InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

EL JACKIE POT de San José

 
Día de San José. La fiesta grande de Valencia. Día que celebramos también que la justicia se impone. Era inadmisible, incoherente y un insulto a la inteligencia y a la libertad aplicar arbitrariamente el apagado de las máquinas en los bares de Valencia. Ya ven. ¿En base a qué? No es la primera vez. La anterior surgió por una torpe interpretación que para más escándalo fue publicada por algunos lares. (¡¡¿?)

No hay mejor día para celebrar un paso por la libertad. La política se ha vuelto torticera, oportunista, manipuladora, un insulto a la verdad, una oda a la manipulación y al miedo. SOS Hostelería lo ha conseguido. Enhorabuena.

Hemos crecido, vivido, reído, ligado, llorado en un bar... Nuestros bares y sus MÁQUINAS, ese monumento al juego discreto. Su luz, vibrante, centelleante, omnipresente, alegre y viva. Que no se apague un icono de nuestra cultura popular.

La izquierda rancia ha levantado mitos y lemas (antijuego), se ha apropiado de conceptos (feminismo), enarbola banderas que nos encadenan. La libertad no es eso. Y algunos dirigentes políticos, por fortuna, aún se mantienen impasibles a esta manipulación, a la demagogia, al populismo.

La libertad de elegir, la madurez de nuestras decisiones, la responsabilidad sobre nuestros actos por encima de tutelas, patriarcados, consignas y opresión.

Activistas antijuego: infórmense, por favor, y no impongan su doctrina que nadie ha pedido. Por la libertad y el respeto, dejen de asustarnos, basta de lo descafeinado, de la cerveza sin alcohol, de las galletas sin gluten, de la leche sin lactosa, del pan sin pan, de la vida sin juego.

Feliz día del PADRE.
 

JACQUELINE M.C. | MADRID

    0 Comentarios


  Déjanos tu opinión


PUBLICIDAD