InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
SÓLO PARA LOS LECTORES DE INFOPLAY

Eduardo Morales, cronista de lujo y narrador en primera persona del evento de CODERE y sus 10 años de historia

Hoy tenemos el privilegio de contar con Eduardo Morales como narrador en primera persona del despliegue de CODERE, no sólo ayer en la sede del majestuoso Bernabéu, sino también de los 10 años de apuestas de una firma imprescindible en nuestra oferta de negocio cuyo éxito está y estará en -"conocer al cliente, darle lo que quiere, al instante, como quiere, cuando quiere y donde quiere", en palabras de nuestro experto y consultor.

Así nos lo cuenta Eduardo Morales:
INFOPLAY |


CODERE - DIEZ AÑOS DE HISTORIA DE LAS APUESTAS EN ESPAÑA

Realmente son mas de 10 años si contamos con el comienzo de las apuestas deportivas en al Pais Vasco, pero también vale tomar la referencia de el periodo transcurrido en el que Codere ha jugado y está jugando un papel destacado en la evolución e innovación de las apuestas deportivas presenciales en España.

Hay otros actores que han acompañado desde el inicio la expansión y crecimiento de las apuestas deportivas en nuestro país que no fue fácil en sus inicios, porque en una empresa tradicional como Codere cuyo negocio estaba basado en las máquinas de hostelería, incluso desde dentro de la casa, se veían las apuestas deportivas como un enemigo canibalizador del negocio de sus máquinas de tipo B; algo que sucedió en otras muchas empresas importantes que no vieron en su inicio el potencial que tenían las apuestas deportivas para la economía del sector, y hasta qué punto son un segmento que se complementa perfectamente con las máquinas de juego.

Muchas empresas que ahora son punteras en la operación de apuestas se negaban a admitir no ya las apuestas en hostelería como un mal para su operación de máquinas B, si no incluso para los salones de juego, y no solamente por un mal calculado efecto de sustitución, sino porque traía a los locales “gente” que hasta ahora no pisaba un salón y podía “molestar” a sus clientes habituales de máquinas de juego.

El tiempo ha quitado esos miedos y dado la razón a quienes defendían/mos, la oportunidad que las apuestas deportivas representaban y representan para mejorar la economía del modelo de negocio del sector, y también añadir una mejor imagen a la actividad, al no considerarse un producto de juego en el sentido más puro de la aleatoriedad de los juegos de azar, incorporando la percepción de ocio mezclado con el deporte y lo que ello representa como diversión que enlaza con la gran afición que la gran mayoría de la población; mas la masculina, que tiene entre sus mayores clientes a un perfil entre 18 y 40 años, que no era necesariamente el mas asiduo a los salones de juego.

La crisis de los años 2008 al 2014, con el consiguiente deterioro de los ingresos en los segmentos de juego tradicionales, pudo superarse en muchos casos de locales de juego y empresas, con la incorporación de las apuestas deportivas y ese mayor aporte de ingresos que supuso para las salas de juego y locales de hostelería conde se pudieron instalar.

Digamos que la crisis permitió acentuar el impacto de las apuestas deportivas en un modelo de negocio que necesitaba más ingresos, y que no era posible conseguirlo mediante un mayor gasto por individuo si no con mas individuos gastando, y en esto las apuestas , han sido, y son capaces de atraer un publico distinto, mayoritariamente joven, mucho más asiduos que los de las máquinas de juego, que a la vez con el paso del tiempo también han demostrado que su transversalidad con juegos como la ruleta y algunas slots multi líneas, suponen hoy una aportación imprescindible para las salas de juego que nos distinguen de otros mercados europeos por poder disponer de otro producto adicional a las máquinas de juego que atrae a nuevos y más jóvenes clientes que son una garantía de futuro de estos locales.

La consolidación del mercado, una vez completado el desarrollo en todos las CCAA, hace que ahora sea mucho mayor la competitividad, ya que la expansión o crecimiento vendrá por el desarrollo aún con cierto recorrido que tienen las apuestas deportivas, consiguiendo ser mejor y diferencial, con el impulso a la creatividad e innovación necesaria ante un mercado mas competitivo, en el que ganará el que mejor consiga completar una oferta más allá del producto; en presencial ofreciendo una mejor experiencia, con más empatía e interacción con los clientes, para lo que la gestión de los datos, conocimiento de los hábitos y preferencias de los clientes, aplicando herramientas de inteligencia del negocio, le facilitarán dar respuesta directa y mas allá de la intuición para complacer una demanda cada vez mas especializada y conocedora del producto.

El acto que Codere celebro hoy en el Bernabeu puso de manifiesto lo importante que es hoy disponer del conocimiento del negocio, del cliente, incidir en la innovación y creatividad en el producto, contenidos, mercados y alternativas en el “back end” – en la gestión interna – lo que es necesario para completar y ofrecer un “front end” – que es lo que llega al cliente - que llegue a ser una simbiosis con los deseos los clientes.

A poco que todos los conceptos y desarrollos sean capaces de asumirlos los operadores de los espacios de apuestas y hacerlos llegar bien documentados y argumentados a los clientes, se habrán conseguido los objetivos trazados para cada una de las acciones y conceptos expuestos. Porque lo que es realmente importante no es solo desarrollarlos y explicarlos conceptualmente, que es fundamental, si no que sean perfectamente trasladados al cliente como objetivo final.

Para ello Codere cuenta con un equipo de profesionales, conocedores, capacitados, proactivos, que trabajan dentro de un equipo multi direccional, multi departamental y multi área, lo que permite que sea una máquina perfectamente engrasada para dar respuesta a las necesidades de la demanda de ahora y para el futuro, hacia unas apuestas deportivas que van a seguir evolucionando a caballo de la tecnología, la interactividad bidireccional entre la oferta y la demanda.

La evolución y expansión de las apuestas deportivas en los próximos años va a producirse con mucha rapidez gracias a la innovación tecnológica, la omnicanalidad y la especialización de las acciones de inmersión en la trazabilidad del cliente para conducirle y complacerle con sus gustos prácticamente en tiempo real, acompañándole en su movilidad, en lo que las tiendas o puntos de venta de apuestas no serán mas que una escala en su recorrido diario que podrá ser detectado y acompañado de la estrategia de acciones comerciales y de marketing también en tiempo real, con los eventos y ofertas que van a ser incorporadas durante el transcurso de los eventos, con un traslado de las apuestas pre-evento a las apuestas en directo o en vivo, que se va acelerar en el canal presencial siguiendo los pasos de lo que ya está pasando en el canal móvil.

Si analizados todos los movimientos e innovaciones, el foco principal está, no tanto en el producto o contenidos; que también; si no en el cliente y como darle lo que quiere, al instante, como quiere, cuando quiere y donde quiere, y todo se va a desarrollar muy rápidamente, desapareciendo la línea entre lo digital y lo presencial para llegar a todo el universo de clientes de todos los perfiles, sin olvidar que los espacios de apuestas deportivas presenciales deben ofrecer una nueva y mas diferencial forma de visualizar los eventos deportivos, porque una gran pantalla y un canal de pago ya lo tienen muchas casas y la mayoría de la hostelera “yacente”, y los clientes interactuarán con sus dispositivos móviles como “terminal de apuestas” principal en todos los espacios en que pueda encontrarse.

El camino recorrido por Codere en estos diez años permite afirmar, que tienen todos los ingredientes para afrontar el reto de la innovación y evolución de la oferta de apuestas deportivas y ser capaces de acompañar y en lo posible adelantarse a los escenarios que se vislumbran en el horizonte.