InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

 Castilla y León: Más protestas de Trabajadores y Trabajadoras y MANIFIESTO

 
En Castilla y león, la recién formada Plataforma de Trabajadores y Trabajadoras del Juego ha salido a las calles para defender y luchar por sus puestos de trabajo en la industria. En este sentido, exigen a las Comunidades Autónomas la apertura bajo criterios epidemiológicos, ayudas directas, así como también el mantenimiento de los ERTES mientras se mantengan las restricciones de movilidad, horarias y de aforo.
INFOPLAY |
La plataforma ha publicado además un manifiesto que compartimos a continuación:


MANIFIESTO DE LA CREACIÓN DE LA PLATAFORMA DE TRABAJADORAS Y TRABAJADORES DEL JUEGO.

Las trabajadoras y trabajadores del juego presencial creamos esta plataforma estatal con varios objetivos comunes y concretos a corto plazo, determinados por las circunstancias vividas en estas últimas semanas y durante la crisis generada por la pandemia de la Covid-19.

Durante este tiempo nos hemos visto sometidos a una gran presión mediática populista, sobre todo en las redes sociales, fomentada por sectores que no han entendido que detrás de las empresas existen numerosas familias que viven de este sector, que somos clase trabadora.

Esta presión mediática ha hecho que instituciones y partidos políticos pidieran nuestro cierre, sino ya nuestra cabeza, porque otros sectores habían cerrado. Se nos ha acusado sin pruebas de incumplir la ley. Se ha pedido una y otra vez nuestro cierre sin ningún criterio epidemiológico, basándose únicamente en el revanchismo y en historias inventadas instauradas en el imaginario popular y populista, plagado de una doble moral que nos recuerdan a otros tiempos, cuando esta actividad estaba prohibida en nuestro país, y que es precisamente cuando más se jugó. Las mismas personas que se alegran de nuestros ERTES en las redes venden lotería de diversas asociaciones, partidos, sindicatos, etc. Y, además, son consumidores de juego sin ni siquiera saberlo, o, incluso, admiten publicidad de juego en los folletos de las fiestas de sus Ayuntamientos. Decir que fomentamos la ludopatía es similar a decir que los bares fomentan el alcoholismo.

Mientras, cada día nos encontramos con la publicidad del juego on line en todos los medios, juego no regulado de la misma manera, y que no cumple con las garantías para el control y prevención de la ludopatía, y cuyas sedes sociales están ubicadas en paraísos fiscales. Lo mismo ocurre con la empresa de juego que mayor facturación tiene en este país y menos retorno en premios ofrece: Loterías y apuestas del Estado o la ONCE. Vemos cada día desde nuestras casas sus anuncios en la televisión, las personas que vivimos del juego presencial y regulado, ese que de verdad crea empleo digno, estamos en casa, en ERTES, con las dificultades que eso conlleva a la hora de cobrar del SEPE, y esperando las ayudas de las CCAA, que nunca llegan.

El sector del juego presencial representa casi el 1% del PIB del Estado. Este sector mantiene, entre trabajadores directos e indirectos, unos 300.000 empleos. Datos complicados de buscar porque gran parte del sector se encuentra ubicado en otros convenios, como hostelería, limpieza, metal, etc., dado que no existe un convenio sectorial a día de hoy.

La función del Estado y del resto de las Administraciones es proteger al sector y las personas que viven de este, al igual que al resto de las trabajadoras y trabajadores de otros sectores, dado que el juego, en este país es legal, tributa y cumple con la regulación y legislación vigente.

La consigna de este año es… salvar la Navidad. Y nosotros nos preguntamos… ¿la de quién?

Como Plataforma que defiende los intereses de la clase trabajadora tenemos unas reivindicaciones iniciales que son las siguientes:

1/ Apertura del sector atendiendo a criterios epidemiológicos.
En este apartado debemos tener en cuenta que, además de trabajar con una afluencia de público mínima, tenemos registro de prohibidos y está prohibida la entrada a menores, lo que facilitaría un supuesto rastreo, aunque a día de hoy, no ha habido casos de contagio en el sector, y que además cumplimos unas estrictas normas de control sanitario.

La hostelería representa un porcentaje menor en los contagios que las reuniones familiares, y en el sector del juego no se ha constatado ni un solo contagio en todo el país, a pesar de la facilidad para los rastreos. Tiene que ver con las medidas tomadas desde el primer minuto y la baja afluencia de clientes durante la pandemia.

A la vez, las CCAA no han invertido en medios para controlar la pandemia, y junto con el Gobierno, mandan cada día mensajes confusos sobre la situación y las medidas a tomar. Las medidas, esas que sí se deberían haber tomado, como el aumento de número de rastreadores, o mayores inversiones en Atención Primaria no sólo no han llegado, sino que incluso se han cerrado consultorios o centros de salud para que el político de turno se haga una foto en el inservible hospital de turno. Pero somos nosotras y nosotros los que después sufrimos las consecuencias de esta nefasta gestión de la crisis sanitaria, culpabilizándonos, para no asumir sus culpas.

2/ Mantener los ERTES mientras se mantengan las restricciones de movilidad, horarias y de aforo COMO FÓRMULA PARA EVITAR DESPIDOS MASIVOS. Y, además, dado que somos un sector que ha sufrido los cierres obligatorios y estas restricciones durante todo el año 2020, solicitamos sea tenido este hecho en cuenta en cuanto a ayudas específicas desde las CCAA. No es posible que las pérdidas económicas derivadas de la pandemia recaigan sobre unos pocos sectores. Estos pocos sectores mantienen muchos puestos de trabajo. La pandemia más grave, la de la crisis económica está por llegar, en el 2021, cuando muchas familias no puedan ni con los gastos mínimos para subsistir.

3/ Restringir la publicidad en el Juego online y en las apuestas del estado hasta igualar la ley con el juego presencial. La ludopatía no es un problema exclusivo de los Casinos, salones o apuestas deportivas, como se está haciendo creer desde el desconocimiento.

4/ Persecución del juego clandestino. Esta tarea, que depende de las CCAA, no está desempeñándose con la diligencia que cabría esperarse. Invertir en recursos para controlar la actividad ilegal es invertir en mantenimiento de empleo de calidad y en luchar contra una lacra social y una estafa a las arcas públicas.

5/ Intolerancia ante los mensajes de odio. Nuestro más absoluto rechazo a todas aquellas personas, que olvidando que somos trabajadores, como ellas, han lanzado mensajes de odio y amenazas, e incluso han llegado a incitar a la violencia. Además, las acusaciones que han vertido sobre nosotras y nosotros son infundadas y podrían ser constitutivas de delito. EXIGIMOS UNA RECTIFICACIÓN EN LOS MEDIOS POR PARTE DE LOS CARGOS PÚBLICOS IMPLICADOS.

Con este manifiesto queremos dar a conocer la constitución de nuestra plataforma, que comienza a andar con personas del sector de todos los puntos de España. Por la dignificación de nuestro sector, contra la doble moral y la doble legislación derivada de ella, rechazando los mensajes de odio hacia nuestra clase, y por la unidad de acción.

¡Dignidad de los trabajadoras y trabajadores del juego ya!
0 Comentarios
ÚLTIMAS NOTICIAS
PUBLICIDAD