InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Pilar Alonso derrocha sabiduría y sensatez en una soberbia ponencia muy aplaudida

 
La ex Directora General de Interior del Principado de Asturias, Pilar Alonso Alonso también ha participado en la mesa-coloquio “Estrategias de Juego Responsable en el sector privado” con gran maestría compartiendo su tremenda experiencia en materia de Juego Responsable en el XVI Congreso del Juego de Castilla y León. 
INFOPLAY |
El programa de juego problemático de Asturias ha sido uno de los principales temas dentro de su intervención, “quiero señalar en primer lugar, que cuando en Asturias comenzamos el programa de prevención de juego problemático, que como saben, se hizo en colaboración desde el grupo de inspección con todas las áreas de administración, la organizaciones juveniles, las asociaciones de juego problemático, los sindicatos y la patronal junto con los representantes del sector del juego.
 
Yo creo que no hay mejor fórmula para que todos se conozcan, conozcan mejor la dimensión del sector, lo que significa… Porque una de las cuestiones que nos encontramos a la hora de elaborar el plan era, por un lado el desconocimiento por parte de sanidad y de educación del mundo del juego, por lo cual se estaban articulando medidas que en realidad, no respondían a las necesidades que podría plantear el sector.
 
En segundo lugar vimos que había una falta de comunicación entre otras organizaciones que puso encima de la mesa una reflexión que debe conducir a un consenso sobre las medidas que se adopten porque sólo así, evitaremos que algunos las utilicen políticamente.
 
Si hay un consenso entre todos para que las medidas más adecuadas, que luego se evaluarán y habrá que corregir, o no, son estas, es muy difícil que puedan hacer su fruto esas posiciones totalmente demagógicas que están instrumentalizando el tema para hacer política”.
 
El tratamiento y funcionamiento de la Ley de Juego ha sido otro de los aspectos troncales en el discurso de Alonso, “nosotros partimos de la base de algo que era aceptado en toda la CCAA porque la Ley de Juego de Asturias se aprobó por unanimidad y establece unos principios en los que se exige a todo el mundo que acepten y respeten como la protección y prevención de colectivos vulnerables junto con unas reglas básicas para una política de Juego Responsable.
 
Esta ley entiende actuaciones preventivas de sensibilización, de intervención y control y de reparación de los aspectos negativos que pueda tener el ejercicio del juego para algunas personas.
 
Cuando estábamos diseñando el programa todo el mundo pensaba en medidas sanitarias, educativas y claro, alguien tiene que decir que todas las medidas de regulación son medidas de prevención y hablamos para el gran público diciendo que estamos muy regulados, pero la gente no sabe lo que es eso. La gente no sabe si eso es que va la policía de continuo porque parece que son muy peligrosos o si es que son vigilados por no sé qué razón, no se conoce. 
 
¿Por qué la ley establece una serie de medidas como control de acceso? ¿Las distancias entre centros educativos? Yo coincido con el Director de Policía cuando hablaba de la desinformación absoluta y la ignorancia más grande respecto a lo que hay.
 
En casi todas las comunidades hay una distancia con respecto a los centros educativos, la regulación de la velocidad de las máquinas, la importancia de la planificación del sector y por qué la vigilancia a través de los planes de inspección. Esto son medidas preventivas, son medidas que se han adoptado por un acuerdo y que conllevan un seguimiento a través del plan de inspección que ejecuta el grupo del juego.
 
Quiero decir que es muy diferente tener un grupo del juego en convenio con el Ministerio que es exclusivamente dedicado al juego, que tener un grupo de policías dedicados a muchas cosas”.
 
Posteriormente les ha llegado el turno a los datos, “creo que cuando se hablaba de las estadísticas a nivel nacional de inspecciones, es que en Asturias se han hecho 1.300 inspecciones, son 35 establecimientos de juego, 400 de ellas han sido sólo a menores. Esto hay que decírselo a la población, ¿qué vamos a tener a la policía vigilando todos los días esto? No se sabe que existe un control de lo más riguroso, es que son abrumadoras las cifras de inspecciones. 
 
Yo he querido sacar de los estudios del Ministerio una parte de la que nunca se habla, que me parece relevante y es que el 79% de las personas encuestadas considera que las personas tienen derecho a jugar, pero el 58% opina que el juego es un vicio, una droga o una enfermedad y el 52% que puede suponer un peligro para la vida en familia. Y luego, que las personas no jugadores son las que tienen una visión más negativa. Esto es lo que pensaban en 2015, imaginaros lo que piensan ahora con toda esta campaña.
 
Cuando las cosas hay que explicarlas mucho, malo. Cuando hay que explicar demasiadas cosas, estás en una situación de total desventaja por lo tanto, lo que cabe, es adoptar medidas y hacerlas muy visibles”.
 
No ha querido tampoco dejar sin tratar el principal contenido de la mesa-coloquio, las estrategias de Juego Responsable, “nosotros al sector privado lo hemos incluido en las estrategias informativas de sensibilización y concienciación, que son medidas en las que sanidad nos ha recomendado determinar muy claramente, a qué población van dirigidas las campañas.
 
En este ámbito, en las jornadas de Asturias que se celebraron en mayo y que se dedicaron exclusivamente a hablar de Juego Responsable en entidades privadas se puso de manifiesto que ya hay algunas iniciativas muy positivas como por ejemplo, la importancia de utilizar a las figuras mediáticas a la inversa para realizar campañas de prevención y no de captación. O la campaña de COFAR con la distribución de los folletos por los bares que el grupo de inspección, nos ha reiterado varias veces que en los bares no hay conocimiento de cuáles son las normas mínimas que deben seguir en caso de que haya un menor jugando.
 
Es importante porque todo eso de cara a la opinión pública revela que hay control, que se tiene en cuenta el tema de los menores… Es una campaña en positivo, a mí me parece que era una necesidad y que hay que resaltar en se vaya a hacer en 30.000 bares de España”.
 
Un aspecto tan importante como la formación del personal no ha quedado excluido del análisis de la asturiana, “creo que hay dos medidas fundamentales y que requieren un compromiso por parte del sector. Una, la formación del personal empleado en empresas de juego, que tengo que decir que fui de incógnito a los salones y hay muchas deficiencias y es una política de juego que debe tener todo el sector como muy importante. 
 
Hay dos medidas muy sencillas, pero que si no se visualiza que se ponen en práctica, la población cree que esto es “La casa de Tócame Roque”, cuando pusimos en marcha el protocolo de menores se obligó a la policía local, a los centros educativos, al personal de los centros a hablar de cómo se realizaba el control de menores y esto tiene una transcendencia pública y genera la seguridad de que se está trabajando en ello.
 
En segundo lugar, el registro de prohibidos. Es el único sector que tiene algo así, pero ¿cómo funciona? ¿cómo se lleva a cabo? Que esos trabajadores sepan cómo se utiliza el registro de prohibidos.
 
También se hablaba con las condiciones laborales, ojito con las personas que están trabajando en los salones, porque a mí no me cabe duda que en los bingos y en los casinos ya hay una profesionalización y unas garantías que nosotros hemos comprobado que van muy por delante de los salones, por ejemplo. Si no existe ese personal formado y se está más preocupado por despachar la cafetería que por informar adecuadamente, vamos muy mal. Y esto es una carencia que nosotros hemos detectado.
 
El segundo son todos esos temas de control e inspección a los que somos muy reacios como, por ejemplo, con la homologación de material de juego. La gente no sabía que en Asturias, los empresarios no pueden poner publicidad prácticamente en ningún sitio. Pero, ¿qué influye? No influye en ningún sitio, influye el hecho de que hay una campaña en televisión tremendamente agresiva que luego se refleja en unas casas de apuestas con una publicidad tremenda y que se relaciona. Aquí ya hay una cuestión de picardía empresarial”.
 
A modo de conclusión ha tratado la situación social en cuanto a visibilidad del sector, “si socialmente los salones de juego no están mal vistos, si están mal vistas las casas de apuestas, pues empiecen ustedes por aplicar un poco de criterio en ese sentido.
 
En temas de publicidad sigo diciendo que qué pasa con ese decreto, que es como para hacer una rebelión ya. Que algunos de los que más critican el tema de la publicidad hacen muy poco para que salga adelante ese decreto.
 
Somos los primeros interesados en que se visualice una sala de juego como una sala normalizada, no con esa espectacularidad de anuncios que nos han creado muchos problemas a la administración. 
 
Segundo, un control de acceso claro y rotundo. ¿Por qué no puede haber personal en el control de acceso? Vamos siempre a lo más fácil y económico que es ir a determinados tipos de controles que por otra parte, en nuestro grupo de inspección detecta que no es lo mismo, un torno que impide el paso hasta que llega la persona que todos los demás sistemas de control.
 
Son políticas de juego de las empresas que deberían de llevar con orgullo e invertir precisamente ahí y menos en determinado tipo de campañas y actividades que parece que estamos buscando aquí a ver qué cosas maravillosas hacemos. 
 
El sector tiene que cumplir con las normas estrictamente y hacer gala de ello. Hacer gala de cómo funciona y explicarlo”.

    0 Comentarios


  Déjanos tu opinión


PUBLICIDAD