InfoPlay
PUBLICIDAD
EXCLUSIVA

Entrevista con Santiago Villanueva
Director de Emergencias e Interior y Regulador de Juego en la Xunta de Galicia

 
En Galicia llueve siempre igual y su gente es sinuosamente inteligente, tranquila y calma.

Santiago Villanueva, hombre de nombre obvio, director Xeral de Emergencias y responsable de Juego en la Xunta es directo para no decir, pero subraya certezas y reflexiones irrebatibles acerca de la prensa generalista, de la sobreabundancia del juego estatal, de las filtraciones que alarman sobre dudosos dispositivos en hostelería o sobre bonos promocionales...

Es puro lirismo crítico.

Santiago Villanueva, cordial y profuso, fumador, reflexivo y juicioso, rematará una Ley justa y proporcional con vocación de perdurar sin hacer ruido, moderna e intemporal como su propia tierra.
JACQUELINE M.C. | MADRID
-¿Cómo ve el panorama del sector de cara a la sociedad y a la prensa?

El sector del juego es un sector muy consolidado en Galicia y en toda España, cuyo panorama ha cambiado debido a la irrupción del juego online. Yo te voy a hablar de lo que regulamos en Galicia, que es el juego presencial. Es un sector muy regulado que no genera muchos problemas, que evoluciona favorablemente y que se ha distorsionado un poco al aparecer el juego online, que depende de la Administración estatal. Estamos trabajando con ellos, sabemos que tenemos una normativa muy antigua, la Ley del año 85, que vamos a cambiar este año y contamos con que se apruebe antes del final de 2019.



-Hace unos días se publicó el siguiente titular que ilustraba una noticia en El Faro de Vigo: “El juego es una ventana a la droga”. ¿Qué sensación le produce leer esto? ¿Estamos ante una alarma razonable? ¿Está justificado este titular?

Me parece desproporcionado y no sé en qué se basan para dar ese dato, pero no tiene nada que ver. El juego es una actividad empresarial y una actividad lúdica que no tiene otras connotaciones más allá que la del propio juego, y tratarlo de forma diferente no tiene sentido. El contenido del artículo seguramente después no dice lo que el titular señala, pero esas afirmaciones tan rotundas no se corresponden con la realidad. Hay un registro de prohibidos en determinados sectores que se dan de alta voluntariamente. Y, efectivamente, han aparecido otros juegos que no son ni mejores ni peores. Ahora mismo las apuestas deportivas son más atractivas porque es un juego más moderno, y las máquinas B y los bingos también están cambiando para hacerlos más atractivos. Lo considero una actividad empresarial muy regulada y muy controlada. Siempre se pueden producir disfunciones, igual que en consumo de bebidas alcohólicas o el sector de hostelería, pero yo no veo que esa alarma se corresponda con la situación real.



-¿No siente el impulso de contestar cuando lee este tipo de titulares?


Es que no tiene sentido, no se corresponde con la realidad, y no deja de ser la afirmación de una persona en base a unos estudios que ha hecho. Sobre todo, teniendo en cuenta que es un sector muy regulado, sujeto en primer lugar a una regulación muy estricta y completa, y luego a las correspondientes inspecciones que hacemos nosotros y los cuerpos de seguridad. Yo vengo además de otro mundo que no tiene nada que ver con el juego, pero sí vinculado a los cuerpos de seguridad, y no he detectado esa relación en absoluto, ni antes ni ahora. Relacionar el tema de juego con la droga no casa, no coincide ni tiene nada que ver.



-¿Cómo está siendo la elaboración de la Ley?

Ahora mismo está constituido el grupo de trabajo de Juego Responsable. Tenemos ya un texto elaborado por nosotros y a partir de ahora vamos a trabajar con todos los sectores implicados: las empresas de juego y también el resto de la sociedad, consumidores, departamento de la Xunta, Sanidad, etc. Queremos sacar un texto lo más consensuado posible y que se adapte a la realidad del siglo XXI con validez para los años venideros. La finalidad de una norma es que perdure en el tiempo y se adapte a esa realidad. A pesar de que haya un texto del año 85, la normativa reglamentaria posterior se fue adaptando a los tiempos. Es un sector muy movido que evoluciona acorde a las necesidades y a las expectativas del mercado.



-Por tanto, ¿es un texto que está en constante elaboración y adaptación todavía?

En este momento, el texto está en fase de borrador para empezar a trabajar y negociarlo. Otras partes harán sus alegaciones, unas se desestimarán y otras no. Hay otros actores en la sociedad que harán sus aportaciones. El texto tiene que enriquecerse con muchísimas de ellas.



-Hay un tema que preocupa mucho, que es la figura del operador único en hostería.


No voy a tratar ningún tema en concreto por respeto a las empresas, al sector del juego y al resto de actores, ya que aún no lo conocen; básicamente, por no generar expectativas que luego no se cumplan. No debo decir cómo va a ser el funcionamiento de los operadores en hostelería, en el sector del Bingo o el de casinos si luego no se corresponde con la realidad, por respeto a todos ellos, que son los que tienen que trabajar primero. Entiende mi postura: se ha filtrado alguna cosa que puede que no sea así, con lo cual no puedo afirmar nada en este momento porque hay que trabajarlo con un texto consolidado que responda con una garantía jurídica y que pase la fase de alegaciones públicas, los informes del Consello Consultivo, ir a la Unión Europea… Estamos en una fase de borrador que puede ser definitiva o totalmente diferente.



-Se ha dicho que habrá un controlador para las máquinas en bares o que se prohibirán los bonos promocionales

No puedo asegurar que nada específico sobre esto esté en el texto. Vamos a trabajar primero con los empresarios en ese borrador de texto que podrá coincidir con la versión final en una parte pero no en otra; y no sólo son ellos, sino asociaciones de consumidores, de hostelería, Sanidad, la Universidad… Todos vamos a trabajar en conjunto para sacar ese texto consensuado.


-¿Y cuál es su visión respecto a la oferta?


La oferta ha cambiado el mercado con las máquinas de apuestas deportivas desde el tiempo en que sólo había máquinas B. Y creo que están funcionando las dos ofertas de una forma equilibrada. De hecho, estos últimos años ha aumentado el parque de máquinas de apuestas deportivas. No veo que genere ningún problema, pero evidentemente no contenta a todo el mundo. No cabe hablar de un sector del juego: están los casinos, los bingos, las máquinas de apuestas deportivas, las máquinas B… En otros sectores puede haber una opinión única; aquí, cinco opiniones diferentes, y si tratas de contentar a uno, la otra parte puede sentirse defraudada. Es algo que en este momento conocemos nosotros y vamos a trabajar con todos ellos.



-El de las máquinas B es un sector que no ha dado problemas y se ha mantenido estable…

Hay un parque de máquinas en Galicia más o menos estable en los últimos años. Se ha cambiado un poco el concepto con la aparición de máquinas de apuestas deportivas. Alguien se pudo sentir perjudicado, pero yo creo que ha dinamizado el sector. Se trata de convivir y compaginar los intereses de todos y buscar un Juego Responsable que no genere esos problemas que están apareciendo en algunos casos, que muchas veces no se corresponden con las afirmaciones que aparecen en la prensa y en televisión, como las declaraciones que escuché el otro día de un responsable autonómico (Miguel Ángel Revilla). Tratamos el juego como una actividad empresarial vinculada al sector del ocio como otros muchos sectores que, además, genera muchos puestos de trabajo. No se le pueden dar otras consideraciones que no tienen nada que ver con el Juego.



-¿Qué novedades va a haber en el sector del Bingo? ¿Se implantará el Bingo electrónico de Sala? ¿Se bajará la tasa que se sitúa en el 50% sobre el win?


Estamos trabajando con ABIGA. Hay que revitalizar los bingos; en Galicia había 17 bingos y ahora han caído a 12, así que se trata de consensuarlo con ellos para hacer el Bingo más atractivo partiendo siempre de los principios de Juego Responsable. Y es un negocio que también genera empleo, ingresos y una actividad recreativa. Estamos estudiando y encajando sus propuestas. Además, en Galicia hay una doble dependencia: la parte de juego la llevamos nosotros y la parte tributaria y fiscal la lleva otro departamento. Se trata de aunar lo que nos pidan a nosotros con lo que le pidan a esa otra parte, llegar a un consenso y trabajar para que evolucione.



-¿Qué le parece la pretensión desde el Gobierno central de aunar legislaciones autonómicas en materia de juego?

Siempre estuvo ahí. En principio me parece bien homologar y homogeneizar regulaciones, siempre y cuando se respete la autonomía de las comunidades autónomas si llegamos a un acuerdo y si es un consenso entre todas las administraciones autonómicas. Aunque creo que va a ser difícil, porque ya en mi anterior etapa se estaba trabajando en ello. A ver si finalmente se consigue.



-La alarma que hay en prensa en cuanto a proliferación de locales de juego ha hecho que el Gobierno tome el impulso de planificar en ese sentido y por eso igualar normativas. ¿Qué opinión le merece?

Aparentemente, las casas de apuestas y los salones de juego están regulados. Hay unas condiciones que tiene que tener el salón acerca de configuración, publicidad y algo que parece que no existe y tenemos regulado desde hace mucho tiempo, que es la distancia respecto a los colegios o centros educativos. No es una novedad que haya una distancia mínima donde se pueden situar los salones para no fomentar el juego entre menores. En Galicia lo tenemos regulado, no sé en otras comunidades autónomas. Dentro del respeto a las competencias autonómicas es buena una homologación.



-¿La prensa generalista le llama para contrastar informaciones o datos?

No. La prensa generalista normalmente pregunta después de publicar en muchos casos. Me han preguntado acerca de la regulación de las distancias tras esa noticia que se publicó hace un mes sobre ese tema. La prensa muchas veces también tiene que mirar cómo está legislado en cada comunidad. Aquí sí hay una distancia desde hace tiempo, junto con un cuerpo de inspectores e incluso una aplicación informática que ya nos indica automáticamente qué distancias hay. ¿Es deseable que pregunten? Sí. Sobre todo, para que entiendan el sector y conozcan una regulación tan compleja.



-¿Cómo ve la agresiva comercialización de operadores públicos SELAE y ONCE en Galicia? ¿Siente necesidad de regular también esto?

Evidentemente, el juego pasó de una oferta muy limitada a una oferta amplísima. Si sigues metiendo productos en el mercado tendríamos que tener esa capacidad -que no la tenemos en determinados juegos porque es competencia estatal- también de regular el juego online y no lo estamos regulando. Se establecerán las medidas oportunas. Para regular ese mercado y esa oferta deberíamos poder hacerlo de una forma global para controlar que no haya un exceso de producto, algo que al sector tampoco le interesa que ocurra. Pero, en los que nos compete a nosotros, sobre los juegos que podemos regular, sí están compensados para evitar ese exceso.


-¿Usted no tiene competencias para regular la oferta de juego en establecimientos como los supermercados?


Tendríamos que buscar la fórmula para hacerlo, pero nosotros estamos centrándonos en “nuestro” juego, que es el juego tradicional (Bingo, casino, máquinas B, apuestas deportivas, etc.) y lo vamos a intentar con esta Ley, con la que trataremos de regular más cosas como apuestas, rifas y otras cosas.



¿Qué le parecen los anuncios de la ONCE?

Me chocan. Nosotros somos muy restrictivos en esa publicidad y el sector del juego se queja. En Galicia la publicidad del juego está muy limitada, prácticamente prohibida. Ese es un tema que se va a tratar en la ley para adaptarlo a la realidad de este momento. Se trata de equilibrar la competencia. En esta ley vamos a tratarlo de una forma razonable; lo que no tiene sentido es que, por una parte, el juego tradicional esté totalmente prohibido y luego pongas la tele y veas continuamente la publicidad de otros juegos. Sería un tema a tratar de ámbito nacional. No tiene sentido el desequilibrio que hay respecto al juego presencial. Eso sí es una materia que cabe en esa regulación uniforme y homogénea.


-¿Considera la oferta de juego de LAE y ONCE comparable al del sector de apuestas deportivas por ejemplo? ¿Los considera operadores como cualquier otro?

No. Me parece que están dentro del sector del juego pero cada uno con sus peculiaridades. Uno está regulado por nosotros (la apuesta deportiva) y el otro por quien está regulado. No lo considero un nuevo operador porque no se rige por los mismos principios ni está jugado con las mismas reglas del juego que el resto de los operadores; tiene un tratamiento totalmente diferente que no me corresponde a mí valorar si es positivo o beneficioso. En su momento se estableció así y es claro que el tratamiento de la LAE y la ONCE es distinto, pero no se lo damos las comunidades autónomas.


-¿También son distintas las exigencias de Juego Responsable?

Las exigencias de Juego Responsable tienen que alcanzar a todos. El tratamiento fiscal no nos corresponde a las comunidades autónomas. Si es un tipo de juego que empezó con determinadas características que ha cambiado totalmente y se ha ampliado, habrá que sentarse a valorarlo y retocarlo, igual que estamos regulando otros.



-¿Va a asistir a la reunión del Consejo de Política del Juego?

No lo sé, depende de la agenda. Todo en lo que tengo competencias me interesa acudir, pero como aquí son tan amplias, dependerá de la disponibilidad y la situación. La comunidad autónoma irá, naturalmente, y vaya yo u otra persona, vamos a estar representados.



-¿Cuál es el principal reto a afrontar?

En base a la problemática que presuntamente hay, el principal reto es el Juego Responsable. Es una situación que por parte de la Administración y la sociedad se reclama. Creo que está evolucionando y está regulado y controlado. El segundo reto es homogeneizar las condiciones del juego en todo el territorio nacional. Es decir, dar tratamiento similar en todas las comunidades autónomas de modo que no haya ventajas ni mayores exigencias en una comunidad que en otra. Es complicado porque somos muchos a regular. En resumen, los retos son dos: homogeneizar condiciones de acceso y de trabajo de las operadoras y agentes intervinientes en el juego, y el asunto primordial del Juego Responsable.



-Alguna comunidad se ha desmarcado prohibiendo la publicidad de juego en competiciones deportivas y estadios. ¿Qué le parece esto?


Cuando lo han hecho tendrían sus motivaciones; nosotros vamos a trabajar en esta Ley y uno de los temas que se va a tratar en ella es precisamente todo lo vinculado a la publicidad: horarios, cómo y dónde se puede hacer, qué no se puede hacer, etc.
Pero en la actualidad, hay equipos de fútbol que están patrocinados y que hacen gira por toda España y por eso hablo de esa regulación homogénea similar en todo el territorio. Supongamos que yo lo tengo totalmente prohibido (el patrocinio de una marca) y viene a jugar un equipo de otra comunidad autónoma que sí la tiene permitida. Por eso hablo de esa necesidad de homogenizarlo.



-¿Se van a mover las restricciones para salones de juego, como que no haya más de diez máquinas B por cada uno?

También va en la Ley ese tema, con lo cual se va a tratar el asunto de los salones de juego, cómo están configuradas las máquinas, su ubicación, cómo tienen que estar situadas en los salones donde hay parte de apuestas deportivas… Se va a tratar todo y se va a modernizar, por decirlo de alguna forma. El salón de juego viene de muy atrás, donde había una regulación concreta; han surgido los espacios de apuestas deportivas y sabes que aquí es muy cerrado cómo tienen que estar colocadas las máquinas. Así que vamos a tratar de adaptarlo a la realidad y a las necesidades del sector.



-¿Por qué se está tardando tanto en elaborarse la ley?

No lleva tanto tiempo. En la elaboración de la ley hay un período para que la gente del sector del juego u otros haga sus aportaciones; en base a lo que el sector nos fue sugiriendo se elaboró un texto; a partir de este texto que tenemos ahora es cuando empezamos a trabajar en los grupos de trabajo, uno de juego responsable y otro donde están el sector y otros sectores junto con otros actores del departamento de la administración autonómica, consumidores, hostelería, etc. Una vez cerrado ese texto, las siguientes fases son información pública (donde se hacen las alegaciones) e informe final de asesoría jurídica. Una vez pasado ese trámite, tiene que ir a Europa. Son tres meses como mínimo que pueden ser ampliados. Nuestro objetivo es que antes de finales de este año la ley entre en el parlamento y se apruebe.


-¿Tiene datos de incidencia con menores?

Ha habido dos sanciones en caso de menores en 2018; en el año 2017, fueron 4. No es un problema que se esté detectando en el juego presencial más allá de un dato insignificante, que no es alarmante en absoluto. Cuando nos pregunta la prensa sobre esto, en realidad se refieren al juego online, que no es competencia nuestra, y respondo que aquí no hay incidencias con menores.


-¿La oposición en Galicia ha tomado el juego como un arma electoral? ¿Está tranquilo en ese sentido?

En este momento no lo detectamos como un problema, aunque cualquier noticia puede abrir la espita. Intentamos solucionar los pequeños problemas que hay de todo tipo con una regulación adaptada a nuestros tiempos. Pero no me reprochan nada ni se busca la ley para solucionar reproches, sino para adaptar esa ley. Evidentemente, la situación del año 85 no tiene nada que ver con la de 2019. No suele haber muchas preguntas de juego (por parte de la oposición), lo que quiere decir es que no es un problema alarmante para la sociedad. Estoy seguro de que van a surgir preguntas en el parlamento a partir de esos artículos y declaraciones que alguien hace de una forma no sostenida con datos, pero el grupo de Gobierno responderemos la realidad sin ocultar datos contrastados, que son las denuncias de juego. Tres o diez casos no son una problemática en una población de tantos millones de habitantes y con mecanismos de defensa para que los mayores se autoprohíban el acceso a determinados sectores de juego.



-¿Qué le parece la labor de las importantes empresas del sector radicadas en Galicia y ya multinacionales, como Luckia por ejemplo?


Es una empresa muy importante, que genera empleo y riqueza, y una empresa muy dinámica que ha evolucionado desde el primer momento con el juego presencial con máquinas B, casinos, juego online y apuestas deportivas. Estamos satisfechos cuando una empresa de origen gallego evoluciona y se posiciona en el mercado nacional e internacional. Es una satisfacción como gallegos. Además, se mueve y se adapta muchísimo sin conformarse ni quedarse anclada. Es de las que más trabajan e intentan adaptarse a los tiempos y a las necesidades y expectativas del mercado con crecimiento real.


18+ | Juegoseguro.es – Jugarbien.es

    3 Comentarios


Seguidor

31 de enero 2019

#1
Interesante y muy buena entrevista

Alfonso Garcia

31 de enero 2019

#2
Muy coherente y sensato. Felicidades por esta entrevista

Jose Fermando.

1 de febrero 2019

#3
Mis respetos para la entrevista, diría que es correcta. En cuanto al tema del juego responsable, pues esto la verdad desde mi punto de vista no es otra cosa que marketing, lo cual no quiere decir que sea malo, ya que es de cara a la empresa y es ponerse la gorra de ¡yo soy responsable y vigilante! Pero esto de cara a la sociedad al final el mensaje lo trasladamos los propios vendedores o establecimientos. Es responsable el saber que a un menor no venderemos nada, pero yo les cuestiono que cuando los padres se acercan a un punto de venta donde hay juego, (ejemplo quiosco ONCE) (administración de loterías) los padres en un alto porcentaje hacen partícipes de esa suerte (por ende del juego) al animar a sus pequeños ¿elige el número de la suerte …! Aquí en este punto el lotero, lo que desea es vender, y en el caso de los rascas de la OnCE el peligro es más que obvio, tachando incluso como dantesco, ya que el vender de euro en euro, es algo fácil y simple, cuando te enganchas lo que deseas es que el cliente siga y siga. Por esto, la línea de juego responsable es demasiado delgada y claro que es una forma de esquivar la realidad, esto es innegable. En el caso del que suscribe, con 30 años a las espaldas en la experiencia de vender juego, puedo decir, que nunca es posible dejar de acercarte a esta linea tan delgada, que la responsabilidad de jugar no es del lotero, es del cliente, y este cuanto más dinero me deje, será mejor para mi nómina. Ya lo dicen en todos los lados, jugar por obligación, perder por devoción. Esta misma mañana, una persona de media edad, (25 años) se dejó en mi punto de venta, 200 euros en rascas y yo triste como persona, pero feliz como lotero. Todos sabemos que si echamos al cliente, él mismo buscará otro lugar donde la linea del juego responsable esté marcada.
  Déjanos tu opinión


PUBLICIDAD
   
Información de cookies y web beacons
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros, estadísticas y de marketing, con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, a través del análisis de sus hábitos de navegación. Del mismo modo, este sitio alberga web beacons, que tienen una finalidad similar a la de las cookies. Tanto las cookies como los beacons no se descargarán sin que lo haya aceptado previamente pulsando el botón de aceptación.