InfoPlay
PUBLICIDAD

Juego y Sociedad

El Boom de los Tipsters (Parte I) Introducción

Tal y como hice en mi anterior participación en InfoPlay, me gustaría publicar una serie de artículos que sirvan para desarrollar un de tema candente actualidad. Si en mi estreno opté por una trilogía de escritos sobre los eSports como objeto de estudio, ahora me centraré en uno de los fenómenos que ha impactado de forma más sorprendente en el sector de las apuestas deportivas: la proliferación de los tipsters en redes sociales.
Para los que se hayan perdido nada más leer la palabreja “tipster”, decir que nos referimos a aquellos expertos en apuestas deportivas que aconsejan a qué se debe apostar a cambio de una retribución. Vamos, los pronosticadores de toda la vida.

Mi aproximación al tema se hará a partir de cuatro bloques temáticos

i) Introducción.

ii) El impacto de los TIPSTERS en la industria online.

iii) El impacto de los TIPSTERS en la industria offline.

iv) El impacto de los TIPSTERS en el apostador.

Sirvan estos breves apuntes que presento a continuación como parte de la introducción para dar forma al primero de los cuatro artículos prometidos donde básicamente presentaré la rápida y extraordinaria difusión de estos tipsters.

* EL ORIGEN

Como los grandes productos o servicios, el desarrollo y proliferación de los tipsters proviene de una realidad sencilla, evidente y que en este caso siempre ha estado ligada al mundo del juego con apuestas; nos referimos a la figura del experto. Sin embargo, debemos dejar claro que entre estos expertos (analistas y pronosticadores en esencia) no incluiremos a aquellos que además del pronóstico o consejo explícito ejercen una labor de corredor de apuestas (ofreciendo cuotas para asumir el riesgo y por lo tanto recibiendo dinero de los apostadores y pagando a los ganadores).


* DEPENDENCIA DE REDES SOCIALES


Desde hace unos meses, la proliferación de estos tipsters se ha convertido en quizás la tendencia más a tener en cuenta en el sector de las apuestas deportivas en España. Y

es que el canal en el que han conseguido establecerse –las redes sociales- se adapta perfectamente a su fin. Así pues, no podemos entender el éxito de los tipsters sin tener en cuenta las redes sociales.

La demanda de análisis, pronósticos o picks (como se llaman en el argot a las selecciones que escogen los tipsters entre toda la oferta de eventos deportivos) era algo que ya se conocía desde hace mucho. También en España. Comunidades, portales, foros y blogs llevaban años ofreciendo estos servicios de forma más o menos exitosa. Pero un punto de inflexión que muchos ignoran podría ser la masiva participación en los foros generalistas más relevantes (por ejemplo ForoCoches) cuando se abrían temas relacionados con discusión y publicación de picks. Independientemente de los fines comerciales y publicitarios de estos hilos, la verdad es que se hizo evidente que ofrecer picks -la tarea principal de un tipster- , debatirlos y seguirlos –para criticarlos o apoyarlos- era algo que atraía a miles de aficionados a las apuestas.

Evidentemente, la flexibilización de la política de contenidos de redes sociales como Twitter o la ausencia de restricciones en algunas redes de mensajería instantánea como Telegram, hicieron el resto y convirtieron a los tipsters en actores indiscutibles de la realidad deportiva en las redes sociales junto a periodistas, aficionados y a los propios deportistas. No es un secreto que tipsters españoles tienen hoy en día más seguidores que la muchos deportistas de primer nivel.


* LA COMPLEJA REALIDAD DEL DEPORTE Y LAS APUESTAS EN ESPAÑA


Queda claro que en teoría, la función del tipster es hacer ganar dinero a sus clientes. Para ello resulta evidente también que sus pronósticos deberían reportar beneficios en el medio y largo plazo, y por consiguiente la existencia de un tipster y el proceso de selección por el que un apostador elije a un tipster determinado debería basarse en las estadísticas de éste (en el rendimiento proporcional de beneficios según lo apostado, básicamente un porcentaje conocido como yield). En un contexto complejo, con las salas de apuestas primando la adquisición de jugadores y no la retención, los tipsters deben adaptar su contenido y por ejemplo, incluir grandes promociones para los partidos de fútbol más relevantes, aunque no haya valor en las cuotas o el fútbol no sea el deporte del canal.

Pero con el exceso de deporte, el apostador tiene la percepción que puede ganar mucho dinero y casi a cualquier hora; incluso en deportes que no domina, pero que la televisión se los lleva al salón de casa. Así que ante la falta de tiempo y la presencia de numerosos tipsters que además enriquecen su propia oferta de pronósticos con promociones de las casas ¿por qué no utilizar los servicios de uno o varios tipster?


* EL RETO DE SOBREVIVIR A LA VIDA DE TIPSTER

Pero es la propia naturaleza del deporte y las apuestas la que además de permitir que proliferen los tipstesr (ya sea especializándose en un deporte minoritario, promoviendo retos, publicando videos o audios analizando partidos en vivo…), también hacen que su prestigio esté en juego cada día. De nada sirve haber acertado los resultados exactos de las dos semifinales y de la final de una Final Four de Euroliga de baloncesto si esa misma madrugada se falla el pronóstico al cuarto partido de la Final de Conferencia de la NBA…

Si ya de por sí, no es tarea sencilla encontrar tipsters especializados que sean ganadores en cómputo mensual, mucho menos si pronostican varios deportes y además estén “obligados” –por exigencias de los operadores- a ofrecer varios picks de deportes que no conocen demasiado.


* TIPSTERS AL SERVICIO DEL MARKETING

Aún no hemos indicado que la mayoría de tipsters sacan rendimiento económico de su actividad a través de dos vías: o bien cobrar un fijo por el servicio (normalmente llamado VIP o Premium) o cobrar ese servicio a través de altas en salas de apuestas a través de un acuerdo de afiliación con éstas.

Y para conseguir clientes que accedan a esos servicios VIP o Premium es común que los tipsters se den a conocer a través de servicios gratuitos, es decir cuentas abiertas y de libre acceso en Twitter o Telegram.

Evidentemente, este proceso de profesionalización de los servicios de tipster –totalmente legítimo, aunque con evidentes lagunas en el tema fiscal- abre la puerta a una guerra abierta en la que la creatividad en las estrategias de marketing sean la clave para intentar ganar un prestigio y visibilidad en esos canales gratuitos que son la puerta de acceso al servicio Premium.

Pero la fuente de ingresos de los tipsters no se quedan ahí. Usuarios y seguidores son clientes potenciales para vender de todo: publicidad de canales de compras, cursos de Forex y Opciones Binarias… y sobretodo mucha promoción de otros tipsters (a cambio de dinero, de intercambio de publicidad o por intereses al pertenecer a la misma Empresa o red de tipsters) convierten esa guerra en más cruda si cabe…

Queda claro que en el contexto actual, marcado por la regulación del sector que ha fomentado la publicidad masiva de las casas de apuestas en los medios y sobretodo por la enorme exposición del deporte en la televisión, encontramos la perfecta tierra de cultivo para que los tipsters se conviertan en productos de marketing cuyo éxito –en número de seguidores o clientes- no dependa exclusivamente de sus resultados a la hora de pronosticar. Y por consiguiente, sus ingresos no tengan relación directa con sus habilidades como tipster.

    0 Comentarios


  Déjanos tu opinión
ARCHIVO
   
 
LU MA MI JU VI SA DO
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
Día actual

Día con opiniones
Iván García

Iván García

Diplomado en Empresariales y licenciado en Sociología, he podido desarrollar multitud de tareas relacionadas con el juego presencial y online -poker, casino y apuestas deportivas, principalmente- desde 2005. Tanto en operadores, como en afiliados y en medios de comunicación especializados.

En 888.com he tenido diferentes puestos, tanto antes como después de la regulación. Así que es en dicha empresa -con la que he estado vinculado desde 2009- donde he podido consolidar mi experiencia en puestos como CRM Manager, Affiliate Manager, Social Media Manager, Responsable de Eventos en Vivo y además colaborar activamente con la otros departamentos (SEO, SEM, marketing offline, Adquisición...) y disfrutar de tareas como el análisis de competidores, tendencias, cross-selling o el lanzamiento de nuevos productos y submarcas en el contexto de las nuevas licencias post-regulación.

Actualmente resido en Barcelona y Kiev y realizo actividades de consultoría de marketing online además de colaborar a través de mi empresa PKComunicacion en diferentes proyectos online no relacionados con el gaming.


Lo más Infoplay  LO MÁS