InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PIONERA Y EJEMPLAR ACCIÓN EN RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

ASEJU financia el proyecto “Objetivo: inclusión”, dirigido a mujeres víctimas de trata y en riesgo de exclusión

 

   Imagen de la última Junta Directiva de ASEJU


“Objetivo: inclusión” ofrece una salida a mujeres víctimas de trata de APRAMP (Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida) y mujeres en riesgo de exclusión pertenecientes a la Asociación Mensajeros de la Paz. El proyecto, que se presentará el próximo lunes 1 de octubre a las 10:30 horas en el Club Financiero Génova en Madrid, está financiado por ASEJU-Bingos de la Comunidad de Madrid y su puesta marcha correrá a cargo de la Asociación de Mujeres Amaltea junto a BPW-Madrid (Asociación de Mujeres Empresarias y Profesionales).
INFOPLAY |
El objetivo de esta iniciativa se basa en tres pilares: ayudar a las mujeres a salir de los círculos de violencia y exclusión, ofrecerles un instrumento para empoderarse económicamente y aumentar su autoestima para así tener mayores posibilidades reales de un mejor futuro.

En otro acto, que tendrá lugar el día 10 de octubre, los Bingos de la Comunidad de Madrid harán entrega de un cheque a Amaltea y BPW Madrid para que pongan en marcha el proyecto “Objetivo: inclusión”.

Es la primera vez que los Bingos de la Comunidad de Madrid se implican en un proyecto de Responsabilidad Social Corporativa que alimente las esperanzas de dignidad y futuro de un colectivo tan vulnerable como las víctimas de trata y las mujeres en riesgo de exclusión.

Con esta iniciativa, el sector del bingo de la Comunidad de Madrid muestra su sensibilidad, apoyo y complicidad con las mujeres más desfavorecidas facilitando las herramientas necesarias para lograr su independencia económica.

Amaltea y BPW-Madrid tienen experiencia a la hora de crear planes de negocio con espíritu emprendedor entre colectivos vulnerables, desde la creación de empresas a iniciativas de autoempleo. Así, resaltar la experiencia en Guinea Ecuatorial con la puesta en marcha de una cooperativa agrícola conformada por una treintena de mujeres. Este negocio está creciendo y ha permitido la construcción de dos escuelas en la que se educa a niños y niñas mientras las madres trabajan en la gestión de la empresa.

Paz Martín, presidenta de Amaltea y BPW-Madrid, resalta que estos proyectos no tienen un carácter asistencial, sino “solidario”, porque “las beneficiarias también aportarán su trabajo a la sociedad. Se trata de llevar a la práctica el proverbio regala un pescado a una persona y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida”.
0 Comentarios
ÚLTIMAS NOTICIAS
PUBLICIDAD