InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

EXCLUSIVA | El Presidente de SELAE admite que hay ludopatía entre los clientes de Loterías y Apuestas del Estado

 
Jesús Huerta Almendro, Presidente de SELAE acaba de escribir uno de sus primeros editoriales en el Boletín mensual de la Sociedad donde apela a los 12.000 puntos de venta, a la conciencia de lo público y dice aspirar a ser bandera del Juego Responsable.

Pero, además, menciona la ludopatía y el problema existente y su lucha por combatirlo en un ejercicio de asunción de una realidad que también se encuentra en Loterías y Apuestas del Estado, aunque sea de baja incidencia como ocurre en el juego privado.

El Presidente alude a que luchará contra el fraude y el blanqueo. Olvida también hacer alusión a la ambiciosa propuesta de mayor digitalización de las ventas aunque imaginamos que lo menciona subrepticiamente al afirmar: "De nada nos serviría tener los mejores juegos del mercado si no contáramos con formas adecuadas de comercializarlos". Se trata del típico Editorial de reafirmación pero lleno de momentos reveladores.
JACQUELINE MECINAS | MADRID

Editorial de Jesús Huerta Almendro:

LA ILUSIÓN DE NUESTRO RETO


La ilusión de nuestro reto Loterías y Apuestas del Estado es una de las empresas públicas más antiguas y queridas de España, con un origen que se remonta a 1763. Durante su dilatada historia ha sido capaz de conjugar tradición e innovación, manteniendo y dotándose de unos juegos atractivos y, en general, ampliamente aceptados por el público. La fiabilidad y transparencia han sido valores emblemáticos y claves de la aceptación de nuestra empresa por parte de la ciudadanía. El valor de compartir y el de la solidaridad, que nos alejan de una visión negativa y egoísta del juego, han estado siempre en la base de nuestro carácter social y público. Prueba de ello es, por ejemplo, la extendida costumbre de compartir los décimos y resguardos del Sorteo de Navidad —un sorteo que nos diferencia y con el que nos identifica todo el mundo— con familiares, amigos y compañeros de trabajo, o la ilusión que despiertan los grandes botes que se acumulan entre todos.

Nada de todo esto hubiese sido posible sin el esfuerzo de todos y cada uno de nuestros trabajadores. Trabajadores que, con su profesionalidad y dilatada experiencia, hacen posible el complejo día a día de la compañía, superando adversidades y sumando, en última instancia, en vez de restar. Tampoco sería posible sin la dedicación inestimable de nuestra red comercial. De nada nos serviría tener los mejores juegos del mercado si no contáramos con formas adecuadas de comercializarlos. Los cerca de 12.000 puntos de venta de Loterías y Apuestas del Estado repartidos por toda España, y cada uno de los trabajadores de nuestra empresa, que conformáis la gran familia de Loterías, sois nuestra cara visible y renováis con vuestro esfuerzo la fidelidad que millones de personas depositan en nosotros.

Tenemos retos por delante. La crisis y los avatares de los últimos años nos han dejado un panorama no exento de dificultades y necesidades, sentidas por todos, no fáciles de solucionar. Pero tenemos en nuestra mano una herramienta más potente que las dificultades: el diálogo, la capacidad de trabajo y la ilusión por lo que hacemos juntos. Estos elementos pueden permitirnos, con la más generosa amplitud de miras, ir haciendo camino al andar.

Ese trabajo es mi compromiso. Trabajar juntos. Buscar alianzas. Sólo desde la comunicación y la solidaridad de todos podremos superar adversidades. Nos legitima el uso de fondos públicos, tanto desde la perspectiva de los ingresos que generamos como del uso que damos a los mismos. No olvidéis que Loterías revierte cuanto ingresa directamente en la ciudadanía y, hoy por hoy, aspira a erigirse en abanderado del juego responsable, de la lucha contra las ludopatías o el fraude y el blanqueo. Desde esa conciencia de lo público, y desde la búsqueda de cuanto nos une para poder avanzar, os animo a todos a seguir trabajando, en equipo, con la misma entrega y dedicación que habéis demostrado hasta ahora, y conscientes de que nuestra labor, hoy como siempre, es un beneficio para el conjunto de la sociedad.


VER BOLETÍN