InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

AESA reprocha la frivolidad y ligereza del director Mikel Arana

 
La Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón (AESA) valora las recientes manifestaciones del director general de Ordenación del Juego del Ministerio de Consumo, en las que reconoce que los niveles de ludopatía en España no son altos y que no existe un problema de salud pública al respecto, palabras que no hacen más que confirmar una realidad que las empresas del sector vienen defendiendo en los últimos años.
INFOPLAY |
NOTA DE PRENSA DE AESA:

El Ministerio de Consumo niega que el juego sea un problema de salud pública en España pero insiste en su acoso al sector

El director general de Ordenación del Juego, Mikel Arana, reconoce públicamente que los niveles de ludopatía no son altos

La Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón (AESA) celebra que desde el propio Ministerio de Consumo se reconozca una realidad en la que el sector insiste desde hace tiempo, como demuestran los índices de juego problemático, en constante descenso desde el año 1990

Zaragoza, 18 de febrero de 2021. El director general de Ordenación del Juego del Ministerio de Consumo (DGOJ), Mikel Arana (Izquierda Unida), reconoció recientemente que los niveles de ludopatía en España no son altos y que no existe un problema de salud pública, palabras que no hacen más que confirmar una realidad que las empresas del sector vienen defendiendo en los últimos años.

Arana admitió esta realidad en una charla organizada hace unos días por la sección juvenil de CCOO Madrid al señalar que distintos estudios como el de Prevalencia de la DGOJ de 2015 y del Plan Nacional de Drogas apoyan esta afirmación. “Hay que ser honestos y esto es lo que nos dan los números. Hay que decir con claridad que la inmensa mayoría de la gente que juega, ya sea online u offline, lo hace como una actividad de ocio y no les supone un problema de salud”, aseguró. “Estos informes señalan consumos intensos, incluso ludopatías en algunos de los jugadores, pero no son porcentajes que puedan llegar a hacer pensar que en este momento supongan como tal un problema de salud pública”, añadió antes de matizar que “eso no quita para que, efectivamente, haya que intentar evitar que se sigan incrementando”.

Al respecto, la Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón (AESA) celebra que desde el propio Ministerio de Consumo se reconozca una realidad en la que el sector insiste desde hace tiempo: en España no existe un problema real de ludopatía y así lo demuestra el hecho de que los índices de juego problemático están en un constante descenso desde el año 1990. La inmensa mayoría de la población española ve el juego como una actividad de ocio y tiempo libre, y juega de manera responsable.

Asimismo, AESA insiste en que todos los estudios con base contrastada de la Administración (Plan Nacional de Drogas, Estudes, Edades, etc.), así como los informes privados, ponen de manifiesto que la tasa de juego problemático en España es del 0,3%. Este porcentaje nos posiciona como segundo país con la tasa más baja entre los países con datos disponibles, junto con Noruega.

AESA también considera que las palabras de Arana ponen de manifiesto la frivolidad con la que determinados políticos responsabilizados en la toma de decisiones enfocan ciertos asuntos, menospreciando el enorme impacto y perjuicio gratuito que causa a empresas, trabajadores y a la reputación de actividades legales que además están sometidas a extraordinarios requisitos de control y seguridad.



Sobre AESA

La Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón (AESA) agrupa a los titulares de salones de juego presencial, que a su vez son operadores de máquinas recreativas en hostelería y empresas gestoras de su actividad y de servicios complementarios. En total, AESA agrupa a 25 empresas operadoras, que son titulares de 109 salones de juego y máquinas recreativas en la comunidad aragonesa en los que trabajan más de 1.000 personas a tiempo completo.
Los salones de juego generan 6 euros en la economía regional por cada euro que ingresan. Su actividad en Aragón aporta de forma directa a las distintas Administraciones Públicas 34,4 millones de euros cada año. Solo las máquinas de juego abonaron en 2018 al Gobierno de Aragón 23,5 millones de euros en concepto de tasas de juego. De ellos, 19,8 se recaudaron en empresas con salones de juego.





PUBLICIDAD