InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICAMOS EL DOSSIER ESPECIAL EDITADO POR LA ASOCIACIÓN CATALANA

 ACENCAS alerta sobre la exposición a los Vídeojuegos en periodo estival

 
El uso razonable de los videojuegos y la responsabilidad de padres y madres a la hora de evitar conductas que desemboquen en una adicción son dos de las prioridades del estudio presentado por la Asociación Catalana de Adicciones Sociales (ACENCAS), quien a través de su presidente Francesc Perendreu nos ha hecho llegar la nota de prensa anual para concienciar a la población de los riesgos del abuso de videojuegos en jovenes y adolescentes en periodos vacacionales.
INFOPLAY |
La Asociación Catalana de Adicciones Sociales (ACENCAS) ha hecho llegar a los medios un dossier informativo en el que se ofrecen consejos prácticos para que el uso de videojuegos no comporte problemas mayores entre la juventud. Concretamente, Francesc Perendreu, Presidente de ACENCAS, considera que “si bien es cierto que los videojuegos pueden convertirse en una forma de entrenamiento para la mente, su uso excesivo, puede generar graves problemas de salud”. Es por ello que en el documento adjunto se muestra también la satisfacción por que la Organización Mundial de la Salud (OMS) haya aprobado considerar la adicción a los juegos en soporte electrónico como una enfermedad mental.

En este sentido, ACENCAS alerta sobre los riesgos de los videojuegos especialmente en los aficionados más jóvenes y sobretodo en periodos de vacaciones en los que se recomienda a padres y madres que estén atentos para evitar posibles riesgos. Y es que como se explica en el informe, "los videojuegos tienen elementos adictivos que se activan cuando los niños se dedican a intentar pasar de nivel y esto provoca una exagerada interactuación con estos dispositivos. En casos de juego patológico, los niños llegan a perder la noción del tiempo y de la realidad".


El perfil del usuario de videojuegos que puede llegar a ser adictos

Según el Informe de ACENCAS, el perfil habitual es el del adolescente varón de 12 a 20 años y que cuenta con los siguientos síntomas:

• Preocupación y obsesión por los juegos.
• Fracaso reiterado a la hora de intentar dejar el juego.
• Dependencia emocional de los juegos (cada día necesita jugar más)
• Buscar “ganar” a través del juego.
• Juegos asociados a drogas y consumo de alcohol, en las franjas de edad superior a los 16 años, en un 60%.

ACENCAS explica que este adolescente juega básicamente para evadirse de los problemas familiares o escolares, así como para mejorar su estado de ánimo. Se trata de personas con una personalidad un poco inmadura que buscan recompensas inmediatas, personas con baja autoestima y con una visión muy negativa o jóvenes que buscan emociones y riesgo.

Los jóvenes aumentan cada vez más el tiempo dedicado al juego, tanto para obtener las mismas emociones como para paliar la irritabilidad y la ansiedad, que los provoca los intentos de dejar de jugar.

Los riesgos de los videojuegos

Perendreu añade que “la adicción provoca que no se hagan otras actividades sociales como por ejemplo actividad física, quedar con los amigos o jugar al aire libre. Están constantemente ante la pantalla, hacen una comida rápida y sin diálogo con el resto de la familia para no tener que dejar de jugar. Y este sedentarismo también los trae a tener problemas de obesidad infantil”. Y es que en casos de adicción, el niño puede sufrir alteraciones del sueño y un estado de nerviosismo constante por el uso exagerado de las pantallas. Así mismo, el exceso del uso de los videojuegos puede provocar que los niños se enfrenten a un aislamiento social.

La ansiedad, la irritabilidad y la ira son otras síntomas que provoca la adicción, así como un elevado porcentaje de fracaso escolar.

Francesc Perendreu comenta que en ACENCAS “el 25% de las demandas de tratamiento son por problemas con las nuevas tecnologías”.

VER DOSSIER


0 Comentarios
ÚLTIMAS NOTICIAS
PUBLICIDAD