InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Banco Central Europeo "sin ganas" ni competencias para regular el bitcoin

 
Las criptomonedas "no están aún maduras como para ser consideradas un método de pago viable". Es la frase con la que el presidente del Banco Central Europeo ha contestado a una pregunta sobre el futuro del bitcoin, cuyo precio parece consolidarse alrededor de los 4.000 dólares después de la corrección del mes pasado por las mals noticias que llegaron de China.

INFOPLAY |
El precio del bitcoin lleva varias semanas pivotando alrededor de los 4.000 dólares tras las noticias llegadas desde China. Así que se esperaban buenas nuevas por parte de algún organismo internacional, pero éstas no llegan. En todo caso, parece generalizarse la opinión que el bitcoin aún necesita un tiempo para consolidarse como método de pago válido a nivel internacional y que cuente con un apoyo institucional adecuado.

La protección contra los riesgos cibernéticos es fundamental para la agenda del BCE y en ese contexto, su presidente ha explicado que cree que el Bitcoin aún necesita de un tiempo para convertirse en un método de pago 100% aceptado alrededor del mundo.

De hecho, aunque sabemos que el mercado de las criptodivisas parece ajeno la la intervención de reguladores y bancos centrales,  después de que China decidiera cerrar las plataformas de intercambio de estos activos en el país y de que varias autoridades internacionales hayan expresado sus reservas sobre las monedas online y las emisiones de tokens criptográficos (ICOs), el peso institucional parece que es una realidad a la hora de presentar el futuro de la criptomoneda. Ahora, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha reconocido que el organismo que preside aún no está preparado para  abordar a fondo este fenómeno.

Fue en su intervención ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, cuando Draghi ha reconocido que la entidad que representa todavía no ha discutido el impacto potencial de las criptodivisas. Asimismo, ha argumentado que en el futuro debate que se desarrollará en el seno del regulador monetario se abordarán los riesgos que estas representan debido a su escalabilidad, uso e impacto económico.

La cuestión a la que sí ha podido Draghi ofrecer una respuesta clara es sobre regulación. El banquero central ha señalado que la entidad no tiene comperencias “para prohibir y regular” el bitcoin y otras divisas digitales.

Los comentarios de Draghi se han producido en respuesta al comité de la Cámara europea, que ha planteado al italiano la cuestión de si el banco central prevé dibujar un marco regulatorio para las criptodivisas y sobre la preocupación por la ciberseguridad. La respuesta de Draghi ha sido clara: "Tenemos que preguntarnos qué efectos tienen las criptodivisas en la economía", ha indicado Draghi según CoinDesk. Y ha añadido que son activos demasiado inmaduros para ser considerados como un método de pago viable.

Draghi se ha mostrado más cauto en sus comentarios que el vicepresidente del banco central, Vitor Constancio, que calificó a las monedas virtuales de activo puramente especulativo y las comparó con la "manía de los tulipanes" -la burbuja comercial del siglo XVII experimentada en los Países Bajos-. Constancio afirmó que el BCE no ve la tecnología como una "amenaza para la política del banco central".

PUBLICIDAD