InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
 PREOCUPACIÓN EN EL SECTOR DE LAS APUESTAS DEPORTIVAS

ESPECIAL EXCLUSIVO
Así afecta a las casas de apuestas la incertidumbre que rodea al CLÁSICO

 
Por fin ha llegado el "18D", el día en el que FC Barcelona y Real Madrid se midan en el primer Clásico del futbol español de la temporada. Un partido que fue aplazado el pasado 26 de octubre por los graves disturbios que se vivían entonces en Ciudad Condal tras conocerse la sentencia al juicio del "procés". Aunque la alerta debería estar centrada en la seguridad de futbolistas y aficionados, la gran repercusión a nivel internacional del evento y las peculiares circunstancias que rodan al encuentro, también nos encontramos con el recelo de los operadores de apuestas deportivas. Te explicamos cómo afecta la incertidumbre que rodea al encuentro a las casas de apuestas.
INFOPLAY |
Los movimientos independentistas en Catalunya, liderados por Tsunami Democràtic, llevan tiempo haciendo un llamamiento público para manifestarse contra España con ocasión de uno de los escaparates más importantes a nivel mundial de cuántos se celebran anualmente en la Ciudad Condal: la disputa del Clásico FC Barcelona - Real Madrid.

En el terreno deportivo, ambos equipos llegan a este partido como líderes y empatados a puntos en lo más alto de la clasificación de La Liga Santander algo que debería ser suficiente para garantizar que los operadores de apuestas deportivas encontraran en este partido uno de los que más volumenes de apuestas moviera en todo 2019. Sin embargo, el contexto actual ha provocado que aunque el partido no compita con ningún otro evento deportivo relevante hoy miércoles 18 de Diciembre, las expectativas para los operadores no sean del todo halagüeñas.

Señalamos a continuación tres aspectos importantes para mostrar el impacto de las dudas que genera el partido entre los operadores:

La incertidumbre entre los apostantes

En un evento de estas características, en el que a los apostadores habituales se les suman miles de apostadores recreacionales atraídos por el propio "duelo" entre los dos máximos rivales en el fútbol español, los ya de por sí complejos Términos y Condiciones que tratan de explicar el desenlace de las apuestas en caso de suspensión, se vuelven un motivo de confusión para los clientes. Y es que la poltica de cancelación de cuotas varía dependiendo del operador. En todo caso, deberían estar claramente explicadas en el Contrato del Jugador y ser accesibles para su consulta en las distintas secciones de Ayuda de los operadores.

Para las casas de apuestas, por regla general el factor más relevante en caso de suspensión de un partido es si se ha llegado a empezar o si la suspensión se ha decidido antes del inicio del mismo.

En el primer caso, si el evento ha sido suspendido una vez empezado, el apostador deberá esperar una media de 24 horas hasta encontrar una solución para la resolución de su apuesta. Normalmente, los organismos competentes (LFP y RFEF) tienen un plazo de 24 horas para decidir una nueva fecha y pueden darse dos escenarios:

a) Si el partido se reanuda y finaliza dentro las 24 horas posteriores a la suspensión las apuestas se calculan normalmente.
b) Si el partido finaliza en un marco de tiempo especificado pero superior a las 24 horas, la decisión depende del tiempo jugado: normalmente si ha sido menos de 90 minutos, se retiene la apuesta. Si se ha jugado más, se dan las apuestas como finalizadas con el resultado que haya en el marcador en esos momentos.

En el segundo caso, si el partido no ha empezado y se ha suspendido, normalmente las apuestas serán retornadas con cuota 1.

Evidentemente las decisisones se complican cuando hablamos de apuestas involucradas ya han sucedido, como por ejemplo número de córners, goleadores, número de tarjetas amarillas... en la mayoría de estos casos la apuesta será calculada y pagada en caso de acierto como cualquier otra apuesta.

Menos promociones

En los años previos, el Clásico suponía sin duda una enorme plataforma de visibilidad para los operadores de apuestas, que ponían en marcha todo su arsenal promocional. Especialmente si el operador contaba con algún acuerdo de patrocinio con los equipos implicados o como el caso de Sportium, siendo sponsor de la Liga de Fútbol Profesional. En todo caso, los bonos especiales, las apuestas gratuítas o las cuotas mejoradas eran campañas recurrentes con ocasión de este encuentro.

Ante la incertidumbre de su completa celebración y la obligación -en caso de problemas- de acudir a los Términos y Condiciones arriba explicados; en este Clásico no encontramos tanta repercusión de las promociones de casas de apuestas. Y es que muchas de ellas ya realizaron acciones en la fecha de la décima jornada de Liga -en la que estaba prevista la disputa del partido- y algunas no pudieron ejecutarse ni pagarse. 

Una cuestión de imagen

En los últimos años, el movimiento independentista ha contado como abanderado a ciertos grupos antisistema, que en barrios de Barcelona como Sants se han posicionado explicitamente en contra de salones de juego y de apuestas. Independientemente de la seguridad en la instalaciones de estos establecimientos alrededor del Camp Nou (una de las acciones previstas por Tsunami Democràtic es rodear el Estadio para evitar la entrada de aficionados a sus instalaciones), FC Barcelona y Real Madrid cuentan con importantes patrocinios de operadores. 1XBET en el caso del equipo local y Codere Apuestas en el caso del visitante.

Ante las dudas generadas sobre lo que pueda pasar y cómo pueda verse afectada la imagen de ambos equipos, las expectativas de que pueda existir algún acto violento o que la integridad física de jugadores y aficionados esté en entredicho, pone en una situación difícil a estas empresas a la hora de apoyar como lo harían de forma natural este encuentro, en el que la exposición de sus marcas es quizás la más importante en todo el año. 
PUBLICIDAD