InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

ESPECIAL INFOPLAY - RESUMEN 2018
Las criptodivisas

 
 Para empezar el resumen de lo que ha supuesto 2018 en el sector de las criptomonedas debemos en primer lugar hablar de una realidad: hace exactamente un año (17 de diciembre de 2017), un Bitcoin podía cambiarse por 16.500€ mientras que hoy nos darían 2.830€... Sin embargo, son muchas las novedades que ha experimentado la realidad de las criptodivisas por lo que en vez de quedarnos únicamente con un titular que defina el año 2018 como el de "el final de una burbuja", preferimos analizar de forma más amplia la actualidad de este sector generada en 2018.
INFOPLAY |
Con este Especial Infoplay arrancamos una serie de artículos que buscan reflexionar sobre cómo han evolucionado algunos sectores directa o indirectamente relacionados con el mundo del juego. En este primer contenido, hemos repasado las noticias más relevantes relacionadas con las criptomonedas del año pasado y desde ahí hemos creado nuestro particular resumen sobre ésta realidad.


Las criptomonedas en 2018 y el contexto económico global

El año 2017 había ya descontado el giro que las principales instituciones económicas del mundo habían hecho hacia políticas monetarias más restrictivas y solamente los riesgos geopolíticos parecían poder traer inestabilidad en las finanzas. Aunque la realidad no ha sido tan optimista, y los indicadores que nos conducen de nuevo a pensar en una crisis global inminente, parecía claro que en 2018 uno de los riesgos financieros más claros pasaba por el fomento y explosión de burbujas financieras.

Y al hablar de criptomonedas o criptodivisas, es inevitable cuestionarse si se trata o no de una burbuja. Por lo que hemos visto en 2018, los expertos que están a favor de esta opinión, han acertado. Y es que ahora mismo, podemos confirmar una de las máximas que caracterizar las grandes burbujas financieras: aparecen cuando hay exceso de liquidez y cuando las políticas monetarias son permisivas. Exactamente lo que hemos estado viviendo en los últimos años, y lo que en 2018 se ha reducido de forma drástica. 

Tras las 3 grandes burbujas a las que hemos asistido en el nuevo milenio (la de las empresas tecnológicas, del mercado inmobiliario y la de la deuda), parece evidente que tras 2018, podríamos incluir perfectamente la de las criptodivisas. Y es que en los últimos años, ningún otro mercado como éste ha registrado subidas tan exponenciales. En el ejercicio 2017 pudimos ver revalorizaciones de hasta un 35000% (ripple), del 29000% (nem), del 14000% stellar o de un 1200% (bitcoin)... Así, que a tenor de la caída en picado que en 2018 ha sufrido el bitcoin y la gran mayoría de criptomonedas, queda claro que muchos inversores han invertido de forma especulativa


Sobre evolución de bitcoin y el resto de criptodivisas en 2018

Si durante el 2017 las criptomonedas se convirtieron en la tendencia en los ámbitos financiero, tecnológico y empresarial;  en 2018 creemos que lo que más ha destacado ha sido la asociación de "criptodivisas" con el concepto de "burbuja". Y es que atendiendo al descenso del valor de bitcoin y el resto de criptomonedas, parece que éstas se comportan bajo el mismo esquema que todas las burbujas: los primeros que invierten ganan mucho dinero conforme el esquema Ponzi va atrayendo a nuevos inversores, y son precisamente esas ganancias las que atraen a nuevos inversores. Por diversas circunstancias, estos procesos pueden durar años hasta que ocurre lo inevitable: el flujo de nuevos inversores se agota y esto pone fin a la escalada del precio...

Pero las noticias generadas sobre criptodivisdas en 2018 sirven también para intentar descubrir alguno de los puntos débiles que podrían confirmar que verdaderamente el futuro del Bitcoin no es tan brillante como parecía. Son tres las grandes teorías que existen al respecto y que servirían para explicar no solo las caídas de 2018 sino las futuras y lo que algunos creen que ya está pasando y que definen como "el pinchazo de la burbuja"...

1) Las criptodivisas no tiene un valor intrínsico que justifique esos precios (como ocurrió con la popular crisis de los tulipanes).
2) Las criptodivisas están inmersas en una corriente de codicia desmedida y falta de sentido común (como ocurrió en la Crisis del 29 o en las burbujas inmobiliarias de los últimos años)
3) Las mayoría de las criptodivisas son una estafa total (como lo fue Forum Filatélico o Afinsa...)

Si dejamos de lado la última de las tres opciones, tanto la ausencia de un valor intrínsico como el ser víctima de una gran corriente especulativa, son dos factores que se han señalado constantemente en este 2018 a la hora de analizar la situación de las criptodivisas. 

Pero además, este año, la cosa se ha agravado al asistir a la crisis cambiaria de muchas monedas, especialmente en Latinoamérica, que han puesto de manifiesto la enorme dificultad que un activo tenga recorrido si se generaliza la impresión que éste pierde valor respecto a otros. En InfoPlay hemos informado sobre el impacto de la crisis cambiaria en argentina y el impacto en las cuentas de Codere, pues bien, con las criptodivisas podría estar pasando lo mismo que con el peso argentino: si hemos comprado bitcoin a 15.000 euros a principios de año y los queremos utilizar para lo que teóricamente está creado (ser un instrumento de cambio), por ejemplo para pagar bienes y servicios, en este 2018 habremos perdido mucho dinero porque el precio de la moneda ha bajado mucho... Este ejemplo sirve para confirmar lo que es evidente hoy en día y lo que es una de las consecuencias que puede tener este año 2018 en la forma de entender Bitcoin: la gente no va a utilizar bitcoin o cualquier criptodivisa para comprar servicios o bienes, sino para especular...

Sobre la tecnología blockchain

Por primera vez en la reciente historia de las criptodivisas, durante 2018 se ha puesto en duda que la tecnología blockchain aplicada a las divisas sea totalmente adecuada y eficiente. De hecho se ha generado un intenso debate sobre si la tecnología sobre la que se sustentan las criptodivisas ya estaría obsoleta o cuanto menos no tendría tanto recorrido como se le suponía. Es por ello que si la tecnología no aporta el valor que necesitan las criptomonedas para diferenciarlas del papel o del dinero FIAT (que pecan precisamente de no tener un valor real en el que sustentarse a diferencia del oro o la plata), siempre necesitarán referenciarse a algo... una realidad de la que muchos defensores iniciales del Bitcoin querían huir.

En ese mismo contexto, la seguridad ha sido otra espada de Damocles, que en 2018 ha caído sobre las criptodivisas. Y es que durante este año se han sucedido multitud de noticias que cuestionaban la seguridad en las transacciones de criptomonedas y en el "robo" o "desaparición" de destacadas cantidades de estos activos . Ésto se ha visto acompañado con el cierre de varias carteras de intercambio y numerosas criptomonedas que habían sido lanzadas al mercado con enormes expectativas de éxito...

El otro gran problema que se ha descubierto en 2018 es el derroche energético y el problema ecológico que generarán en un futuro próximo la generalización del bitcoin. Y es que cada vez consume más recursos el generar esta criptomoneda y el coste a efectos de contaminación se antoja un obstáculo muy destacado, sobretodo porque uno de los argumentos iniciales que apoyaban el uso de bitcoin es que reduciría enormemente el impacto ecológico en sus transacciones, comparándolo con las tradicionales.

Evolución en 2018 del número de bitcoins en circulación

Cerco regulatorio 

Repasando la mayoría de noticias generadas por el sector de las criptomonedas en InfoPlay, especialmente en el primer semestre de 2018, podemos afirmar que este año que está a punto de acabar,  también ha confirmado el de la consolidación de un cerco regulatorio que se ha convertido en uno de los grandes problemas que explican la evolución del sector. Hasta el Gobierno español, ha tenido tiempo para iniciar su particular "caza" a los particulares y empresas que han invertido en criptomonedas...

Pero las criptodivisas no cuentan únicamente con una cada vez mayor estrecha vigilancia en cuanto a fiscalidad, sino que el sector vive un cerco regulatorio en forma de una mayor presión por parte de los reguladores. De hecho en 2018, gran parte de las amenazas de legisladores y ejecutivos de los países más importantes del mundo han llevado a la realidad parte de las mismas. Ningún gobierno ha apoyado de forma contundente al sector y además de no dejar recordar que existen conexiones  con ciertas actividades criminales,  países asiáticos, claves en el nacimiento y el uge de las criptomonedas, como China y Corea del Sur, han llevado a cabo en 2018 en medidas para restringir la negociación de las criptomonedas.


Análisis técnico 

Aunque la mayor parte de noticias que hemos señalado hasta ahora son en esencia negativas, si acudimos a la opinión de los analistas técnicos, que se centran únicamente en la evolución del precio del bitcoin (el que sigue siendo gran abanderado y posiblemente el indicador más utilizado para medir la fortaleza del sector de las criptodivisas), podemos encontrar un resquicio de esperanza. Y es que casi un tercio de los expertos que se pronuncian sobre este tema en los medios especializados siguen sosteniendo que el recorrido del bitcoin a largo plazo es alcista. 

Es cierto que 2018 ha sido un desastre a nivel de la evolución del precio del bitcoin, pasando de los 16.500€ a los 2.800€; sin embargo, en esta clase de mercados con subidas tan destacadas, suelen darse bajadas igualmente intensas. Está claro que incluso hoy en día, con la cotización Bitcoin/Dólar estabilizada en los 3.000USD/Bitcoin, el valor de la criptomoneda sigue siendo enorme. Incluso los más optimistas, consideran que esta gran corrección a la que hemos asistido en 2018 sea positiva para que a medio y largo plazo aumente el valor intrínseco de la criptomoneda.


Evolución de la cotización del Bitcoin respecto al Dólar Estadounidense (2018)


Sin embargo, son precisamente los analistas técnicos y los expertos en finanzas, los que ya a finales de 2017 mostraron su preocupación por el hecho que los futuros de Bitcoin salieran a cotizar en la bolsa de futuros en Chicago y las consecuencias que ésto ha tenido en su evolución y que parece 2018 ha confirmado en todos sus extremos: nos referimos a que se abriera la puerta a que muchos fondos y toda clase de vehículos de inversión muy heterogéneos, pudieran empezar a comprar y vender bitcoins en este mercado y posicionarse "en corto". Lo que aumentó la volatilidad de la cotización en momentos clave...

En todo caso, hay muchos inversores que incluso a precios de los de hoy (1 Bitcoin --> 2800€) están seguros que el Bitcoin batirá máximos históricos en el próximo año, mientras que otros cientos de miles siguen además comprando. Pero la realidad, es que hablar de soportes y resistencias (sobretodo cuando tanto se ha hablado de los 10.000$, los 6.000$ o los 3.000$ como soportes) se hace complicado hoy en día y averiguar hasta dónde va a bajar el Bitcoin o dónde éste hará suelo es una quimera para los analistas más expertos. Lo que parece claro por lo visto en 2018 es que los que consideran Bitcoin como un activo, ven que efectivamente está deshinchándose la burbuja y que ahora entrará en juego lo que verdaderamente debería sostener todo el sector de las criptodivisas, que es su utilidad como sistema de pago y el confirmarse como un excelente uso práctico de la tecnologóa  Blockchain.

    0 Comentarios


  Déjanos tu opinión


PUBLICIDAD