InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
VI Encuentro AGEO

Conclusión de la mesa La Ley del juego de Galicia y el sector presencial: 'La opinión pública no puede regular, porque ve una especie de realidad aumentada'

 
El VI Encuentro AGEO, realizado este 23 de octubre en la imponente Ciudad de la Cultura, de la ciudad de Santiago de Compostela, contó con una masiva participación del sector del juego, además de una amplia cobertura de medios generalistas y especializados, entre los que destacó INFOPLAY como media partner.
INFOPLAY |
La ocasión fue propicia para desarrollar y debatir temas de máximo interés para el sector y sin duda, la Ley del juego de Galicia en tramitación, fue uno de ellos; por lo que la primera mesa redonda de la jornada giró en torno a ella.

Bajo el título La Ley del juego de Galicia y el sector presencial: una visión constructiva, la primera mesa estuvo conformada por Serafín Portas, Presidente de AGEO; Santiago Villanueva, Director Xeral de Emerxencias e Interior; José Sánchez-Fayos, Coordinador General COFAR; Miguel García Campos, Secretario General de FEMARA; Juan Santamaría, Doctor en Derecho y socio de Gómez Acebo & Pombo Asociados; y, Santiago Moreno, Abogado y Asesor Jurídico de AGEO, quien tuvo la responsabilidad de ser el moderador.

En la introducción, Santiago Moreno recordó que hace un año ya se hablaba de la ley, a la vez que enfatizó que el borrador que manejan está muy distante de lo planteado por el sector, aunque no descarta que se produzcan acercamientos para llegar a un consenso más amplio. La primera pregunta fue dirigida entonces hacia el Director Xeral de Emerxencias e Interior:




¿Qué aspectos se consideran más relevantes?


Santiago Villanueva inició esta intervención aclarando que “la administración conoce la realidad del sector y de la sociedad”, sin ánimos de crear falsas expectativas o alarmas, no quiso hablar de ámbitos específicos de la ley pues se trata de “un texto que no está cerrado, que puede tener modificaciones” y repitió que no está hecha al margen, para lograr el resultado actual, hubo múltiples reuniones con todos los sectores involucrados.

Explicó que la ley establece principios rectores, crea el observatorio del juego, establece nuevos controles en los salones de juego pues la administración tiene que velar para que “no jueguen los que no pueden ni deben jugar”.

Posteriormente, Serafín Portas resaltó que es pertinente apoyar la planificación, “pero en Galicia gran parte ya estaba hecho”. Y agrega que” la única diferencia es que el decreto de julio era por nueve meses, pero ahora estará vigente hasta que esté la nueva ley”.

Luego, intervino Juan Santamaría, quien tal como lo había hecho José Ignacio Cases, hizo énfasis en lo difícil de explicar las diferentes competencias sobre el juego, la falta de una regulación clara y las desigualdades cuando se trata de la apertura de establecimiento de la ONCE y SELAE.

Seguidamente, Santiago Moreno, hizo referencia al dispositivo que según la ley deberán tener las máquinas de hostelería para impedir que los menores puedan jugar.

Sobre esto, Miguel García Campos fue enfático al decir que según estudios “el número de expedientes sancionadores, en esta y otras comunidades autónomas, sobre menores jugando en máquinas de hostelería, es 0, por lo cual no existe la necesidad de instalar esos dispositivos en los establecimientos de hostelería.”



Campos alertó que esta acción podría traer como consecuencia, la disminución de máquinas de hostelería instaladas, con la posterior reducción de ingresos y tributos. Algo que sin duda, tendría un efecto devastador para el sector.

En lo referido a políticas de juegos, juego responsable y observatorio del juego, José Sánchez-Fayos aclaró que “el sector del juego debe aplaudir medidas como esas” a la vez que resaltó que este es un sector cumplidor, lo que sucede es que esto dejó de ser suficiente, “quieren algo más.” En la misma línea dice que en COFAR han optado por empoderar al establecimiento, con planes de formación para el empleado de hostelería en temas como juego responsable y mecanismos de ayuda.

Destacó que en el borrador que se maneja de la ley, uno de los artículos más largos y declarativos es el relacionado con el juego responsable y dijo que está “muy atinada”. Sin embargo, cerró esta intervención con la expresión: “La opinión pública no puede regular, porque ve una especie de realidad aumentada”.

El moderador, Santiago Moreno, mencionó que “aunque el anteproyecto tiene muchos aspectos positivos”, hay normativas a nivel nacional que simplifican o flexibilizan el día a día de las empresas. Y coincidieron casi todos de la mesa al decir, que este es el caso contrario.
Por su parte, Santiago Villanueva, insistió en que el “legislador tiene que oír al sector y la sociedad, en busca de hacer un equilibrio para hacer un texto consensuado”.

En la misma tónica, Serafín Portas, retomó el tema de las máquinas de hostelería y dijo que la máquina tipo B, es poco atractiva para los jóvenes, quienes buscan otras opciones como las apuestas deportivas. Y agregó, que cada vez hay menos máquinas, hasta el punto que en Galicia en el 90 había 90 mil, y ahora hay 9 mil. Cifra que seguramente bajará todavía más, por el incremento de otro tipo de locales como franquicias y gastrobares, que en nada parecen compatibles con estas máquinas.

Sobre esto, José Sánchez-Fayos dijo que las maquinas languidecen y opinó que el mejor dispositivo son las campañas de formación y el tener personal responsable en los establecimientos de hostelería.

Miguel García Campos no quiso pasar por alto uno de los temas polémicos que ha surgido en la mesa y en el sector; el artículo 14 del anteproyecto, que hace referencia a la instalación de máquinas de la ONCE y SELAE. También aprovechó para recordar que en “1999 se pretendía regular la lotería instantánea para venta en lugares de hostelería, con el propósito de ocupar cuotas de mercado de las máquinas tragaperras”.

La última intervención del debate, antes de la ronda de preguntas, fue de Serafín Portas, quien expresó “aquí tenemos los deberes hechos”, desde hace mucho se aplican las distancias mínimas legales para la ubicación de salones, mientras que otras comunidades apenas están comenzado a tener normativas relacionadas. Y destacó, que por la falta de regulaciones al respecto en Madrid, “estamos pagando en el resto de España las consecuencias”

Concluido el debate, la inquietud manifestada por el público fue en relación a la publicidad online, ante lo que Santiago Villanueva declaró que “evidentemente hay una desproporción, la publicidad tiene que tratarse de manera uniforme”. Y finalizó, “nosotros legislamos en base a nuestra responsabilidad, pero no nos pidan lo que no podemos hacer”.



PUBLICIDAD