InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
EXCLUSIVA

Máximo López Vilaboa, la ENTREVISTA MÁS ESPERADA

 
El Director General de Relaciones Institucionales de la Junta de Castilla y León y responsable de Juego contesta a la que es, seguramente, su entrevista más difícil. La agobiante situación en la Comunidad ahoga a un sector que reclama por tierra, mar y aire compensaciones por un cierre obligado. Ayer se aprobaron los presupuestos para el año 2021 que por fin recogen la figura de la baja temporal y el devengo trimestral. Así nos ha expuesto su punto de vista sobre la situación.
INFOPLAY |

• La Mesa Intersectorial que agrupa a todos los sectores de juego de Castilla y León continúa con su exigencia pidiendo coherencia, “sentido común y justicia fiscal” ¿Qué puede decirles al respecto? Sostienen que no se puede pagar un impuesto que grava la explotación de una máquina que no está funcionando por mandato de la propia Administración.

La situación actual es muy preocupante para muchos sectores económicos de nuestro país, especialmente para la hostelería y el ocio y tiempo libre, y por supuesto que también para los subsectores del juego. A nosotros nos hubiera gustado que desde el propio Estado se habilitasen con carácter general ayudas suficientes para compensar todas estas pérdidas y que no fueran las comunidades autónomas y las entidades locales, con sus limitaciones presupuestarias, las que tengan que afrontar en solitario esta situación. Esto ayudaría a canalizar recursos en otras direcciones y, entre las prioridades, siempre está la protección de los empleos existentes. Espero que se rectifique a este respecto. Los principales esfuerzos de la Junta de Castilla y León están ahora en controlar la emergencia sanitaria, única forma de recuperar la normalidad y que cualquier iniciativa empresarial se pueda desarrollar de manera adecuada. Hay que confiar en que a partir de ese momento tan deseado, con la contrastada capacidad de innovación y de adaptación de las empresas del juego de Castilla y León, se pueda superar lo más pronto posible la crisis económica consecuencia de la crisis sanitaria.


• ¿Le consta que es la única Administración que está en esta situación que provoca este desampara al sector?

En cada comunidad autónoma los impuestos que afectan al juego tienen una estructura distinta y como tal su aplicación no es igual. Hacer comparaciones de situaciones que ya de origen son desiguales es un ejercicio complicado.

El devengo en Castilla y León para las tasas de máquinas de tipo B es actualmente anual y se produce automáticamente a 1 de enero. En otras comunidades autónomas está regulado de forma distinta por lo que las consecuencias de un cierre o el margen de actuación de las empresas operadoras son diferentes.

En los presupuestos para 2021, aprobados hoy, 10 de febrero, se introduce la figura de la baja temporal, que hasta ahora no existía, y el devengo trimestral. Son figuras largamente demandadas por el sector desde hace años y que se introducen ahora en Castilla y León.

Tal como hemos dicho, aunque el devengo es anual, el pago suele ser trimestral, por poderse hacer fraccionado, pero la máquina se tiene todo el año. A causa de la crisis sanitaria se han facilitado medidas de aplazamiento de la tasa de una forma inédita hasta ahora. Desde la Dirección General de Tributos han hecho una lectura amplia y generosa de esta posibilidad. Incluso se ha aprobado con carácter absolutamente excepcional que no haya que prestar fianza para solicitar el aplazamiento. Se han concedido aplazamientos con criterios muy amplios, incluso para el primer trimestre de 2020, cuando todavía había actividad, antes de la declaración del estado de alarma.

En cuanto a la baja temporal era algo que no existía. O estaba dada de alta o cuando estaba de baja lo hacía con carácter definitivo. En la nueva Ley de medidas fiscales se contempla la baja temporal como situación intermedia. Una vez que ya están aprobados los presupuestos vamos a elaborar una regulación de estas bajas temporales, que lógicamente no podrán ser ilimitadas. En otras comunidades autónomas se fijan condiciones tales como la limitación de un porcentaje sobre el parque total de máquinas de una empresa, el período máximo en el que pueden estar en tal situación o el período de pago de una tasa reducida para ese tiempo de baja temporal. Por eso vamos a estar plenamente coordinados con la Dirección General de Tributos para ofrecer una regulación adecuada a la nueva figura de la baja temporal, y oiremos la opinión de las asociaciones que representan a los diferentes subsectores en la comunidad.


• Las empresas del sector creen que es una actitud confiscatoria por parte de la Junta ¿qué opina?


Esto no es tanto una cuestión de opinión sino un asunto técnico-jurídico. Tal como indica el artículo 31 de la Constitución, que sienta las bases del sistema tributario español, en ningún caso un impuesto puede tener carácter confiscatorio. Si desde la Dirección General de Tributos han interpretado sus técnicos que la correcta aplicación de la ley es así, partiendo del devengo anual, es porque entienden que no tiene carácter confiscatorio, lo contrario sería decir que se está conculcando la Constitución.

En este momento también convendría recordar que la última vez que se subieron las tasas fiscales de las máquinas de tipo B fue por la Ley 21/2002, de 27 de diciembre, de medidas económicas, fiscales y administrativas. Desde entonces ha llovido mucho. Ya quisieran todos los contribuyentes que no les hubieran subido los impuestos desde el año 2002 ni un solo euro. Todos sabemos que esto no ha sido así pero en estas tasas no ha habido ninguna subida en Castilla y León. Como curiosidad hay que señalar que desde entonces hay un incremento del IPC del 34,8% y, por el contrario, esta tasa no ha subido nada.


• ¿Cómo valora que las peticiones estén respaldas por el conjunto del sector también actores tangenciales como sindicatos y trabajadores que ven peligrar el sustento de sus familias?



Tal como está regulada en Castilla y León la tasa, la única vía para atender a las demandas que me señala sería la bonificación fiscal que estatutariamente debe estar recogida en una norma con rango de ley. No basta con un Decreto-Ley como en algunas comunidades autónomas. Me consta que se ha estado hablando con varios grupos parlamentarios para que recogieran esta bonificación en las enmiendas que presentasen a la ley de medidas fiscales que acompañan al presupuesto para 2021. Debo señalar que ningún grupo parlamentario de las Cortes de Castilla y León ha presentado propuesta alguna de bonificación de la tasa de juego sino todo lo contrario, han pedido que se incrementara. El Grupo Socialista en su enmienda ha solicitado que se aumente la tasa de cada máquina de tipo B de 3.600 euros a 3.960 euros. Las de tipo C que pasasen de los actuales 5.280 euros anuales a 5.791 euros. Y tanto las de tipo E como las E-1 que subiesen de 3.600 a 3.960 euros. Podemos ha presentado una enmienda en la que pide un aumento aún mayor, para las máquinas de tipo B hasta los 4.500 euros. Vox no ha presentado ni una sola enmienda, ni a esta ni a ninguna cuestión. Durante los debates se ha acusado al gobierno de coalición PP-Cs de favorecer al sector del juego. En el pleno de las Cortes de Castilla y León del pasado 22 de diciembre, cuando se debatía la totalidad del presupuesto, intervenía la portavoz del Grupo Socialista Rosa María Rubio y acusaba muy duramente al gobierno de la Junta de Castilla y León de favorecer al sector del juego. Ahí está el diario de sesiones cuando, atacando las medidas fiscales del nuevo presupuesto indica literalmente: “Ese es su modelo fiscal, y lo dejan claro Presupuesto tras Presupuesto. Premian al sector del juego, al bingo y a las tragaperras”. Son circunstancias, declaraciones y propuestas que conviene recordar. Por ello vemos claramente que de todos los grupos parlamentarios presentes en las Cortes de Castilla y León, la posición más moderada fiscalmente ha sido la de los grupos de PP y Ciudadanos, que abogan por no subir ninguna tasa ni impuesto, tampoco las del juego.


• ¿Se está marginando a las empresas del sector del juego y a sus trabajadores? La hostelería ha declarado que el sector del juego es su principal ‘socio’

Ni mucho menos se está marginando a nadie. Ya nos gustaría a todos que solo el sector del juego estuviese afectado por la crisis sanitaria pero desgraciadamente el virus no discrimina a nadie y ha afectado a todos. Esperemos que la situación sanitaria vaya mejorando, solo así se podrá llegar a la deseada normalidad y que todas las actividades económicas se desarrollen como siempre y que todos los castellanos y leoneses puedan volver a disfrutar de su ocio y tiempo libre como consideren, de acuerdo con sus gustos personales. Eso es lo más importante en este momento y por lo que estamos trabajando todos.


    2 Comentarios


Estafa

11 de febrero 2021

#1
Balones fuera y sin respuestas. Que poca vergüenza tiene este individuo. En los juzgados y en las hurnas nos veremos entonces, caballero.

Miguel A. Bueno

11 de febrero 2021

#2
Muchas gracias por sus jugosas declaraciones, los tribunales decretarán si es o no confiscatorio el tener que tributar un impuesto mientras la actividad está suspendida y si es o no constitucional la interpretación que expone sobre la proporcionalidad. Ya hemos visto en estas fechas como los juristas de la Junta de Castilla y León retuercen las leyes para hacer interpretaciones más que favorables a sus intereses, y es que es muy sencillo tomar decisiones desde el patibulo del poder sin responsabilidad personalísima, y si recaen en un futuro sentencias condenatorias, vayan con cargo a los erarios públicos que sufragamos entre todos, y aquí no pasó nada. También le recuerdo que, aunque exista una congelación de las tasas, un "impuesto" que pagamos de manera fija, las empresas operadoras también estamos sujetas a la liquidación del impuesto de sociedades y a esto le sumamos que no estamos sujetas al IVA, por tanto, todas nuestras inversiones no son deducibles de manera directa. Haga números ahora de la presión fiscal que tenemos las empresas operadoras.
  Déjanos tu opinión


PUBLICIDAD