InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

 VALENCIA: Todos los argumentos razonables y razonados que neutralizan una futura legislación coercitiva

 

   De izquierda a derecha: Carlos Duelo, Rafael Beneyto, Encarna Gaspar, Rafael Ferrando, Vicente Inglada, Beatriz Rodríguez, Francisco J. Bou, Julio Monreal, Fernando Móner y Alfredo Esteve. Foto: Levante-El Mercantil Valenciano.


El pasado lunes 10 de febrero, se realizó un desayuno en las instalaciones del periódico Levante-El Mercantil Valenciano, en el cual coincidieron empresarios del sector, representantes de distintas asociaciones, así como también de la administración con el propósito de tratar la polémica nueva Ley de Juego de la Comunitat Valenciana.
INFOPLAY |
En representación del ente regulador, asistió Rafael Beneyto, director general de Tributos y Juego, quien defendió la normativa al expresar: "El objetivo central es regular una actividad económica que es totalmente lícita, garantizar la libertad de empresa y crear un marco para esa actividad que tiene unas connotaciones sociales determinadas".

En la misma línea, justificó la medida por el crecimiento del sector de la Comunitat Valenciana y comentó: "Con alrededor de un local por cada 10.000 habitantes, somos la segunda comunidad autónoma con mayor número de establecimientos por persona".

Ante esta afirmación y considerando el texto de la ley, los representantes del sector no escatimaron en valiosos argumentos que sin duda neutralizan los propósitos de una regulación por demás coercitiva. A continuación, presentamos las declaraciones más resaltantes de ese encuentro.

Carlos Duelo, miembro del comité ejecutivo del Consejo Empresarial del Juego (CEJUEGO)
"En 2020 se juega un 20 % menos en que en 2007. Lo que ocurre es que hay categorías que han crecido mucho, y se hace incidencia sobre ellas, pero hay otras en las que ha bajado que no se mencionan. El juego real ha bajado".

En cuanto a la fijación de distancias de 850 metros entre locales de juegos y recintos escolares, centros de salud o polideportivos: "Nos sentimos completamente atacados. Esta medida, con ese radio, saca a todos los establecimientos de cualquier sitio".

"Este siempre ha sido un sector regulado, y está bien regular, pero con este proyecto no se garantiza la libertad de empresa, sino que se está prohibiendo, aunque no se diga explícitamente"


Encarna Gaspar, representante de la Asociación de Empresarios de Máquinas Recreativas de la Comunidad Valenciana (Andemar)
Como ya nos tiene acostumbrados, aprovechó la oportunidad para defender al sector de manera muy frontal y comparó el establecimiento de la distancia de 850 metros con la DANA, en este caso un tormenta exclusiva para el sector.

"No nos importa tanto la distancia, lo que nos interesa es que no afecte a la renovación de salones regulados con anterioridad"
. Esto sobre todo, porque según sus estimaciones, ninguno de los locales de juego en Valencia cumpliría con esa distancia.

"Nos vamos a encontrar con la arbitrariedad de que quien lleve 40 años abierto y justo ahora tenga que renovar, deberá cerrar, mientras que otros con solo un año de vida podrán seguir abiertos"

Rafael Ferrando, secretario de la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV)
Según los contenidos de la normativa en fase de aprobación, no se podrán tener máquinas tipo B si los locales están a menos de 850 metros de lugares potencialmente visitados por menores.

"El juego en máquinas B es esporádico, ocasional e incidental. Los hosteleros ya tenemos un control y una responsabilidad para que los menores no usen esas máquinas, igual que si te piden alcohol no se les vende".

También, hizo hincapié en que la hostelería está integrada en gran parte por empresas familiares, cuya facturación está en peligro al más mínimo cambio.

Francisco J. Bou psicólogo y autor del informe «El juego, una propuesta de regulación»
Desde otra perspectiva, Bou aporta un punto de vista más objetivo en esta conversación, y valoró los peligros de las prohibiciones al comentar: 

"Es fundamental controlar la publicidad para proteger a los colectivos vulnerables, que son muy influenciables, pero si no psicoeducamos a nivel preventivo en las familias y en los entornos escolares adecuadamente caemos en un error"

"Si prohibimos de forma inadecuada el juego, lo que fomentaremos es un mal uso y un juego ilegal, lo cual es peor".



Leer noticia completa

    0 Comentarios


  Déjanos tu opinión


0 Comentarios
ÚLTIMAS NOTICIAS
PUBLICIDAD