InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Pena de cárcel en España para un jugador de poker por no declarar a Hacienda un premio en un torneo

 
El diario ABC se hace eco de una preocupante notícia que desde hace tiempo se veía venir: la condena a un jugador de poker con pena de prisión por no haber declarado un premio obtenido en un torneo celebrado en un casino. Desde 2012, los jugadores de poker han sido objeto de estrictas investigaciones por parte de Hacienda para que declararan sus ganancias -incluso de forma retroacticva- a pesar de no permitir compensarlas con los gastos que genera la participación en los propios torneos de poker.
INFOPLAY |

Uno de los motivos que explican los evidentes cambios que ha sufrido el poker en los últimos años, especialmente el presencial, es el interés de Hacienda por recaudar parte de los ingresos obtenidos por jugadores de torneos de poker en los eventos en vivo celebrados en España. Esto ha supuesto menos premios, interés por pactos en las mesas finales que redujeran las cantidades a repartir entre los jugadores, el descenso de eventos organizados por operadores online y la alta participación de jugadores nacionales en eventos y circuitos de poker en el extranjero.

Lo mismo sucedió en Italia, donde en 2013 muchos jugadores dejaron de acudir a eventos organizados en Italia y preferían viajar a eventos internacionales, hasta que el regulador italiano confirmó que los eventos celebrados en el extranjero también estaban sujetos a las mismas obligaciones fiscales que los organizados por empresas italianas (en Italia, Malta, Eslovenia o Croacia).

Aquí en España, la Audiencia Provincial de Palma ha confirmado una sentencia previa dictada contra un jugador profesional que obtuvo el citado premio en un torneo celebrado en un casino: una sentencia que  condena de un año y medio de cárcel, por delito fiscal, a un jugador profesional de póquer que no declaró en su momento que había ganado 532.000 euros en un torneo internacional de cartas celebrado en un casino de Cataluña.

Según adelanta este lunes el diario «Última Hora», en el fallo se establece, además, que esta persona deberá abonar una multa de 400.000 euros y una indemnización de 230.110 euros más intereses a Hacienda.

El acusado, de nacionalidad macedonia y 55 años de edad, lleva 20 años residiendo en España, varios de ellos en Mallorca. Con anterioridad a ser un jugador profesional, había trabajado durante un tiempo en el sector de la restauración. El premio de 532.000 euros no declarado a la Agencia Tributaria fue conseguido en 2011. El hoy condenado no incluyó en su declaración de la renta de aquel año dichos ingresos, por los que debería haber abonado 228.000 euros en total. De hecho, Hacienda incluso le devolvió en el citado ejercicio 1.315 euros.

En el auto, la Audiencia Provincial le recuerda ahora al jugador que en otras ocasiones sí declaró premios menores, por ejemplo de alrededor de 20.000 euros y de 7.000 euros. «¿Nos quiere hacer creer el acusado que le pareció razonable que por un premio de 532.000 euros sólo tuviera que hacer frente a una cuota inicial de 5.300 euros?», se pregunta el tribunal.

Cabe recordar que un jugador está obligado a reflejar en su declaración de la renta, como ganancias patrimoniales, todos los ingresos obtenidos en un casino o en una sala de juego. En el caso de las loterías la legislación es, en cambio, diferente. Los premios inferiores a 2.500 euros no tienen que ser declarados a Hacienda, mientras que en los casos en que se supera dicha cantidad es el propio organismo de loterías el que ingresa directamente a la Agencia Tributaria el impuesto retenido —del 20 por ciento— del pago del premio.

FUENTE: ABC.es

PUBLICIDAD