InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

ESPECIAL EXCLUSIVO
Llegó el día del Bréxit: Repasamos su Impacto en la Industria del Juego

 
La salida del Reino Unido de la Unión Europea es uno de los temas más controvertidos de los últimos años y el sector del juego no es ajeno a ello ni mucho menos. En este ESPECIAL INFOPLAY, repasamos lo que se avecina, que aunque marcado por un tono poco entusiasta, no deja de ser una realidad imposible de ignorar tanto para Reino Unido como para la Unión Europea, en general, y para España, en particular.
INFOPLAY |
Oficialmente el Reino Unido abandona la UE mañana sábado 1 de febrero. Y lo hace tras el triunfo de aquel sonoro "quitter" (abandonar) en el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea celebrado el 23 de junio de 2016. Así que la tantas veces pospuesta salida oficial del Reino Unido ya está aquí, y como sucede en procesos marcados por la indecisión y vacilación, el "divorcio" entre la Unión Europa y Reino Unido será más digerible y contará con un periodo transitorio hasta otra fecha clave, el 1 de enero de 2021, donde se hará efectivo el adiós definitivo.

Dejando el tema simbolico, en este artículo vamos a contextualizar el Brexit en el sector del juego y repasaremos su impacto para la Industria global atendiendo también a todas las noticias que este acontecimiento ha generado en los últimos años. 

  • Una Ruptura con matices

En una sociedad tan global como la actual, siempre ha costado creer que el Brexit iba a suponer una ruptura de grandes simensiones entre dos de los mercados más poderosos del mundo, el británco y el europeo. Más si cabe tras el ajustado 52% frente al 48% del Referendum de 2016 que plasmó la gran división de la sociedad británica al respecto. Así, que aunque el proceso del Brexit arrancó como algo de imprevisibles consecuencias, el tiempo transcurrido y las muchas acciones realizadas tanto a nivel político como por parte del propio mercado van a hacer que el impacto de 47 años de participación británica en la Unión Europea no desaparezca de la noche al día.

Recordamos además que mañana se abre un periodo de transición hasta el 31 de diciembre, que además es prorrogable un año. Y durante estos meses, Reino Unido deberá respetar las leyes europeas y seguirá bajo la jurisdicción de la UE. Algo importante ya que este será el periodo clave para ir conformando las negociaciones comerciales que definirán el futuro de ambos territorios.

  • El Brexit desde el punto de vista de la UE

La primera consecuencia del Brexit para Europa es que su gran proyecto económico y político - la Unión Europea- queda reducida a 27 miembros y recibe un duro golpe para pensar que tendremos un espacio político y económico único real en los próximos años. Pero a corto plazo, lo más destacado es que se dice "adios" a un pais influyente y que durante mucho tiempo ha sido el motor del mercado único, de la liberalización y de la ampliación de la UE: convenciendo a los más escépticos alemanes y franceses de la necesidad de que la UE ampliara sus fronteras y ámbito de influencia.

Pero en la práctica también significa que se va la segunda economía de la UE, el tercer país con más población, y además sin olvidar que es sin duda el país con más tradición en el sector del juego, por lo que su papel ha sido clave en la integración del juego en la economía y la sociedad europea. No en vano, las grandes empresas de juego cotizan en la Bolsa de Londres y la mayoría cuentan con empleados y sedes en Reino Unido, además de tener en el propio cliente británico un seguro consumidor de la mayoría de productos del sector.

Así que también desaparece un líder a nivel de decisiones, ya que a diferencia de lo que ocurre en otros temas -por ejemplo el agrícola o el industrial- no existe un un eje francoalemán en marcha sino que siempre Reino Unido ha aparecido en la ecuación.

En términos concretos, no se esperan demasiados cambios en materia de las directivas que rigen actualmente el sector, como las políticas anti blanqueo, los temas de protección de datos o sobre la gestión de pagos. Aspectos en los que la Union Europea ha llevado la voz cantante y que en materia de juego han servido para que Reino Unido tuviera que cambiar drásticamente unas leyes mucho más laxas en este sentido.

En lo que a juego se refiere, como en otras industrias donde existe imporrtancia a nivel exportacion de nuestros productos hacia UK se da por segura una rebaja en las expetactivas de las cuenta de resultados de empresas españolas que tengan inversiones en Reino Unido. Aunque se espera que en general, en Europa, el mercado del juego regulado pueda virar hacia una situación "menos liberal". Y es que por mucho que hayamos aprendido y que los reguladores europeos del Continentes sean grandes ejemplos de gestión, Europa echará de menos el impacto de un país con una cultura en la que el juego se respira en cada poro de su tejido social.

Es por ello que se espera que el impacto en el juego online sea importante, aunque los pasos ya se han ido dando en los últimos años: los mercados regulados europeos exigen que los operadores y sus infraestructuras técnicas estén ubicados en países del Espacio Económico Europeo y que tengan licencia en uno de ellos, por eso ante la presumible salida de Gibraltar de este espacio, los operadores se han tenido que ir adaptando a la nueva realidad y Malta se ha convertido en un destino perfecto; juntamente con las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla en España. 


  • El Bréxit desde el punto de vista de Reino Unido

Podríamos empezar diciendo que para Reino Unido el Brexit es un evidente error estratégico, pero no será tan evidente ya que lo hacemos con ojos europeos. Lo que ellos esperan es que se refuerce el mercado interior, que se refuercen sectores en los que tradicionalmente eran líderes y que no han podido con la competitividad Europea y incluso esperan un fortalecimiento en el medio plazo de su moneda, la libra, que ganaría en independencia respecto al euro. 

Pero la realidad es más compleja, especialmente teniendo en cuenta que el 44% de las exportaciones británicas van a otros países de la UE, así que eso podría conllevar un efecto negativo en muchos de sus negocios, incluyendo el juego. Precisamente en lo que respecta a nuestro sector, haría bien Reino Unido de no confiar 100% en lo que aparentemente era el salvoconducto que siempre se ha esperado: un giro hacia el mercado estadounidense y australiano. Las empresas de Reino Unido, especialmente las online, ciertamente llevan tiempo intentando cruzar el Atlántico, pero las regulaciones estatales en EEUU hacen que cada uno de sus mini-mercados sean complejos y no se estén cumpliendo con los plazos esperados. 

Además, se da por descontado en el corto plazo una caída en el volumen de ingresos relacionados con juego ya que el aumento de la inflación en los próximos meses por el dsequilibrio entre oferta y demanda afectaría también a las cantidades apostadas, algo que implícitamente significa premios más bajos. 

En todo caso, el sector del juego en Reino Unido espera que los acuerdos que se van a promover en los próximos meses con los estados individualmente, sean positivos para sus intereses. De hecho, ya hemos visto incluso acuerdos sobre temas muy concretos como la la exportacion de animales vivos, algo clave en una industria como las de carreras de caballos, donde las exportaciones de caballos britanicos a Francia son de suma relevancia...

  • El Bréxit desde el punto de vista de España

La principal preocupación relacionada con el Bréxit es la de la situación laboral de los miles de españoles que trabajan en Reino Unido, y del presumible descenso de turismo británico así como de las inversiones de sus ciudadanos en nuestro país (recordemos que el 15% de los ciudadanos extranjeros que compran casa nueva son británicos).

En materia de juego, el impacto es casi idéntico que a nivel general: se teme que uno de los primeros clientes extranjeros tanto a nivel de juego online como sobretodo presencial, pierda importancia. Además, una libra fuerte sin el beneficio del turismo o de esas inversiones en bienes raíces también generaría un incremento de los costes en la exportación de productos. 

Es a nivel de Gibraltar donde la situación es más complicada ya que la zona de La Linea, es una zona donde el sector del juego en el Peñón genera una gran cantidad de empleos españoles, algo que tiene su contrapunto en la cada vez mayor importancia de Ceuta y Melilla como sedes de empresas del sector.

También como contrapartida, además de centro de operaciones para empresas de todo tipo -tecnológicas, de fabricación y de servicios- es evidente que España puede convertirse en una importante ubicación para acoger eventos de juego (ya se ha anunciado que Barcelona será la nueva sede del congreso Betting on Sports que desde hace un lustro se celebraba en Londres). 

Especialmente en España existe mucho optimismo en lo que a un impacto negativo del Brexit se refiere porque en los acuerdos "free-trade" que van a venir, parece que nuestro país estará en una posición de privilegio y se concretarán alianzas con facilidad.

0 Comentarios
ÚLTIMAS NOTICIAS
PUBLICIDAD