InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La psiquiatra Dra. Sarah Violah reflexiona sobre el posicionamiento de los reguladores ante las patologías

 
Nos llega desde Italia este artículo publicado a través del Centro Studi As.Tro, rama de investigación de ASTRI (Associazione degli Operatori del Gioco Lecito -Asociación de Operadores Lícitos de Juego).

Bajo el título HACIA UNA PROPUESTA DE INTERVENCIÓN VERDADERAMENTE EFICAZ, la Doctora nos habla sobre cómo los legisladores políticos deberían tomar sus decisiones en el ámbito de las patologías y cómo las ejecutan en la realidad.
INFOPLAY/ COMUNICADO |
HACIA UNA PROPUESTA DE INTERVENCIÓN VERDADERAMENTE EFICAZ

En el intento de resumir las objeciones que se han propuesto y se proponen a las normativa local y regional, en materia de prevención del fenómeno de la ludopatía, podemos simplificar diciendo que: lo que prohíbe una adicción, en realidad, la refuerza. Actuar contra la ludopatía, como contra la toxicodependencia o la anorexia, con imposiciones y coacciones, no sitúa al individuo en el centro de atención, como sujeto que se debe tutelar a través de la intervención normativa, sino que se focaliza en el entorno y en las personas. 
 
Esencialmente se trata de proyectos de ley que quieren modificar la "conciencia social" y también la de cada individuo en particular. Es como decir: la ley existe, la hemos aprobado pero que luego esta sea realmente útil y eficaz para lograr el objetivo para el que fue diseñada, importa poco. Básicamente, tras haber emanado la ley, el objetivo y foco de atención de la intervención pasa, de la protección de las personas que tienen un problema, a la búsqueda estéril de los presuntos culpables. 
 
Cuando se encuentran a “los malos de la historia”, la cuestión se zanja y se resuelve. 
 
Esto no debería ser así ; una intervención verdaderamente eficaz debe poner al paciente y, antes aún, al jugador, incluso "meramente esporádico" pero que podría un día convertirse en un ludopata, en el centro de cualquier medida de tutela, de prevención y de tratamiento. 
 
De hecho, como con cualquier adicción, también para la ludopatía es fundamental la prevención. La prevención comienza en la escuela, en familia, en las asociaciones juveniles. La prevención se desarrolla en dos momentos: la formación y la difusión de información correcta.La prevención se traduce en una mayor cultura general y en ahorro en gasto público, en tratamientos y en días de baja laboral de los enfermos que, de esta forma, no llegarán a serlo. 
 
Y cuando, en cambio, nos encontramos ante la patología diagnosticada, una vez más hay que pensar en la intervención más adecuada hacia los enfermos. Es necesario que cada región no se ocupe de los horarios durante los cuales limitar la actividad de juego o de la ubicación geográfica donde se pueden abrir las salas. En vez de eso, cada región debe preocuparse por abrir centros, diurnos y residenciales, donde tratar a las personas que padecen adicción al juego. Los pocos que existían, hasta hace algunos años,uno por uno han sido cerrados o corren el riesgo de serlo. 
 
Las personas que sufren de adicción no aportan beneficios económicos; el reembolso de los gastos en los que incurren los hospitales y clínicas para su tratamiento y que reciben por parte de la región por cada día de hospitalización de un paciente son bajos, más bajos que los de pacientes de otras patologias. Entonces, ¿por qué invertir en estas patologías? Porque como se mencionó anteriormente, son tratamientos representan un gasto en el momento de la prestación, pero su coste se "amortiza" gracias al ahorro en otras partidas de gasto público que se produce con la curación de los pacientes. Y afirmamos una vez más que los centros de tratamiento deberán, trabajar de manera coordinada, involucrando a las familias, a los centros de trabajo, las escuelas, a los médicos de familia y todas las figuras relacionadas con la vida de los jugadores patológicos. 
 
Y finalmente, una vez curado o, en todo caso, abstinente durante algún tiempo, el judador patológico puede y debe convertirse en un elemento clavo que aporte y se involucre activamente en su propia red de asistencia y de la red de asistencia de otros pacientes. Los ludópatas en tratamiento podrán prestar su experiencia en la salas de juego, ayudando a los operadores a identificar a losludópatas y apoyándolos cuando se les aconseje que se abstengan de seguir jugando, motivándolos a pedir ayuda para recibir el tratamiento adecuado.
La acción decisiva en el tratamiento de las adicciones nunca puede prescindir de los encuentros de grupo: los grupos de auto – mutua ayuda, con o sin guía técnica, para los ludapatas y sus familiares, que son los que, de hecho, acompañan en el largo plazo a los pacientes en terapía y también a los que ya han logrado un buen período de abstinencia.
18+ | Juegoseguro.es – Jugarbien.es
PUBLICIDAD
   
Información de cookies y web beacons
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros, estadísticas y de marketing, con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, a través del análisis de sus hábitos de navegación. Del mismo modo, este sitio alberga web beacons, que tienen una finalidad similar a la de las cookies. Tanto las cookies como los beacons no se descargarán sin que lo haya aceptado previamente pulsando el botón de aceptación.