InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Jackie Pot
PRESIDENTE Duelo

 
Carlos Duelo, el elegido, el hombre que contradice su apellido, el profesional curtido en mullidas alfombras de despachos y en el asfalto del hostelero. A Carlos Duelo le conocí en una inolvidable Gala de entrega de Premios de Europer celebrada con el primor habitual de Albert Solá en el Hotel Mandarin Oriental de Barcelona. Fue su puesta de largo como responsable de Relaciones Institucionales de Cirsa y enseguida escribí que sería el perejil de todas las salsas como ambos recordamos cada vez que nos vemos.
JACQUELINE MECINAS | MADRID

Carlos Duelo es ahora indispensable, por ejemplo, por haber conseguido apaciguar las tormentosas aguas entre Cirsa y R Franco en época de la antigua cúpula directiva del grupo de Madrid. Llegó con su cordialidad y sonrisa franca y hasta fue capaz de impulsar la primera asociación que reunió a los dos colosos. Se creó ASESFAM y todo cambió en una hoja de ruta común para Hostelería que abrazaba los preceptos de Cofar y de la que Carlos Duelo hace apostolado diplomático por todas las Comunidades políticas de nuestro país.

Carlos Duelo capea con creciente virtuosismo los avatares sectoriales. Y no podría tener COFAR a nadie mejor para este desempeño presidencial en la nueva era terca que se abre paso, enconada entre subsectores, y que ahora necesita más que nunca entendimiento y humildad para poner a favor de nuestra corriente una opinión pública voraz.

Carlos Duelo tiene la oportunidad de hacer aún más grande Cofar y continuar la senda de esplendor y de iniciativas inteligentes con la que nació la Confedaración consagrada al modelo de juego sostenible. Cofar, Asociación de Asociaciones, brillará en un nuevo curso que exige estragegias indiscutiblemente innovadoras.

Carlos Duelo reúne todas las cualidades para ser el profesional que ofrezca, además, cordialidad y cercanía, mesándose los cabellos en una seducción tranquila, la misma que debe mover las aguas sectoriales, el mismo que sabe empoderar al operador, que defenderá con elegancia y sin aspavientos el modelo de ocio en hostelería y que hilvanará con dedicación y donaire las costuras de los subsectores por un equilibrio necesario que no nos exponga a contingencias.