InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
EN DECLARACIONES A NUESTROS LECTORES

Juan Lacarra (ANESAR) sobre las medidas tributarias de las CCAA: “Es fundamental la exención o bonificación total de las tasas en el periodo en que no ha habido explotación efectiva”

 
ANESAR, Asociación de Empresarios de Salones de Juego, también ha aportado su valoración sobre las medidas adoptadas por las Comunidades Autónomas. Juan Lacarra, su Secretario General, ha establecido como medidas más favorables y sensibles las adoptadas en Andalucía y Extremadura pero prioriza una medida sobre cualquier otra: la exención o bonificación.
INFOPLAY |
Así, Juan Lacarra nos expone:

“Ante la extrema gravedad de la situación sanitaria, las prioridades de las administraciones son las que deben ser: la atención sanitaria y la adopción de medidas para evitar un mayor contagio.En lo que se refiere a las cuestiones económicas las empresas necesitan liquidez para poder mantenerse en pie, y aquí las administraciones autonómicas están reaccionando en general otorgando nuevos plazos de pago, algo que agradecemos pero que es insuficiente si no viene acompañado de otras medidas”.

Y valora por encima de otros dos casos:

“Andalucía y Extremadura han sido por el momento las más sensibles estableciendo, con condiciones, un sistema de bonificación para el segundo trimestre, lo cual es de agradecer. Otras han establecido simplemente suspensión de los plazos y otras desgraciadamente, no han hecho nada”.

Sin embargo, reclama exención o bonificación total de las tasas por el periodo que dure la alarma:

“Esta medidas de choque son bien recibidas, máxime ante la proximidad de las obligaciones de pago, pero resultan insuficientes. Además de los citados aplazamientos, es fundamental la exención o bonificación total de las tasas en el periodo en que no ha habido explotación efectiva, así como bonificaciones de las tasas en lo que resta de ejercicio. Todas ellas son medidas encaminadas a que las empresas, como uno de los motores de la recuperación de la economía y el empleo, puedan seguir su actividad una vez haya transcurrido esta situación”.


Sobre el regreso a la normalidad, Juan Lacarra vislumbra un panorama difícil:

“Se debe tener en cuenta que el problema no es solo el parón actual, sino también la vuelta que será muy dura. Ante circunstancias tan extraordinarias y tan duras como las vividas, no es previsible que los ciudadanos utilicen nuestra oferta de ocio de manera inmediata, incluso puede producirse un cierto temor a salir de casa para asuntos no estrictamente necesarios, con lo cual es previsible que la apertura de salas se produzca de manera paulatina, no pudiendo arriesgarse las empresas a la apertura con unos altos costes a nivel tributario”.

Y termina:

“Esto también se debe analizar para seguir adoptando medidas en el tiempo para poder mantener la actividad y nuestros puestos de trabajo. Necesitamos que la economía funcione y para ello necesitamos mantener en pie a las empresas”.


PUBLICIDAD