InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

EXCLUSIVO | ESPECIAL BREXIT
Las consecuencias de un "Bréxit duro" para el sector del juego

 
La salida del Reino Unido de la Unión Europea sigue generando gran parte de la información sobre la actualidad política mundial. Tras el último y controvertido movimiento de Boris Johnson -suspender el Parlamento las próximas cinco semanas- se reducen drásticamente las posibilidades de evitar un Bréxit duro y parece que el 31 de octubre podríamos presenciar cómo se consuma este proceso de imprevisibles consecuencias. Volvemos a contextualizar el Brexit en el sector del juego y repasamos su impacto para la Industria global atendiendo a los últimos acontecimientos.
INFOPLAY |
A pesar del sorprendente resultado del referéndum sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea, que acabó con la carrera política de su máximo percusor David Cameron, parecía que el Bréxit iba a contar con una versión "light" que especialmente en un contexto tan complicado en lo económico a nivel mundial no iba a significar un problema de gran escala. Sin embargo, la incertidumbre es ahora máxima tras la caída de May y la decisión del polémico Boris Johnson de suspender el Parlamento Británico para frenar los últimos intentos de un Brexit negociado.

A continuación repasamos algunos puntos clave sobre cómo se vería afectado el sector del juego con un Bréxit duro, que es el esenario que se empieza dar por descontado y que a buen seguro va a poner contra las cuerdas en primer lugar a un sector -la industria del juego en general- que contribuye con alrededor de 2 mil millones anuales de libras a la economía del Reino Unido; pero que además va afectar sobremanera a otros países y mercados, incluyendo España...

  • Sobre Gibraltar
Para hablar de las consecuencias del Bréxit, Gibraltar es siempre un punto caliente en lo que a nuestro país se refiere. El peñón ha sido colonia británica desde 1830 y tras el referendum de 2002 se consolidó su permanencia en Reino Unido como único estado soberano del territorio. Sin embargo, por razones obvias, sus ciudadanos votaron a favor de permanecer en la Unión Europea en el referendum del brexit (26 de junio de 2016).

Desde entonces, el miedo de la salida de Reino Unido de la Unión Europea hizo que los operadores que contaban con centros de operaciones y con sus sedes principales en Gibraltar temieran quedarse fuera legal y administrativamente de la UE, algo que obligó a empresas con una larga trayectoria en el Peñón a cambiar de aires. 

La fuerza laboral en el sector del juego de Malta la convirtió en un destino prioritario y empresas como paddyPower Betfair no dudaron en abandonar Gibraltar y abrir sus oficinas en Malta. 

Con un Bréxit duro, las empresas que han permanecido en Gibraltar verán como existe un claro riesgo de empeoramiento de las condiciones de sus empleados españoles -que son mayoría- en el cruce fronterizo entre la Línea y Gibraltar, utilizado diariamente por 13.000 trabajadores españoles, británicos y de otro tipo.

  • Relocalización de grandes empresas más allá de Malta
Buscar localizaciones alternativas en los cuarteles generales de los grandes operadores lleva siendo una prioridad para grandes empresas. Ciertamente Gibraltar ha perdido poder y lo hemos podido constatar con la aparición de nuevos territorios "friendly" para el sector como por ejemplo las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla. 

888 fue la primera compañía en la industria que expresó públicamente sus temores a un brexit, lo hizo en su informe anual de 2016 y en este 2019 ha completado un traslado de una parte principal de sus operaciones hasta ahora establecidad en el Peñón a Rumanía

Pero no hablamos solamente de consecuencias para grandes empresas y para las ya establecidad en Gibraltar; sino que el Bréxit duro podría poner a Barcelona o Madrid como destino de empresas tecnológicas que actualmente posicionadas en Reino Unido, Isla de Man o Gibraltar, puedan ver peligrar su futuro si su país queda alejado de la UE o incluso si los ciudadanos de la Unión Europea no pueden acceder de forma sencilla como hasta ahora a los puestos de trabajo que ofrece la industria. Y es que se estima que el 30% de empleados cualificados del sector del juego en territorios de Reino Unido representa el 30% del total de ocupados en el sector.

La incertidumbre sobre los requisitos de visa y su estado a largo plazo, va a significar a buen seguro que la industria podría sufrir una grave escasez de talento. Es por ello que los cambios de ubicación a nivel empresarial y a nivel personal son una de las consecuencias que ya se están dando en Reino Unido y en otros territorios como consecuencia inmediata, es el caso de la destacada creación de empleo en Ceuta


  • El liderazgo británico en la expansión del juego en Estados Unidos
Con un Bréxit Duro, a buen seguro el proceso de desinversión en el mercado interior de Reino Unido se prolongaría. Tras el duro golpe que ha supuesto al sector del juego presencial la decisión del Gobierno británico de reducir las apuestas mínimas de las terminales FOBT y el importante endurecimiento de la publicidad del sector online, un acuerdo traumático para abandonar la Unión Europea acabaría seguramente con los sueños de una recuperación que pasara por los intereses en la Unión Europea que muchas empresas británicas poseen. 

De hecho, es posible que Estados Unidos se convierta en el gran beneficiado del Bréxit -algo que con declaraciones como las de Donald Trump expresando su apoyo a Boris Johnson en el proceso- y ésto sea aún más claro en el sector del juego, donde históricas empresas de Reino Unido como PaddyPower Betfair o William Hill, además de compañías cotizadas en el FTSE de Londres como 888 Holdings, apunten hacia el mercado del juego de Estados Unidos.

  • Una esperada y ya real caída de la Libra
Es sabido que en los últimos meses, a medida que se complica la salida negociada de Reino Unido de la Unión Europea, el impacto en el tipo de cambio dólar entre el euro y la libra y especialmente entre el dólar y la libra, es una de las variables que más se está viendo afectada; convirtiéndose la moneda propia de Reino Unido en un barómetro que nos indica cómo se está gestionando la incertidumbre del Brexit.

Un Brexit Duro como el que parece se avecina traería una libra más débil y el impacto en el sector, aunque por una parte podría ayudar a plantearse adquisiciones de empresas británicas, debilitaría la cuenta de resultados de empresas españolas que tengan importante inversiones en Reino Unido así como reducirían el rendimiento de las muchas y relevantes multinacionales que cotizan en la Bolsa de Londres y por lo tanto el precio de sus acciones se establece en libras.

  • Peligro para las exportaciones españolas
Como se puede comprobar cada año en ICE, la Feria Internacional de Juego de Londres, parte importante del sector que destaca en productos de todo tipo para la industria, como KirolSoft, GeWeTe, Grupo RFRanco, Merkur Dosniha intenta exportar bienes y servicios al mercado británico. Aunque ciertamente Reino Unido no representa una parte demasiado importante de las ventas españolas al extranjero, se estima que un Brexit duro podría concretarse con una importante amenaza arancelaria, es decir que las exportaciones de países miembros de la Unión Europea serían gravadas y la competitividad en los precios sería un problema.
PUBLICIDAD