InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Reino Unido reflexiona sobre el papel de los bancos a la hora de promover el Juego Responsable

 
 Tras la decisión de Barclays de incluir en su nueva App de banca móvil un servicio de autoexclusión y bloqueo automático de transacciones relacionadas con sectores como el juego, en Reino Unido se ha abierto el debate sobre el papel de las instituciones financieras a la hora de promover el juego responsable.
INFOPLAY |
La decisión tomada hace exactamente un mes por Barclays, de permitir a sus propios clientes que pudieran bloquear las transacciones relacionadas con ciertas compras y transacciones con sus tarjetas y sus aplicaciones de pago instantáneo, fue ampliamente aplaudida en Reino Unido por las asociaciones que velan por la protección de personas con adicciones. 

Eliminar en apenas un click la posibilida de realizar cualquier gasto en ciertos tipos de negocios minoristas, se ha convertido en una medida popular que en breve será apoyada por otras instituciones financieras. En palabras de los responsables de comunicación del propio banco: "la herramienta es la mejor manera para nuestros clientes de administrar el dinero de una manera simple y segura".


La funcionalidad lanzada por Barclays y el sector del juego 

La última aplicación de banca móvil lanzada por Barclays el pasado 11 de diciembre incluía una opción que sirve para que el propio titular de la cuenta bancaria y sus tarjetas de débito asociadas pueda limitar el uso y el volumen de gasto en diversos tipos de negocio. Explícitamente -y ocupando una de las primeras posiciones en una lista preestablecida de actividades minoristas y mayoristas que podían restringirse- se incluía el sector de juego online y un listado de salones, casinos y casas de apuestas presenciales.
 
De esta forma, la aplicación prometía ayudar a las personas que se enfrentan a adicciones y ayudar a que pudieran controlar sus finanzas personales.

En la aplicación se incluían numerosos sectores y actividades, por ejemplo centros comerciales, tiendas y cadenas de supermercados donde se vende alcohol, estancos, quioscos, pubs...

Los operadores de juego han aplaudido la medida a través de la voz de varias asociaciones, y se ha percibido también como una forma de mantener bajo control la actividad de usuarios que podrían tener problemas con el juego. Sin embargo, cabe recordar que el sector en 2018 ha completado un año donde la puesta en vigor de nuevas medidas en favor del juego responsable han sido muy destacadas y los mecanismos que aseguran la autoexclusión de clientes que presentan pautas de apuestas potencialmente problemáticas o de aquellos que así lo deseen, funcionan perfectamente y están cumpliendo su función.


Los bancos y sus limitaciones en España 

Una medida como la llevada a cabo por Barclays no debería sorprender a los clientes de los bancos y las cajas de ahorros españolas. Y es ya desde 2010, el sector financiero español ha ido incluyendo en sus opciones de uso de tarjetas y de transacciones con terceros, elementos que limitan o restringen por ejemplo ingresos con operadores de juego y apuestas. Para ello se han servido de su política general de limitaciones a las transacciones online.
 
Otros métodos de pago como por ejemplo los monederos electrónicos Paypal o Skrill también permiten eliminar la opción de usar la totalidad o parte de su saldo para negocios online relacionados con el juego o productos financieros (Forex, Opciones Binarias...).

Aunque la seguridad y evitar operaciones fraudulentas sean los principales argumentos esgrimidos por la banca para ejercer estas limitaciones, lo cierto es que el control financiero de personas con cualquier tipo de adicción podría ser también un noble fin para esta clase de restricciones.


    0 Comentarios


  Déjanos tu opinión


PUBLICIDAD