InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
 ESPECIAL InfoPLAY
LECCIONES, ARGUMENTOS Y CONSECUENCIAS DE UNA DRÁSTICA REDUCCIÓN DE LAS APUESTAS MÁXIMAS PERMITIDAS EN LOS FOBT BRITÁNICOS

EXCLUSIVA - Analizamos la crisis de los Terminales de Apuestas en Reino Unido 

 
 El valor en Bolsa de los grandes operadores de juego británicos -William Hill, Paddy Power Betfair y Labdokes Coral- no se han recuperado del fuerte retroceso que llegó el lunes. Los rumores sobre la polémica limitación de las cantidades de apuesta en los terminales FOBT parece van a acabar con el peor de los escenarios posible: su brutal reducción hasta las 2 libras. Analizamos las posibles consecuencias y los argumentos que están detrás de este drástico cambio llamado a poner en duda la viabilidad del sector en Reino Unido.
INFOPLAY |

Sobre las FOBT

El acrónimo FOBT (Fixed Odds Betting Terminal o Terminal de Apuestas con Cuotas Fijas) es un producto considerado Máquina Recreativa en la legislación británica que ha ido creciendo en popularidad en los últimos años gracias a su expansión en los innumerables "betting shops" tan populares allí. Estos terminales permiten al jugador poder disfrutar de una amplia oferta de apuestas con cuotas estables y en cuyo diseño y programación se incluye un porcentaje de retorno al jugador (RTP) como sucede en máquinas B o C en España. Dicho RTP varia por ley del 90 al 94% en el caso de los juegos de slot.

Los FOBT más populares son los que incluyen en su oferta de juego son ruleta, juegos de slots, blackjack y apuestas virtuales de carreras de caballos o galgos.

Por cada "tirada" o "jugada" la apuesta mínima suele ser de 1 libra esterlina (1£) mientras que la apuesta máxima limita el pago final a las 500£ 


Polémica y mala fama

Las FOBT llevan siendo protagonistas de un amplio debate en la sociedad y la industria desde 2001, el año en el que salieron al mercado en Reino Unido. Asociaciones de Ludópatas, políticos e incluso asociaciones de operadores de determinados segmentos (como el de las Carreras de Caballos y Galgos) han puesto en el punto de mira a estas máquinas hasta el punto que en la última campaña institucional en la que se advierten de los peligros de este producto, las FOBT eran comparadas con el "crack" y la cocaina.  

Además, desde 2009, las FOBT -especialmente debido a la apuesta máxima permitida de 100 libras- también han sido relacionadas con el blanqueo de dinero y el Ministerio de Finanzas ha publicado unas medidas a tomar en salones y betting shops para evitar esta práctica


El cambio sugerido

La fuerte presión institucional ha hecho que el debate sobre la reducción de los máximos de apuesta permitidos (actualmente son de 100 libras cada 20 minutos) se haya convertido en la gran lucha contra el sector del juego en Reino Unido, un país donde otras actividades del juego están totalmente normalizadas. La horquilla de mínimos propuesta va desde las 50 libras hasta las 2 libras. Y por lo que parece, los rumores señalan que la decisión final podría estar mucho más cerca de esas 2 libras. 

Pasar de 100£ de máximo a cualquier cantidad entre 50£ y 20£ tendría un impacto muy negativo en el conjunto de la industria. Pasar de las 100 libras a algo que fuera inferior a las 20 acabaría con la viabilidad empresarial de la mayoría de estos establecimientos -salones de juego y casas de apuestas- que tienen en los FOBT su producto estrella en ingresos.

Así pues, lo que está en juego es mucho. El proyecto de ley que daba el visto bueno a este cambio lo propuso en el Parlamento el ex- Premier británico David Cameron pero el plan se ha reforzado desde entonces con el gobierno de Theresa May. De hecho, el diputado y nuevo Secretario del departamento de Cultura, Deportes y Medios de Comunicación, Matthew Hancock sería el encargado de comunicar el nuevo límite de 2 libras esterlinas en los próximos días. Curiosamente Hancock, es considerado uno de los políticos que mayor simpatía tiene con el sector de las apuestas hípicas, pero precisamente esa afinidad lke ha hecho declarar que su posición sobre los FOBT es clara: "es una clase de apuesta negativa para la sociedad, especialmente si tenemos en cuenta que es una actividad que reduce el volumen de apuestas de actividades razonables como lo son las carreras de caballos". 


Consecuencias de una reducción de 100 a 2£

Analizamos brevemente las consecuencias que tendría una reducción tan significativa como la planteada en el límite máximo de apuestas en estos terminales FOBT.

1) Caida en bolsa del precio de las compañías de juego más importantes de Reino Unido: evidentemente las empresas más afectadas serían los operadores que cuentan con gran parte de su negocio en el segmento presencial de Reino Unido. Así, además de penalizar a compañías como Ladbrokes Coral o William Hill y no afectar a operadores no expuestos como 888, los expertos también valoran que acuerdos corporativos como la compra por parte de GVC de Labbrokes Coral podrían verse afectadas con una reduccióin significativa de la oferta de adquisición realizada. 

La realidad ha sido que William Hill lleva perdido un 12% de su valor y Ladbrokes Coral un 8%. Curiosamente, el único operador expuesto que se mostró favorable a la reducción de estas cantidades -aunque propuso cantidades alternativas como 50 o 20 libras- ha sido Paddy Power Betfair, ha sido la empresa menos castigada en Bolsa esta semana.


2) Paro y cierre de salones presenciales: los operadores hablan ya de un reajuste de su oferta que supondría el cierre de 3,000 locales y pondría en cuestión la viabilidad de 2.000 más, además de eliminar más de 15.000 puestos de trabajo.

3) Reducción en la recaudación de impuestos locales y estatales: las FOBT como producto líder en ingresos en la mayoría de establecimientos físicos de Reino Unido generaban una gran parte de los impuestos recaudados para administraciones locales y para el Estado. Sin embargo parece que las Instituciones Públicas opinan que con esa decisión se disminuiría el gasto social y nuevos negocios podrían aparecer en las economias locales.

4) El impacto en el negocio de carreras de caballos: a pesar que Jim Mullen (Director Ejecutivo de Ladbrokes) puso el grito en el cielo señalando las dudas que una crisis provocada por las FOBT supondría en el negocio de las carreras de caballos, lo cierto es que portavoces de Hipódromos y empresas de este sector han señalado que creen que aunque la reducción del máximo de apuesta en estos terminales FOBT hará bajar la recaudacio y por lo tanto bajaría la inversión en derechos televisivos que pagan los operadores de juegoe en las carreras de caballos y galgos, creen firmemente que las FOBT estaban canibalizando toda la oferta de apuestas deportivas y de carreras de los establecimientos de juego. 


PUBLICIDAD