InfoPlay
PUBLICIDAD

EN EXCLUSIVA
LA ENTREVISTA DEL MOMENTO con AITOR URIARTE

 
Entrevistamos en profundidad a Aitor Uriarte, Director de Juego y Espectáculos en el Gobierno Vasco, a pocos meses del estreno de la nueva Orden que regulará ciertos subsectores del juego.
INFOPLAY |
Entrevistamos en profundidad a Aitor Uriarte, Director de Juego y Espectáculos en el Gobierno Vasco, a pocos meses de la aprobación de la nueva Orden que regulará el juego y que ha suscitado polémicas por el límite de cantidades establecidas para el gasto en tarjetas, por la preparación tan exigente para el personal de acceso a salones o por la limitación de ciertos modelos de máquinas. La precitación no será predominante, nos cuenta el Director, "llegaremos a consensos, sobre todo con fabricantes".

Jacqueline Mecinas: Va a salir una nueva Orden a finales de este año…

Aitor Uriarte: Se va a retrasar. Nuestra intención era que fuera para diciembre, pero no está siendo tan fácil elaborarlo. A lo que quiero llegar yo es a consensos con los diferentes subsectores, incluidos, sobre todo los fabricantes. Prefiero tardar dos meses más que hacer algo apresurado.

¿Cuál es la finalidad de la Orden?


Esto va en cascada. Se hizo primero la modificación del Decreto y ahí se apuntaba que había que ir modificando tanto la Orden de máquinas y sistemas de juego como la Orden de locales de juego. Ahora es Orden de salones de juego, pero la vamos a reconvertir en una Orden para todos los locales de juego. Vamos a hacerla más amplia. También estamos con un proyecto, que aún no sabemos sin saldrá, de apuestas virtuales.

¿Cree que esta nueva Orden era la que buscaba la sociedad? ¿Por qué se articula?

Esta Orden viene porque se han hecho cambios en el Decreto, también porque de las inspecciones que hacemos, hemos detectado cuestiones que no encajan bien. Entonces, pensamos en adecuar la Orden para que se sepa en todo momento, dirigido también a fabricantes, qué es lo que el Gobierno quiere, para tenerlo todo claro.

Ha ocurrido, por ejemplo, que un sistema, a pesar de estar homologado, en la inspección se ha visto que no está exactamente acogido a la normativa. Entonces queremos que no se interprete tanto y quede mucho más claro.

No tanto por la sociedad, porque no sabe que hay una Orden de máquinas. Pueden saber que existe una ley o un reglamento, pero más hacia abajo, no se tiene consciencia.



Hay quejas del sector porque hay una intervención exagerada, ¿a qué se debe todo esto?


Nos hemos encontrado inspecciones donde había cosas que no cuadraban, ni más ni menos. La intervención ha sido siempre la misma, solo que nosotros, pues somos la única policía en todo el Estado con laboratorio propio y personal técnico para poder examinar y testar los sistemas de juego.

Ahí nos hemos estado dando cuenta de que había cosas que estaban homologadas que no se ajustaban del todo. Eso nos ha llevado a cambiar nuestros protocolos de homologación. Antes recibíamos toda la documentación y con el informe del laboratorio se homologaba diferente, al ver esto, hemos hecho un paso intermedio, con el laboratorio nuestro se analizan los contadores, los programas de juego, etc, todo lo que es lo básico de una máquina de juego y se ve si cumple la normativa. Hacemos una especie de segundo laboratorio y eso nos ha llevado a que si no está bien toda la documentación tenemos que hacer requerimientos.

Comprendo que a muchos operadores y fabricantes les trastoque sus planes, porque tardamos más en hacer la homologación, pero si no hubiera habido esas comprobaciones, hemos llegado incluso a abrir expedientes. nosotros tenemos que poner los medios para que esas cosas no ocurran. Si el fabricante nos entregase toda la documentación bien hecha, no habría ningún problema, el problema es que muchas veces no está toda la documentación en orden.

¿Cuál es el cambio más drástico que se puedan encontrar los fabricantes?

Por lo que nosotros estamos más preocupados es por el juego de fichas. Es lo que más nos trastoca, porque se nos han dado casos de que en un local se cobra un premio muy superior al que está permitido. A base de acumular fichas un jugador, al final genera un premio superior al permitido. También tenemos que tener en cuenta que hay diferentes subsectores y según sea la potencia de juego, hay que estar en unos parámetros y no se pueden dar premios, que en este caso podrían ser premios de un casino.

¿Y ha pasado sólo una vez?

Lo hemos detectado una vez. Y en cuanto nos hemos puesto a mirar muy bien cómo era el sistema, nos han entrado muchas dudas.

En unos días voy a tener una reunión con los fabricantes y seguro que llegaremos a unos acuerdos de cómo hay que hacer las cosas. Sobre todo, nuestra preocupación es que para los jugadores, tengan una información clara, de cuáles son los riesgos, cómo funciona cada juego y cuáles son las perspectivas de ganancia o no, en el juego.

También tenemos que tener en cuenta que el juego tiene unas externalidades negativas. No podemos tener juegos que por su funcionamiento creen más externalidades negativas.




Hay fabricantes que se quejan de que se están pidiendo máquinas que no existen en el mercado y que las van a tener que fabricar sólo para esta región…


Si hubiéramos pedido una máquina que para los fabricantes fuese óptima, seguro que la fabricarían rápido. Son sistemas informáticos y matemáticos que se pueden hacer perfectamente de una forma u otra, lo que pasa es que incomoda el tener que cambiar la forma de preparar un producto, pero también es verdad que nuestra intención no es bloquear a nadie. Lo que queremos es que se empiecen a hacer las cosas bien.

Hay mucha máquina que se va a quedar sin amortizar…

No sé hasta dónde llegaremos, pero puede haber fórmulas para que ese tipo de máquinas permanezcan todavía un tiempo en funcionamiento. No vamos a dejar ni al sector fabricante sin posibilidad de vender productos, ni al sector operador que tenga que mandar todas sus máquinas a los almacenes. Como en todo, habrá periodos de adaptación, lo que sí que haremos, es marcar la línea de por donde queremos ir.

Con todo esto, ¿esperan tenerlo listo para el primer trimestre del 2023?

Sí, más del primer trimestre no creo. A mí me gustaría que estuviera a principios de ese primer trimestre.



Hay un tema que preocupa mucho a los salones y es la habilitación y el control de entrada, así como la preparación del personal.

Eso viene desde la normativa de espectáculos y actividades recreativas, no la del juego. Hay un artículo en el que se dice que todos los locales que tengan control de acceso, ya sea físico o con una persona, debe contar con personal acreditado y es sobre todo, para distinguir al personal de control de acceso con el de seguridad, porque a uno le ampara la normativa de espectáculos y a otro la de seguridad privada. Cada uno tiene sus funciones.

Eso no implica solo a los salones de juego o al bingo o casa de apuestas, eso es a todo, a cines, discotecas…

Esa persona de control de acceso debe estar acreditada. Lo que no puede hacer esa persona de manera simultánea son labores de seguridad. Lo que queremos nosotros, es que esa persona tenga unos conocimientos mínimos y para eso tenemos la materia sobre la que hay que trabajar, que no es complicada, e incluso hemos publicado una batería de 1.500 preguntas con sus posibles respuestas.

El sistema es que solicitas que quieres hacer la prueba y se te ofrecerán los días disponibles. Haces la prueba en el ordenador que te dan en la oficina y automáticamente te dice si has superado o no la prueba. Pero si no la hubieras superado, puedes solicitar otra fecha.

La finalidad es que la gente tenga unos mínimos conocimientos.

Parece que se están poniendo barreras para encontar personal y hay tantas pruebas que se le pone más difícil todavía...

Difícil no. Por lo que me dicen, que alguien del sector opina que las preguntas son rebuscadas, pero yo creo que no. La intención es que la gente tenga unos conocimientos básicos y no complicar la prueba.

Por ejemplo, en la restauración a todo el mundo se le pide el carnet de manipulación de alimentos y poco a poco ha ido saliendo. Aquí además se les da un año para que puedan hacerse la acreditación, no es algo repentino. Somos conscientes de que poco a poco la gente lo irá haciendo.

A la gente que ya trabaja, le sonarán casi todas las preguntas y el enfoque para hacerlas ha sido para que sea clara la respuesta positiva. Sobre diez preguntas, hay que acertar cinco.

Esta acreditación no conlleva ningún gasto, ni para el usuario ni para el operador.


Y toda la formación de la asociación de salones para su personal, ¿ha quedado en saco roto?


 Eso es diferente. Porque esto abarca muchos subsectores.

¿Qué vigencia tiene esta acreditación?

Te vale para siempre, mientras no hagas nada contra la normativa.

¿Por qué se limita la cantidad de dinero que se puede gastar con la tarjeta? ¿A cuánto se va a limitar?

Lo qué está en la Orden no tenemos intención de modificarlo. En principio queríamos limitarlo a usar tarjetas de débito, para que cada uno utilice lo que pueda gastar. También, que fueran 300€ diarios, que está bien. Lo que queremos es que no se dedique al juego más de esa cantidad.

En los casinos lo tienen más amplio, porque es un juego de mucha más potencia. Los bingos tienen una potencia intermedia y por eso tienen otros niveles.

Si empezamos a darle características de un subsector a otro subsector, al final tendríamos que poner un único tipo de local y no creo que el sector quisiera eso. Hay que ver qué armas tienes y con qué contar.





¿Por qué se tiende a la prohibición antes que a la educación  al consumidor para que juegue de manera responsable? Se le manda un mensaje de “ten cuidado, no gastes más de esto”, en vez de confiar, sensibilizar, educar...


Nosotros hacemos muchos trabajos de prevención.

Cuando aprobamos la utilización de tarjetas fue un paso grande, pero pensamos en limitar de alguna manera ese paso.

 ¿Cómo ve el sector de la hostelería en el País Vasco?


Todavía complicado. De los más de 7.000 permisos BH expedidos, hay más de 1.000 suspendidos. Tienen su local autorizado, pero no están en actividad. Puede ser porque el bar ha cerrado y no ha abierto, porque el ingreso de esa máquina no da lo suficiente para abonar la tasa…

Se le dio la opción a los operadores de que si no llegaban al mínimo, podían estar en suspenso. Esto está activo hasta el 31 de diciembre de este año. Esta medida llevaba aparejada otra, que hemos sido los únicos del Estado en ponerla en marcha, el devengo diario. Se pagan los días que está dada de alta la máquina nada más. Yo creo que comparativamente con otras CCAA, estamos muy por delante.

Ahora mismo, hay unas 6.500 máquinas BH operando en bares. Todos hemos visto muchos más bares con máquinas en Euskadi.

¿Qué sensación le transmite esto?

  Según. Puede ser que la demanda de la sociedad al juego en hostelería se haya reducido. Ni por la Administración ni por nada, se ha reducido ese tipo de demanda. Creo que no ha habido incorporación de gente más joven a ese mundo, han optado por otras opciones de juego.

Por otro lado, no sé si al reducirse la demanda, aunque la oferta se adecúe, el rendimiento que da la máquina puede subir algo.

¿Qué tal el sector de apuestas?

Las apuestas yo creo que están bien aunque ahora en Euskadi están en una zona de meseta. Tuvieron mucho crecimiento, pero ahora, algunos trimestres bajan un poco, otros suben… Yo creo que están en una condición de estabilización.

  ¿Los salones han sufrido también la pandemia?

  Seguro, como toda la sociedad.

¿Ha habido cierres?

No, por lo que me dicen a mí las asociaciones, hay locales que están en pérdidas, pero como los llevan pequeños empresarios, están haciendo todo lo posible para intentar reflotarlos.

Quizá todo esto ayude. Si se reduce la oferta, el ratio de operación es mejor en lo que queda. O como en muchos sectores, se han hecho reconversiones para que sean viables.

El tema del control de admisión, ¿entonces cómo quedará? Si hay una persona encargada, todos los sistemas actuales, se podrán homologar...


  Los estamos homologando. Hemos homologado ocho sistemas.

Para nosotros lo importante es que el sistema informático funcione bien, tanto para comprobar si un usuario es mayor de edad o si está en el registro de prohibidos. Luego, que los sistemas de control de acceso sean físicos con torno o pasarela, que tengan control parcial, que tengan control digital, ahí ya para nosotros eso es secundario. Es algo más que el propio operador quiera poner para aumentar sus garantías.

Nuestra operativa siempre ha sido que vamos dentro, pedimos dos carnets de identidad y comprobamos si han pasado por el control de acceso o no. Si no han pasado por el control de acceso, algo ha funcionado mal y que funcione bien es labor del operador.




¿Cuántas inspecciones ha habido este año? ¿Cuánto ha subido en porcentaje con el pasado?

En números absolutos hemos bajado, quitando los dos años de la pandemia. Porque yo creo que ahora hacemos inspecciones más eficaces. Se ha normativizado en la unidad a qué hora ir a unos salones de juego en concreto, a qué hora hay que ir.

También hay cosas que antes no se miraban como el control horario a través de los sistemas de juego. Se ha mejorado.

Y estas son las inspecciones que se hacen como Unidad de Juego, pero también nos llegan actas de policías locales y patrullas de seguridad ciudadana, con las que colaboramos en control horario y de menores. Si una patrulla ciudadana ve a dos jóvenes entrar a un salón y tienen dudas sobre su edad, intervienen ellos. De esta manera la vigilancia es mayor. También, desde el punto de vista tecnológico, vamos mejorando.

Sanciones a menores, ¿cuántas ha habido?


Creo que este año han sido cuatro. Ha habido reducción, hemos pasado de que todos los años había 12 o 13 expedientes que venían a abarcar entre 19 y 20 menores y sí que se ha ido reduciendo, porque también el sector empresarial ha tomado conciencia y se vigila mejor.

 En la última entrevista comentó que en los terminales de ONCE, SELAE, que podían entrar o no en locales donde hubiera otros juegos...


Esto no ha avanzado, porque tenemos una sentencia que nos daba la razón. Nosotros dentro de la calificación que hay, si en un local de hostelería puede haber una máquina B y una máquina auxiliar. Si quisieran poner una máquina auxiliar de loterías o de la ONCE, primero tiene que haber sitio y luego habría que valorar si el local es propicio.

Nosotros lo tenemos muy claro, no podemos incrementar una oferta por un lado para reducir por otro. Nosotros hemos estudiado y planificado, y con esos datos, hemos hecho una buena normativa huyendo de relatos de percepción. Hablas con según qué personas, independientemente del partido político que sean y de cada tres personas, a dos no les gusta el juego, o lo ven mal.

Cuando sale en la prensa que realmente no hay un problema con el juego  en el País Vasco y en el resto de España, ...¿qué sensación tiene?

Yo me alegro cuando en la prensa en general, el dato que se da, al menos se ha conseguido de manera científica, lo que no me vale son las intuiciones.

  Estará orgulloso, ¿no?

  Desde luego.

¿Cree que seguirá en la próxima legislatura?

Pues no lo sé…

¿Le gustaría?

Yo soy disciplinado. ¿Gustarme? Estoy a gusto. Estuve de 2006 a 2009 y ahora, desde 2013 hasta hoy, llevo doce años. Estoy a gusto y me gusta, tanto la materia como el sector.

Muchas veces se achacan cosas malas del sector por muy poquitos empresarios. Es más fácil que te compren una mala noticia de un sector cualquiera, que te compren una buena noticia.



18+ | Juegoseguro.es – Jugarbien.es
PUBLICIDAD
   
Información de cookies y web beacons
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros, estadísticas y de marketing, con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, a través del análisis de sus hábitos de navegación. Del mismo modo, este sitio alberga web beacons, que tienen una finalidad similar a la de las cookies. Tanto las cookies como los beacons no se descargarán sin que lo haya aceptado previamente pulsando el botón de aceptación.