InfoPlay
PUBLICIDAD

Otra encuesta del Ministerio de Sanidad vuelve a dejar claro que el juego público es el más consumido: un 98,1%

 
La Delegación del Gobierno del Plan Nacional sobre Drogas del Ministerio de Sanidad ha elaborado la "Encuesta sobre Alcohol, Drogas y otras Adicciones en mayores de 64 años en España" (ESDAM) 2019/2020. Se trata de una interesante y primera encuesta sobre adicciones en mayores de 64 en España. Los datos oficiales vuelven a dejar claro el dato: los juegos de Loterías y Apuestas del Estado y de la ONCE son, de lejos, los más consumidos: el 98,1%

Y así, como siempre, recordamos el refrán: Unos cardan la lana y otros llevan la fama.
INFOPLAY/ COMUNICADO |

Según figura en el trabajo,

Este análisis se realiza solo para la modalidad presencial, ya que el juego online es muy poco frecuente en personas de 65 años o más. Entre las personas de 65 años o más que dicen haber jugado dinero de manera presencial en el último año, prácticamente todas (98,1%) refieren jugar a la lotería convencional (lotería, primitiva, bonoloto, cupones ONCE). Además, el 19,6% juega a loterías instantáneas (tipo rascas ONCE) y el 10,4% a las quinielas de fútbol y/o quinigol. Otros juegos con dinero menos habituales son el bingo (5,0%), los slots, máquinas de azar/tragaperras (2,5%), y las apuestas deportivas (2,0%). Para el resto de juegos con dinero la prevalencia en esta población está en torno al 1% o es inferior. Los resultados son parecidos en población más joven, de 15 a 64 años.


Juego problemático y posible trastorno por juego


Se ha utilizado la escala del cuestionario DSM-V para valorar la posibilidad de juego problemático y trastorno por juego. Se considera posible juego problemático cuando el sujeto puntúa entre 1 y 3 en esta escala y posible trastorno por juego si alcanza valores de 4 puntos o más. Entre las personas de 65 o más años que refieren haber jugado dinero en los últimos 12 meses y han contestado el cuestionario, el 2,1% presenta o bien un posible juego problemático o un posible trastorno por el juego. Esto implicaría que el 1,3% de la población española de 65 años o más podría presentar alguno de estos problemas. En personas de 15 a 64 años las prevalencias son ligeramente más altas, el 2,2% podría presentar juego problemático o trastorno por el juego.


La "Encuesta sobre Alcohol, Drogas y otras Adicciones en mayores de 64 años en España" (ESDAM) 2019/2020, elaborada por la Delegación del Gobierno del Plan Nacional sobre Drogas del Ministerio de Sanidad está disponibleen este enlace.



NOTA DE PRENSA OFICIAL

La Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas publica por primera vez una encuesta sobre adicciones en mayores de 64 en España

• El alcohol es la sustancia más consumida, seguida de los hipnosedantes, el tabaco y los analgésicos opioides. A partir de los 75 años es menor el consumo de alcohol y tabaco, pero es más habitual tomar hipnosedantes y analgésicos opioides.
• Los hombres son mucho más propensos a consumir alcohol a diario, mientras que las mujeres toman hipnosedantes con mayor frecuencia. En ambos casos, un tercio consume de forma diaria.

Madrid, 17 de 2021.- Las personas de más de 64 años consumen menos alcohol y tabaco que la población más joven, sin embargo, es más frecuente el consumo de hipnosedantes y analgésicos opioides. Así se desprende de la "Encuesta sobre Alcohol, Drogas y otras Adicciones en mayores de 64 años en España" (ESDAM) 2019/2020, elaborada por la Delegación del Gobierno del Plan Nacional sobre Drogas que ha publicado el Ministerio de Sanidad. El estudio se ha basado en 1.443 cuestionarios dirigidos a mayores de 64 años residentes en toda España, a los que se les entrevistó entre febrero y marzo de 2020.

La sustancia más consumida en este grupo de edad es el alcohol (un 46,7% de los encuestados bebieron el último mes), que casi duplica a la segunda que son los hipnosedantes (24,8%).

Sin embargo, existen diferencias entre los mayores y los más mayores. Entre los 65 y los 74 años lo que más toman diariamente es, efectivamente, alcohol. Pero a partir de los 75 se abren paso los hipnosedantes hasta alcanzar el primer puesto.

La encuesta no solo incluye el consumo actual de sustancias adictivas, sino también sus antecedentes previos. Así, el 52,9% de los mayores de 64 años ha fumado alguna vez en la vida, aunque sólo el 12,8% lo ha hecho el último año. Por otro lado, el 4,6% admite haber consumido cannabis alguna vez en la vida, aunque solo un 0,1% continúa recurriendo a él a diario.

Como cabría esperar, las sustancias psicoactivas más consumidas por los mayores son las legales, es decir, alcohol, tabaco, hipnosedantes y analgésicos opioides. El uso de drogas ilícitas es escaso después de los 64 años.

Por otro lado, el 68,4% de los mayores reconocen que han jugado con dinero durante el último año, sin una gran diferencia entre sexos y fundamentalmente a juego en modalidad presencial. Además, las personas de más de 64 años muestran, en general, una clara percepción de riesgo respecto a la mayoría de las conductas adictivas, especialmente en las relacionadas con el tabaco y los analgésicos opioides. En el extremo opuesto, las conductas que consideran de menos riesgo son el consumo de más de una o dos cañas o copas de vino al día y el consumo de hipnosedantes una vez o menos al mes.

Diferencias entre sexos

Las diferencias entre sexos son muy acentuadas entre los mayores. Uno de cada tres hombres consume alcohol a diario, el cuádruple que las mujeres. Mientras, ellas utilizan más hipnosedantes: hasta un tercio de las mismas los consumen cada día.
Resalta cómo el 77,9% de los hombres han fumado alguna vez en la vida, frente al 34,1% de las mujeres. Actualmente, ellos fuman el doble.

18+ | Juegoseguro.es – Jugarbien.es
PUBLICIDAD
   
Información de cookies y web beacons
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros, estadísticas y de marketing, con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, a través del análisis de sus hábitos de navegación. Del mismo modo, este sitio alberga web beacons, que tienen una finalidad similar a la de las cookies. Tanto las cookies como los beacons no se descargarán sin que lo haya aceptado previamente pulsando el botón de aceptación.