservará un espacio para tomar copas. La segunda planta será un gran espacio multiusos.

Por su céntrica ubicación y proximidad a los monumentos más relevantes de la ciudad, los promotores esperan recibir entre 400.000 y 500.000 visitantes al año.