InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
ENTREVISTA EXCLUSIVA CON EDUARDO ROCA, DIRECTOR GENERAL DE TRIBUTOS Y JUEGO DE LA COMUNIDAD VALENCIANA
(SEGUNDA PARTE)

Así será el Control de entrada, la distancia entre Salones, la Tributación o las Apuestas en Hostelería en la Comunidad Valenciana

 
Después de conocer algunos detalles sobre la regulación de Salones en la Comunidad Valenciana y la férrea toma de posición del Director Eduardo Roca con algunos productos de SELAE y ONCE...; una vez desveladas algunas informaciones fundamentales, hoy Eduardo Roca nos adelanta novedades de la nueva Ley del Juego: sobre el pago de apuestas en bares, la tributación, el intento de mejorar la tributación del Bingo... pasando por su análisis de la LGUM como arma totalitaria contra el estado autonómico y sus competencias regulatorias.
JACQUELINE MECINAS | MADRID
-JACQUELINE MECINAS: ¿Cuándo estará lista la Ley del Juego de la Comunidad Valenciana? ¿Para antes o después de las elecciones?

-EDUARDO ROCA: Esperamos que antes de las elecciones. La tramitación se ha alargado porque tuvimos que enviarla a Europa para informes de la Comisión Europea.

-J. M.: ¿Qué medidas sobre juego responsable incluye la nueva Ley del Juego de la Comunidad Valenciana?

-E. R.: Una de las cosas que estamos muy orgullosos de la Ley del Juego es que toda la recaudación de las sanciones que pongamos va a ir destinada a actividades de ludopatía y de prevención y cura, algo que gestionará la Consejería de Sanidad.




-J. M.: Eso tranquiliza mucho socialmente ¿verdad?


-E. R.: Claro, así todos sabrán a dónde va el dinero recaudado de las sanciones impuestas al incumplidor por dejar entrar a menores o por incumplir normativas reguladoras del juego.

-J. M.: ¿Cuál es la incidencia en materia de menores?

-E. R.: Muy pocas. Haremos públicos los datos, pero son muy pocas.

-J. M.: ¿Qué dice la nueva ley sobre las sanciones en este tema?

-E. R.: La nueva ley incrementa la cuantía y la tipificación, hasta ahora es infracción grave y con la nueva ley pasa a ser muy grave.

-J. M.: ¿Han aumentado el número de inspecciones?

-E. R.: Sí y aún así no se han dado más casos. Hay que matizar que el problema no es tanto en el juego presencial, que lo tenemos acotado y regulado, con control de acceso a los salones, etc. Nos gustaría entrar a regular también el juego en bares, pero consideramos que no es el momento oportuno, no nos lo planteamos.

-J. M.: ¿Qué novedades se contemplan para la Hostelería?

-E. R.:
La nueva ley dice que el pago de premios de apuestas no se podrá hacer en bares.

-J. M.: ¿Ahora se puede hacer, se puede cobrar en bar?

-E. R.: Sí. Lo que habrá que hacer es ir a un salón, a un bingo o a una casa de apuestas… pero el bar no podrá pagar los premios. Es una forma de acotar el tema de juego, si te toca tienes que ir a cobrarlo a otro sitio. Es una manera de buscar un poco de autocontrol.



-J. M.: ¿Cómo se va a establecer el control de acceso en salones?

-E. R.: Primero de todo, señalar que en el nuevo texto las distancias entre Salones se fijarán en 700 metros ya corregida la distancia después de la sentencia de la Audiencia Nacional. Con respecto al control de entrada, éste se establecerá en la puerta. En los salones de juego ahora el único control está en la zona de máquinas tipo B con premio superior a 3.000 euros y también en apuestas. Se ha fijado el control en la puerta porque es un centro de juego, igual que está en los casinos o en los bingos. En bares no se establecerá un control, porque no se dedican a esta actividad. La máquina se encuentra en el bar bajo la supervisión del propietario, que sabe que no puede permitir jugar a menores. Si algún día fuera necesario, que el dueño del bar tenga que tener un mando, como el que se usa para las máquinas de tabaco, se haría, pero por ahora no está contemplado, ni aquí ni en ningún sitio.

-J. M.: ¿Cómo va a ser ese control de entrada en salones?

-E. R.: Este tema no está todavía desarrollado reglamentariamente. Teóricamente el control será personal, alguien que pida el DNI y después permita pasar o no. Otros métodos como instaurar alguna tecnología habría que regularlo. Pero el medio no es lo importante, lo es el fin. Es decir, se empleará el medio que garantice que se va a impedir el acceso a menores o a personas que estén en un listado de excluidos.

Un aspecto por el que un control personal sería más efectivo que uno mecánico es porque, por ejemplo, en bingos está regulado que una persona no puede acceder si se encuentra bajo los efectos del alcohol o la droga (algo que en el juego online no sucede, por cierto), por lo que un control personal sería el más idóneo para calificar a la persona que entra.

-J. M.: ¿La nueva Ley incorporará novedades con respecto a la tributación?

-E. R.: Novedades no va a haber ninguna. Lo que sí recoge la Ley es que unifica en un solo texto la normativa administrativa con la tributaria, es decir en la Comunidad Valenciana no manejaremos varios textos y tendremos solo uno que regulará el juego y su tributación.

Hay que tener en cuenta que venimos de un decreto del año 66 del Estado, que es el famoso decreto de tasas, que es el que aún hoy rige. Lo que hemos hecho es traernos toda esa normativa a la Ley del Juego, diciendo que es reproducción de la del Estado, y hemos recogido en lo que nosotros somos competentes, que es la tributación y algún tipo de exención o reducción. Reuniendo así todo en un mismo texto.

La Ley del Juego como tal no introduce ninguna modificación en materia tributaria porque ya se introdujeron con anterioridad. La subida de la tributación se hizo el día 1 de enero del 2018. En concreto, la subida de la tributación de apuestas del 10 al 20 se hizo el 1 de enero y ya está en funcionamiento. Lo que hace la nueva Ley en materia tributaria es incorporar en un solo texto lo que ya se ha introducido.



-J. M.: ¿En bingos tampoco se van a introducir novedades tributarias?

-E. R.: No, porque en la Comunidad Valenciana hemos estado trabajando con el propio sector, para ver si podíamos buscar algún sistema de traslado de la tributación del facial al win, pero nos hemos encontrado con dificultades. En la Comunidad Valenciana tenemos una gran variedad de tipos de bingos, pequeños y grandes. De hecho somos la comunidad autónoma con más salas, sobre todo pequeñas, porque en el tema de la tributación sobre bingos somos la única región que trabaja con una tarifa que va del 1% hasta 400.000 de compra, hasta el 17-18% de tipo. Ese tipo tan bajo de arranque (que luego pasa al siguiente que es el 12) no lo tiene ninguna comunidad autónoma, lo que ha posibilitado la pervivencia de salas pequeñas y que seamos la comunidad con mayor número de bingos.

Por este motivo, lo que sucede en la Comunidad Valenciana es que si intentas alinear la tributación, los bingos grandes saldrán cantando flamenco y a los pequeños les hundirás. Ya que los grandes están acostumbrados a trabajar con la tarifa más alta, trasladado a un equivalente a un win a lo mejor están tributando en un 40-45% y si se les baja a un 25% estarán felices. Mientras que los pequeños si pasan del 4 al 25% se encuentran con un problema. Por eso modificar la tributación de los bingos en la Comunidad Valenciana es tan difícil, por culpa de haber tomado esa tarifa.

Estamos trabajando con el sector, aunque tampoco se ponen de acuerdo entre ellos. Presentamos un proyecto a las asociaciones para ver si aceptaban un sistema paulatino de adaptación, de convergencia a esa tributación de win, pero no convencía, ellos querían inmediatez. Estamos viendo también modificar el tema de retorno: amplía el win y sobre ese win, la tributación varía en función de cómo definas ese retorno. Estamos trabajando con ellos, unos quieren más retorno otros menos... porque hay salas que juegan mucho con el retorno, ya que para ellos cuanto más premio den, más clientes tienen. A otros lo que les preocupa es que ese win sea más ancho para poder tener una tributación más controlada.

-J. M.: ¿Alguna novedad más de la nueva Ley del Juego?

-E. R.: Regulamos la situación de ilegalidad que vive un deporte autóctono que es la pelota valenciana. Queremos darle la legalidad que requiere, porque son juegos que a nivel profesional se juega dinero y viven de esto. A los representantes de la pelota valenciana les parecía muy importante salir de esa ilegalidad para poder conseguir el patrocinio de empresas, que ahora no lo hacen por estar en esa situación poco clara.

-J. M.: Es decir, ¿está de acuerdo con el patrocinio de empresas en el juego?

-E. R.: Por qué no, siempre que los parámetros en los que se juegue estén bajo control. ¿Qué vas a hacer? Tampoco puedes ir contra el mundo.

-J. M.: ¿Qué opina de la ONCE?

-E. R.: Es un tema que nos preocupa como el de la OID, que es juego ilegal, hay que perseguirlo y no sabes lo que está detrás. Con respecto a la ONCE, al final estás manteniendo y dándole todo a un monopolio a una empresa que ha perdido mucho de su carácter social. Solo hace falta ver cómo están los vendedores de la ONCE, que han pasado de ser unos trabajadores que tenían unos sueldos y una dignidad, a tener contratos basura y estar presionado por un mínimo de ventas.

-J. M.: ¿Tiene alguna capacidad de actuación sobre la  ONCE?

-E. R.: Ninguna, por su carácter de juego reservado.

-J.M.: ¿Ha visto los folletos que está repartiendo la ONCE en los supermercados de El Corte Ingles pregonando el Juego Responsable? ¿Cree que ya están allanando el terreno para desembarcar con más productos?

-E.R.: No los he visto. Pero me parece mal. Yo debo poder decidir sobre un valenciana que está jugando a la ONCE en un supermercado de Valencia. Eso no es competencia de un señor de Madrid. Está bajo mi responsabilidad. Debería decidir si se puede ofertar juegos o qué juegos se pueden vender en cualquier superficie que esté en mi Comunidad.

-J. M.: Cuando se recurrió vuestra distancia entre salones se sacaron informes de la DGOJ y de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia que aludían a la LGUM, entre otras cosas, para echar abajo la planificicación. Es decir el Estado estuvo tanteando documentos para que eso se tumbara,  ¿Qué busca con ello el Estado central? ¿Finalmente, como encaja la LGUM en el desarrollo normativo comunitario? ¿Qué se pretenden con su aplicación?

-E. R.:
Mermar las capacidades de las Comunidades Autónomas.

Pasa lo mismo con tributos, te dan unas competencias para que tú regules los impuestos cedidos, pero bajo una cosa que se llama el principio de corresponsabilidad fiscal. Con lo cual el Estado le decía a las comunidades autónomas que se hicieran corresponsables fiscalmente y que también fueran los malos y subieran los impuestos. ¿Queréis más gasto, pues subid los impuestos? Y las Comunidades Autónomas lo que hacen con esa capacidad normativa es, en lugar de subir, bajar impuestos; y entonces pasa a ser un elemento electoral para ver quién lo baja más y llegar a situaciones como la de Madrid de llegar a suprimir impuestos. Esto genera unas diferencias entre Comunidades enormes. Ante esto lo que se está diciendo, y a lo mejor en tributación sobre el juego debería pasar lo mismo, es que hubiera una tributación mínima garantizada en todas las Comunidades Autónomas. Es decir que no pudiera haber una competencia desleal a la baja, sino que todas las Comunidades tuvieran una tributación mínima y a partir de ahí las tributaciones fueran hacia arriba y no hacia abajo.

-J. M.: La próxima reunión del Consejo de Políticas del Juego se hará ya con el nuevo gobierno, ¿para cuánd se ha convocado?

-E. R.: Aún no se ha convocado.

En el Consejo de Políticas del Juego pasa lo mismo que con los tributos. En esa reunión hay más gente del Estado que de las Comunidades Autónomas. Y sucede una cosa muy curiosa, cuando la propuesta parte de una Comunidad Autónoma todo son balones fuera, pero cuando a la parte de la mesa del Estado le interesa algo, enseguida eso sí es muy importante. Es una tensión entre un Estado y unas Comunidades Autónomas (esto es reflexión mía) que no se han vertebrado bien. No creo que con el nuevo gobierno vaya a cambiar algo. No creo que sea un problema de partidos políticos, creo que es un tema de visión de lo que son competencia estatales y autonómicas.

LEA LA PRIMERA PARTE DE LA ENTREVISTA: “Los Rascas de la ONCE NO son Juego Responsable”