InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
SE CUMPLEN 10 AÑOS DE LA QUIEBRA DE LEHMAN BROTHERS

ESPECIAL EXCLUSIVO| ¿Cómo lidió la Industria del Juego con la GRAN CRISIS FINANCIERA que se desató hace ahora una década?

 
Aunque la certeza de una inminente gran recesión global apareció el mes de agosto de 2007 tras la suspensión de los reembolsos de tres de los fondos más importantes de BNP por falta de liquidez, no fue hasta la histórica quiebra de Lehman Brothers -el 15 de septiembre de 2008- cuando los mercados financieros colapsaron y la crisis mundial se convirtió en una realidad. La considerada MAYOR CRISIS FINANCIERA DESDE LA GRAN DEPRESIÓN afectó de pleno Industria del Juego a nivel mundial. En este ESPECIAL INFOPLAY veremos cómo esta crisis arrastró al sector del juego y cuáles fueron los principales soportes de la recuperación en las diferentes áreas geográficas.
INFOPLAY |
Los efectos del seismo que supuso la declaración oficial de bancarrota del que en 2008 era el cuarto banco de inversión de Estados Unidos, Lehman Brothers,  fueron inmediatos. Toda la economía global se sumió en una crisis de la que algunos sectores -diez años después- no han podido salir. Si bien es cierto que la economía mundial desde entonces no termina de dar muestras definitivas de que ha recuperado la senda del crecimiento sostenible y sin sobresaltos, y que últimamente algunos expertos consideran que se avecina una nueva crisis económica global, lo cierto es que en este décimo aniversario de la caída de Lehman Brothers parece adecuado repasar cómo la Industria del Juego logró absorber el impacto de la que muchos consideraron la nueva "Gran Depresión".

Nuestra exposición se dividirá en dos partes:
  • Parte I
1) Aproximación a la Crisis de 2007/2008
2) Particularidades de la Crisis en la Industria del Juego
3) La Crisis en la Industria del Juego: Estados Unidos
4) La Crisis en la Industria del Juego: Macao
 
 
  • Parte II
5) La Crisis en la Industria del Juego: Europa y Reino Unido
6) La Crisis en la Industria del Juego: España y Latinoamérica
7) Las lecciones que aprendió la Industria del Juego 
 
 
----------------
 

PARTE I

1) Aproximación a la Crisis de 2007/2008

El lunes 15 de septiembre de 2008, hace casi diez años, Lehman Brothers, el cuarto banco de inversión de Estados Unidos se declaraba oficialmente en bancarrota tras 158 años de actividad. Los efectos de aquella caída, que costó 22 billones de dólares a la economía de Estados Unidos, aún se recuerdan en todo el mundo.

¿En qué consistió esa crisis? Básicamente desde principios de la década de los 2000, los bancos de inversión se dedicaron a comprar deuda de alto riesgo a la banca tradicional (la que condede a su vez hipotecas y toda clase de préstamos a empresas y particulares). Dichos bancos de inversión ofrecían a su vez esos paquetes de deuda a inversores, quienes atraidos por la enorme rentabilidad que empezaban a dar y porque nuevos actores como las agencias de calificación parecían dar el visto bueno a la mayoría de ellos. Sin embargo, la realidad era que gran parte de la concesión de créditos eran de alto riesgo. Con tipos de interés bajos, los bancos seguían concediendo muchos préstamos (animados por suculentos bonus) sin pensar en el largo plazo y sin priorizar los análisis de riesgo...

Esa visión cortoplazista hizo además que esos préstamos se utilizaran además como garantías en productos financieros derivados... 

Con tanto endeudamiento, privado y público, tan pronto llegaron las primeras dificultades, todo el sistema colapsó y además de bancos privados, fueron los bancos de inversión como Lehman Brothers los que cayeron. 

El efecto dominó provocado por esta hecatombe hizo que se tomaran medidas de todo tipo, una de las cuales fue que a partir de entonces ningún Gobierno dejaría caer a sus grandes entidades financieras aunque ello significara "rescatarlos" con miles de millones de euros.
 

2) Particularidades de la Crisis en la Industria del Juego

Aunque el protagonismo en el génesis de esta crisis se lo llevaron principalmente las grandes corporaciones financieras (Bancos de Inversión), agencias de inversión privadas, grandes aseguradoras y el sector inmobiliario; el impacto global de la crisis afectó a todos los ámbitos económicos. El sector del juego no escapó a ella y como ocurrió a nivel general, Estados Unidos fue el primer país en notar el impacto de la crisis aunque también fue el primero en salir de ella. 

Sin embargo la Industria del Juego presenta importantes particularidades. No es lo mismo comprar un boleto de lotería que apostar a un partido de fútbol desde internet o jugar en una mesa de blackjack en un casino. Estas diferencias se acentúan también en el impacto ante una crisis económica. En los siguientes apartados analizaremos cómo cada región recibió la crisis; primeraremente Estados Unidos y Macao; posteriormente Europa y Reino Unido, para acabar con España y Latinoamérica. 

En todo caso, la caída del consumo provocada por esta gran recesión afectó de lleno a la práctica totalidad del sector, pero de forma mucho más despiadada al sector de los casinos presenciales, que en mercados maduros como el americano o emergentes como el de Macao se basan en el turismo de entretenimiento, uno de los principales recortes que las familias hacen en un contexto como el que se presentó en 2007.

Otro factor importante es la diferencia entre juego público y privado. Especialmente en mercados donde los gobiernos tienen un férreo control sobre las competencias y operaciones de juego, la oferta pública consiguió minimizar el impacto de la crisis mientras que el sector privado cargó con todos los problemas derivados de esa caída del consumo pero también de incontables obstáculos como la escasa flexibilidad a la hora de reducir la carga fiscal por parte de la Administración.
 
El empleo, como sucede en la mayoría de sectores, tuvo también números alarmantes en esta época y en casinos el efecto fue devastador.

 

3) La Crisis en la Industria del Juego: Estados Unidos

En Estados Unidos se acota esta crisis entre los años 2007 y 2010. Crisis en el sistema, crisis de confianza y crisis en las grandes empresas que habían hecho grande Estados Unidos, incluyendo no sólo a General Motors o las grandes corporaciones financieras sino a los grandes holdings empresariales que habían desarrollado las dos grandes zonas de juego del país (Nevada con Las Vegas y Nueva Jersey con Athlantic City).

Esta crisis hizo que el valor bursátil de estas empresas cayera en picado. En aquella época las corporaciones de juego estaban constantemente implicadas en enormes proyectos inmobiliarios y de forma casi inmediata, al caer el volumen de ingresos de los casinos y al contar con un escenario tan lleno de incertidumbre a nivel macroeconómico, éstos se frenaron en seco. La época expansiva de la industria del entretenimiento había llegado a su fin. Y la principal víctima que se cobró fue Atlantic City: la ciudad del juego en la costa este, que se solía identificar a sí misma como el patio de recreo de Estados Unidos, colapsaba y de 2007 a 2011 sus cinco casinos más relevantes cerrarían sus puertas. Su afamado paseo marítimo de la ciudad perdió su histórica luz y los ingresos de los casinos de Atlantic City cayeron en esa época más de un 45%. Nisiquiera la empresa del actual presidente,Trump Entertainment Resorts, pudo aguantar mucho.

Además, buscando ingresos, otros estados relajaron sus leyes de juego y estados vecinos como Nueva York, Pensilvania y Maryland acabaron por saturar el mercado del juego, que igualmente notó un notable descenso de sus ingresos tanto en reservas indias como en las loterías estatales.

Descenso del 20% en los ingresos, retraso de proyectos, caída del empleo, dificultades de financiación, freno en las inversiones en el exterior (Mexico, Filipinas, Macao) y un progresivo descenso en el número de licencias de juego fueron también los elementos que se observaron ya en 2008 en Las Vegas y que junto al citado descenso del volumen de turistas (desde 2008 en Las Vegas cayeron las cifras de número de vuelos y las pernoctaciones entre un 15 y un 25%). 
 
Especialmente en Las Vegas, se demostró que el sector del juego estaba demasiado expuesto a las operaciones de crédito y que con un freno obligado en este aspecto, todo el sector se paraba. Las consecuencias tan desasotrosas de esa dependencia al capital se pusieron en evidencia en empresas como Las Vegas Sands, Caesars Entertainment, Wynn... que en aquellos momentos estaban enormemente apalancadas (endeudadas).

Al impacto de la desaparición de crédito y del descenso de turistas se le sumó que los clientes tenían menos dinero para gastar. Empresas con enormes volúmenes de explotación de slots en Las Vegas como IGT, cifraron en un 15% el descenso del gasto medio por cliente entre los años 2007 y 2009.

Otra consecuencia fue que ante esa situación de crisis evidente, capital extranjero entró en las empresas tradicionales de juego. Y parte de ese capital venía de empresas de juego asiáticas, incluídas online tales como Pinnacle Gaming, que empezaron a llegar a acuerdos con empresas como Wynn, que hasta entonces no solían necesitar de inyecciones económicas y menos provinientes del exterior.

Incluso el sector de loterías, gestionado a nivel estatal, notó la crisis, aunque el impacto fue mucho menor.
 


4) La Crisis en la Industria del Juego: Macao

La realidad que hemos explicado sobre Estados Unidos es prácticamente replicable a Macao, a pesar de ser éste un mercado nuevo y emergente en aquella época. El éxito de Macao como "meca del juego" se remonta a 2002-2003 cuando nace una emergente clase media china y en todo caso cuando estamos en el cénit de la clase alta empresarial del país y de otros gigantes asiáticos de la zona.

Sin embargo, la caida de Lehman Brothers y la consecuente crisis significó un parón destacado en el crecimiento de Macao. Principalmente porque desde entonces el gobierno chino puso mucho más empeño en el control del dinero de las grandes fortunas de China, priorizando la reinversión de éste y evitando que las regiones administrativas con status especial como Hong Kong o la propia Macao recibieran toda la inversión que necesitaba la China continental.

Así que si bien es cierto que desde 2003 la economía de Macao crece dramáticamente culminando en 2006 cuando el producto interior bruto (PIB) y la mayoría de indicadores de la región sobrepasan por primera vez las de su rival Hong Kong, ya desde 2007 la crisis se hace manifiesta y en los sucesivos planes estratégicosse combate con un descenso destacado del volumen de turistas.

Tal y como sucedió en Estados Unidos, las recientemente exitosas corporaciones de juego asiáticas tuvieron que frenar su expansión y apostar por un ocio en el que el juego no ocuparía un papel tan central.



 
0 Comentarios
ÚLTIMAS NOTICIAS