InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
COBERTURA EXCLUSIVA | Jornada Técnica sobre la Responsabilidad Social de los Salones de Juego de Euskadi

 Peio de Frutos: “Creíamos que la sociedad nos iba a ver como un servicio más pero nos perciben como un problema y hay que dar  respuesta con coherencia metodológica”

 
 La ciudad de San Sebastián se vistió de gala para recibir a los asistentes de la Jornada Técnica sobre la Responsabilidad Social de los Salones de Juego de Euskadi, celebrada este 29 de octubre en las hermosas instalaciones del Hotel Monte Igeldo de Donostia.
INFOPLAY |
Este evento estuvo organizado por la Asociación de Salones recreativos y de juego de Euskadi (A.S.E); y, fue su Secretario, Peio de Frutos, quien con su ponencia titulada Génesis y Plan de Formación de la A.S.E. explicó de dónde surgió la importancia de la responsabilidad social para el sector.

Inició con un recuento de las diferentes normativas que han tenido en el País Vasco en relación al juego e incluso afirmó que quizás “en un momento nos pudieron chocar, pero ahora con la perspectiva del siglo XXI vemos que eran medidas que necesitábamos y que además nos hicieron todo más fácil”.

En este sentido, destaca el decreto 120/2016 y lo califica como una normativa innovadora, resultado de un trabajo arduo de la administración en la que “colaboramos todos los subsectores del juego de Euskadi” para la unificación de los criterios de todos los reglamentos individuales sobre salones, bingos y otros.

Aprovechó la oportunidad para reflexionar sobre los cambios vertiginosos en todos los sentidos y de los cuales no escapa el sector del juego. En este escenario de cambios, tienen lugar los escraches y manifestaciones que tienen amplia difusión en los medios de comunicación.

Al respecto, Peio de Frutos afirma “el sector del juego está en una espiral maligna, que se caracteriza por el yo rechazo, yo niego, yo destruyo y lo que tenemos que hacer es pasar a la espiral creativa”, en la cual predominan el yo me informo, entiendo y opino. Y concluye que en este aspecto “sí tenemos un problema” reputacional del cual es necesario salir.

En esta tónica define problema y lo relaciona con una realidad persistente que se diferencia radical o sensiblemente de las expectativas previas. En este sentido, “creíamos que la sociedad nos iba a ver como un servicio más, como un servicio positivo, sin embargo nuestras expectativas no sean cumplido y nos perciben como un problema, y a eso tenemos que darle una respuesta con coherencia metodológica”.

Sobre la reputación, el ponente afirma que “es un concepto emocional contra el cual es difícil luchar”, sin embargo es posible modificarla y para ello hay que hacer acciones de responsabilidad social corporativa; que si bien no garantizan cambios trascendentales en la opinión pública, influirán en que esta no empeore. En todo caso, una comunicación responsable de las acciones será de vital importancia.

El secretario de la Asociación de Salones recreativos y de juego de Euskadi (A.S.E) afirma que ante este contexto de presiones por parte de la opinión pública las Administraciones establecen regulaciones, controles, inspecciones y sanciones.

Las principales medidas de para controlar y minimizar las externalidad del Juego en el país vasco son: normativa estricta; cuerpo de policía específico, Unidad de Juego dela Ertzainza; planificación, control e inspección; promoción obligatoria de medidas de Juego responsable; cartelería señalética obligatoria en todos los locales; y, la formación del personal.

Destaca que los mensajes contenidos en el material promocional obligatorio son producto del consenso de todos sectores involucrados y promovidos por la administración, la cual a su vez ha desarrollado otros materiales, como los manuales de buenas prácticas de juego responsable junto a la Asociación Alavesa de Jugadores en Rehabilitación, que son usados en los planes de formación que ya ha llegado a 120 empleados.

Este proceso de formación parte de la responsabilidad social, está en línea con ANESAR, pero con las especificaciones del País Vasco. Hasta el momento ha sido impartido únicamente de manera presencial, pero ante las incompatibilidades de horarios se han planteado tener una versión multicanal en línea, lo cual ayuda al propósito de lograr que el 100 % de los empleados estén formados y certificados.

Peio de Frutos ve además en la formación otra potencial ventaja para la comunicación del buen hacer, y concluye que si en el sector de los salones del juego en Euskadi hay 1200 empleados, al tenerlos formados en el área del juego responsable, éstos podrán comunicarle a su entorno inmediato sobre las acciones en marcha y ayudar a replicar el mensaje. Pues como afirma, “tan importante es hacerlo bien, como hacerlo saber”.

    0 Comentarios


  Déjanos tu opinión


PUBLICIDAD