InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

EL JACKIE POT
Rey Pedro

 
Lo dice hoy con toda la razón Enric Sanahuja: “Debemos apartarnos de ideologías políticas y trabajar bajo una profesionalización máxima”.

Desde que se formara el nuevo gobierno, la industria del juego ha entrado en materia política de debate ideológico. No podía pasar nada peor.

Sin ir más lejos, la sinrazón en la comunidad Valenciana ha convertido la nueva Ley del Juego en una deriva partidista con una escalada de alegaciones para ver ‘quién da más’ y peor, por supuesto.

El sector no puede escorarse ideológicamente. El juego es transversal, social, popular, tradicional, democrático y del pueblo, de las calles y de los barrios. Hasta el ministro Gazón lo ha dicho: “El juego está en nuestro ADN”.

Otra cosa es el juego online que ya se ha demostrado campa a sus anchas publicitarias y en la subrepticia y pajillera intimidad. El juego en la calle no es así. Y la industria tradicional debe volcarse en sus barrios, abrirse, participar, integrarse, mimetizarse, participar de los debates, empatizar y visibilizarse con normalidad. Y sobre todo, con profesionalidad.
JACQUELINE M.C. | MADRID
Es lamentable ver las cámaras de los periodistas plantadas en las puertas de los salones mientras se ve a un trabajador abrir la puerta y asomar la cabeza temeroso. ¿Temor a qué? Precisamente estos momentos son primordiales para mostrarse. Pero es necesario por supuesto, que los trabajadores estén cualificados, profesionalizados y empáticos con la prensa y con sus clientes. ANESAR está trabajando en ello. Pero, insisto: creo fundamental que ellos, que son los que tienen el contacto directo con los clientes, sean modélicos y altamente cualificados.

Vayamos paso a paso, como dice el Presidente, el Vicepresidente Iglesias, la Ministra Díaz o el Ministro Garzón.

“Paso a paso”. Es decir, se prepara al país y se advierte que las medidas del gobierno de coalición no serán tan fáciles de aplicar, ni tan rápidas. Pero ahí está nuestro Presidente que ha derivado en una presencia global sin precedentes. Él ha ido a la cumbre de Davos en lugar del Rey. Él irá a visitar a todas las Autonomías para “hablar de los problemas que tiene la gente”….  El presidente Pedro Sánchez irá con su aura de triunfador a acariciar por el lomo autonómico y persuadir, seductor, arrollador y con los presupuestos generales en la mano aún por perfilar y repartir. Y no hay que olvidar que un sector tradicional/presencial fuerte aporta más millones a las arcas autonómicas y por tanto más fuerte es ante imposiciones centralistas.

Porque se dice que Pedro Sánchez será el próximo Presidente de la República. Por ahora parece querer imponer sus decisiones y esto sí que es peligroso. Porque ‘armonizar’ es la palabra maldita, de la que ha tirado el ministro Garzón y la que pretende el Presidente que como Pedro I de Castilla (Siglo XIV), el rey justiciero, fue “enemigo de los grandes y defensor de los pequeños”. Pedro Sánchez, como Rey Don Pedro: asaz grande de cuerpo, é blanco é rubio, é ceceaba un poco en la fabla. Era muy cazador de aves. Fue muy sofridor de trabajos. Era muy temprado é bien acostumbrado en el comer é beber. Dormía poco é amó mucho mugeres. Fue muy trabajador en guerra. Fue cobdicioso de allegar tesoros é joyas (...) E mató muchos en su Regno, por lo qual vino todo el daño que avedes oído (Pedro de Ayala).


 
Pero aquí y ahora, que no nos arrebaten la industria, el juego no es de derechas ni de izquierdas, es del pueblo, popular y transversal. Los reguladores autonómicos lo saben bien, lo han regulado durante decenios y por ello hablan con mesura y lucidez. Como lo ha hecho Aitor Uriarte en una entrevista antológica.

Igual que Encarna Gaspar. Esta Presidenta de ANDEMAR CV que se ha convertida en la nueva líder sectorial. Mujer, fuerte, con aires de madre luchadora, guerrera, con la tozudez de la razón, enérgica y aplastante en sus afirmaciones. Necesitamos más como ellas. Y de paso una feminización del sector que no vendría nada mal para los aires que corren.


Imprimir
3 Comentarios
ÚLTIMAS NOTICIAS
PUBLICIDAD