InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

PRIMERA PARTE
ENTREVISTA con Andrea Vota, Director General de Jdigital
"Hay datos que no respaldan los argumentos de la DGOJ"

 
Este jueves, nuestra editora Jacqueline Mecinas pudo conversar a profundidad con Andrea Vota, recientemente elegido como nuevo Director General de Jdigital. Como era de esperar, gran parte de la entrevista abordó la temática del Real Decreto y sus nefastas consecuencias.

Vota hace un análisis objetivo y detallado de los retos que enfrenta el sector del juego online, a la vez que se muestra optimista y afirma que nunca es tarde para lograr cambios en las percepciones. Compartimos con nuestros lectores una entrevista sin desperdicio.
INFOPLAY |
¿Cómo se pusieron en contacto contigo? ¿Quién propuso tu nombre y tu perfil?

Primero agradecerte por esta oportunidad.

Los contactos con Jdigital ya inician a comienzos de 2020, tras mi salida de la empresa en la que estaba  me puse  a disposición de la industria de los asuntos públicos, que es básicamente a lo que me he dedicado en los últimos siete años, y a partir de ahí comienzan las conversaciones con Jdigital que precisamente estaba buscando profesionalizar aún más la asociación a través de la figura de un director general que llevara a cabo el día a día.

Como podrás entender la pandemia y toda la situación del COVID ha ido retrasando todo el proceso y también la toma de decisiones con respecto a los cambios estatutarios que tenían que producirse para incorporar esta nueva figura. Y, bueno, llegamos a la fecha del 16 de julio, que es cuando se celebra la Asamblea General de Jdigital y se me nombró como director general de la asociación.


¿Mikel López de Torre continúa contigo?


Evidentemente Jdigital como cualquier asociación tiene unos órganos estatutarios, que es la Junta Directiva de la que Mikel es director presidente, lo será hasta septiembre de este año, ya que con los cambios estatutarios que se propusieron en la asamblea general, también se aprobó la rotación de la presidencia, es decir, la figura se mantiene de forma permanente. Para gestionar el día a día es el director general; y, presidencia, que es una figura que tiene que haber por ley, será rotatoria, cada tres meses cambiaremos de presidente, con lo cual Mikel presidente saliente y también presidente entrante, durante este trimestre julio-septiembre.



Aterrizas en este campo, en la industria que está como está... y, ¿cuál es tu percepción? Supongo que desde fuera lo estabas viendo de una manera, al llegar te has encontrado la interioridad de un gran problema...


Como te contaba, estas conversaciones comenzaron a finales de enero, por lo cual todo este tiempo he estado estudiando el sector y he estado viendo muy de cerca la que es la actualidad, sobre todo política y regulatoria. Al final creo que esa es una parte impactante en el sector del juego online. Y, evidentemente nace también de una falta de reputación del sector hacia la opinión pública.

Me he encontrado con un relato del juego online que no coincide con la realidad, yo no creo que el juego online en España constituya bajo ningún concepto un problema. Eso es lo que desde el sector hay que desmontar, no solamente desde datos sino también a través de buenas prácticas. Sé que nuestra actividad, puede generar algún tipo de problemática y para eso el sector se autorregula, fomenta el juego responsable… Creo que ahora mismo, la lucha más allá de las que he estado comentando está en luchar contra el juego ilegal.

Lo que hemos visto con el silencio que se impuso, lo que ha hecho el prohibir la publicidad de empresas como las que representa Jdigital ha producido un crecimiento importante de web ilegales. Es decir, el jugador no tiene acceso a la información transparente porque están prohibiendo anunciarse a las empresas legales que cumplen con la normativa, puede dirigirse a una oferta ilegal, al ser ilegal no hay transparencia en términos de información tampoco hay control por parte de los organismos públicos sobre este tipo de empresas.

Lo que nos preocupa de cara a la aprobación del Real Decreto es que es demanda de ofertas ilegales suba de una forma muy importante. Algo que evidentemente nos preocupa y habrá que cancelarlo.


¿Crees que la DGOJ y el Ministerio de Consumo son conscientes o lo perciben así este aumento del juego ilegal? Porque no admiten que hay esa subida. Dicen que han cortado muchas páginas web ilegales

El relato que se ha construido es que la problemática aquí es el juego y lo que puede generar estar encerrados en casa por motivo de una pandemia.

El tema es que se quiere mirar solamente unos datos, que además no respaldan el relato que nos quieren contar desde esta dirección general, y mientras tanto se publican estudios como el que se publicó este mes, del Plan Nacional sobre Drogas, donde básicamente lo que se está comunicando es que el 86,6% las personas que han contestado a la encuesta, referían no haber participado en el juego online ni antes ni después del confinamiento.

Esto quiere decir que hay unos datos que no respaldan los argumentos de la DGOJ para llegar a este tipo de regulación, al borrador que nos han presentado.

Con lo cual, no creo que tengan puesto el foco sobre el incremento de web legales, porque a lo mejor no les interesa y no respaldan efectivamente los argumentos que han llevado a la aprobación de ese Real Decreto, pero al mismo tiempo se publican datos en los informes que preparan desde la DGOJ que nos dicen otra cosa.

Durante la pandemia, se detecta una disminución en la frecuencia del juego con dinero online.

Bajo este punto de vista, hay que reflexionar sobre donde está el problema y cuáles son los problemas que pueden generar una normativa como la que quieren aprobar. En nuestra opinión, se han cerrado en dos meses un número importante de webs ilegales y los números de 2019 nos dicen otra cosa. El número de webs ilegales cerradas en un año es muy inferior al que se han cerrado en los meses de confinamiento.


¿Crees que el gobierno, el Ministerio de Consumo es permeable a todo esto? Parece que tienen una misión, que es aprobar el Real Decreo, y les da igual los datos… ¿Es viable que el sector se haga oír?

Nosotros tenemos la misma sensación, es una decisión que se ha tomado y no hay marcha atrás en ese sentido. Yo estoy absolutamente convencido en que el dialogo social es clave para poder desarrollar cualquier tipo de legislación, es decir, los actores interesados deberían poder participar, opinar y sentarse con la administración y poder presentar sus argumentos. Luego, al final, quien toma la decisión final no van a ser las empresas, aunque las empresas llevamos regulándonos desde hace muchísimo tiempo. Es muy reciente la actualización del código de conducta del sector que se hizo en enero.

En este sentido, las empresas sí que se han anticipado a los decisores públicos. El tema es que no se haya avanzado en la regulación, aquí estamos hablando de prohibición. Esto es condenar a un mutismo absoluto al sector del juego online. Se le prohíbe hacer cualquier tipo de publicidad, por lo cual se les prohíbe comunicar su oferta comercial, y eso es algo que a empresas como las nuestras  afecta porque como empresas online lógicamente la comunicación tiene que ser en esos entornos.

Si se nos prohíbe comunicar nuestro producto, nuestra oferta, evidentemente se está vulnerando un sector. Nuestra voluntad es de hablar con todos, no solamente con la DGOJ, este Real Decreto tiene un abanico de implicaciones muy amplio. Aquí se pueden tocar temas de economía, por la disminución de ingresos, también fiscales, también pueden tener que ver con la salud, porque en el momento que sube la oferta de web ilegal no se está protegiendo al más vulnerable. También temas que tienen que ver con libre mercado y competencias.

Estamos ante varios frentes abiertos, con lo cual el dialogo con la dirección general que se ha producido de forma escasa, y creo que a la hora de aprobar reglamentos tan estrictos e impactantes habría que hacer un poco de escucha activa y luego con todos los departamentos, porque como te comentaba las implicaciones son muchas en muchos ámbitos.

FIN DE LA PRIMERA PARTE
PUBLICIDAD