~ANÁLISIS DETALLADO~

IMPRESCINDIBLES INFOPLAY:
TODO LO QUE DEBE SABER SOBRE
EL BITCOIN

Las noticias sobre la criptomoneda Bitcoin han aumentado exponencialmente en los últimos meses Y son ya contenido habitual en medios financieros e incluso generalistas. Es por ello, que en InfoPlay hemos decidido publicar una guía básica con datos teóricos -su historia, la minería de bitcoins, cotización, oportunidades y amenazas- pero todo desde el punto de vista de la industria del juego.

INFOPLAY | MADRID
InfoPlay   



1. Métodos de pago en internet

Las nuevas formas de pago que han ido apareciendo en los últimos años son uno de los cambios más radicales que ha provocado internet en el comercio a nivel mundial, convirtiendo las transacciones online en una realidad con capacidad de superar las transacciones físicas en muchos países. Paypal es un gran ejemplo de ello: un método de pago que tiene en internet su canal principal y que día a día está ganando terreno cómo forma de pago elegida en millones de transacciones online y en las webs más importantes del mundo.


 

Evidentemente, el sector del juego no es ajeno a esta realidad de constante innovación en los métodos de pago y progresivamente se han ido integrando todos ellos en los operadores online regulados. Primero fueron los monederos electrónicos del tipo Neteller o Skrill, después las tarjetas pre-pago tipo Paysafecard o Ukash... pero sin perder nunca de vista a PayPal o cualquier otro método que se popularice... y en ese contexto aparecen de golpe las criptomonedas.


2. En búsqueda de la seguridad

La obsesión y el gran reto del comercio electrónico es la seguridad; pero una seguridad que no limite otros dos factores que ya muchas empresas ven como imprescindible: la comodidad y la agilidad. Es por ello que métodos de ingreso cómo los realizados por transferencia bancaria o el pago contra reembolso son casi obsoletos en el comercio electrónico.

En las preferencias de usuarios y operadores el uso de la tarjeta de crédito/débito reúne esos tres factores: seguridad, comodidad y agilidad. Éste es es sin duda el sistema de pago electrónico más común y aceptado hoy en día en el sector online; pero desgraciadamente aún no está generalizado en muchos países y en algunos mercados regulados empiezan a existir ciertas restricciones especialmente en el caso de Mastercard o cuando la entidad emisora es una Caja de Ahorros.

En cuanto a juego online, las tarjetas también ofrecen algo que los mercados regulados exigen: el control estatal que permite lidiar con los deberes fiscales de los usuarios. De hecho, Paypal también es ahora un método muy controlado por las administraciones públicas cómo vien saben los usuarios de apliaciones y negocios de economía cooperativa como airbn o blablacar.


 
3. Las criptomonedas

En este entorno de expansión del comercio electrónico y modernización en los métodos de pago que hemos presentado en los primeros dos puntos, aparecen las criptomonedas. Éstas no son simplemente monederos electrónicos como Skrill o Paypal; tampoco son canales de crédito ni un producto bancario que pone a disposición el dinero que tengamos depositado...

Podemos definir una criptomoneda o criptodivisa como una DIVISA DESCENTRALIZADA. Bitcoin es la más famosa, pero hay varias y cada una tiene sus propias particularidades, funcionando de forma diferente. Así pues, la gran diferencia entre una criptomoneda y una moneda/divisa como el euro (€) o el dolar ($) es que éstas están centralizadas (instituciones como el Banco Central Europeo o la Reserva Federal son quienes deciden el volumen de moneda que se emite y que circula) mientras que en el caso del Bitcoin, nadie toma estas decisiones. Cómo veremos más adelante, ya están tomadas desde su propia creación.


4. ¿Qué es el bitcoin?

Podríamos decir que bitcoin es una criptomoneda basada en el principio de colaboración entre usuarios. En esencia sería una divisa que funciona como los programas de "Torrent" (un programa de descarga de archivos basado en un sistema de intercambio punto a punto P2P) por lo que se requiere la colaboración en red de muchos usuarios. Bitcoin Core es el nombre del software de código abierto que permite el uso de esta moneda.

Una definición mucho más "comercial" y simple sería: Bitcoin es una moneda digital que permite realizar pagos instantáneos en cualquier parte del mundo.

Pero nosotros no nos podemos quedar ahí. Estamos obligados a tocar la doble faceta del Bitcoin para poder comprender su importancia -presente y futura- en la industria del juego.

i) BITCOIN -el protocolo / algoritmo-
ii) BITCOIN -la moneda en sí-

Bitcoin
, como protocolo, es un programa de ordenador, el cual, nos conecta a una red propia. El “programa” tiene un creador o creadores cuya identidad, se mantiene en el anonimato, es desconocida, aunque éste/éstos utilizaron el pseudonimo de Satoshi Nakamoto. Bitcoin, como se dijo mas atrás, no esta controlado por nada ni por nadie y su código es abierto y puede ser plenamente revisado para curiosidad de cualquier interesado desde aquí.

De hecho, que se trate de código abierto, significa también que Satoshi Nakamoto nunca ha tenido Bitcoin en “propiedad” o bajo su control porque en ningún momento ha sido suyo, es pues de dominio publico.

Algo que conviene matizar, es que en internet se suele escribir Bitcoin con mayúscula para hacer referencia al protocolo/algoritmo y que bitcoin, en minúscula, suele servir para hacer referencia a la criptodivisa en si. Este doble juego, lejos de llevar a confusión, ayuda a entender muchas cosas... y se podría resumir en la frase:

Bitcoin (el algoritmo), produce su propia moneda, la cual se conoce como bitcoin (criptodivisa)



5. BlockChain y conceptos relacionados

Ahora nos centramos en la parte más compleja de entender, por ser la más técnica y es la relativa al concepto de blockchain. En Wikipedia tenemos una definición amplia ya que ha pasado a utilizarse para otros muchas cosas y no sólo para definir la forma de trabajar de Bitcoin, pero nosotros -en esencia- definiremos la cadena de bloques (blockchain) como el registro de contabilidad global, el gran libro virtual, donde se guardan todas las transferencias pasadas de bitcoins y cuya actualización sería el proceso mismo de añadir una nueva transacción entre usuarios; y es que cuando se da una transferencia (un pago y una compra) se realiza una petición que entra dentro de la red de bitcoin y se debe validar. Ese proceso que incluye la petición y la aprobación se hace mediante esa cadena.

Esa cadena está formada por NODOS, que básicamente son las personas que se han descargado el programa bitcoin y que por ello forman parte de la red Bitcoin, que actualmente está formada por miles de NODOS.

Cuando somos un NODO, significa que estamos estamos ya dentro de esa red de aprobación de operaciones, por lo que el procesador de nuestro equipo informatico colabora físicamente en el proceso de aprobar las transacciones.

De todas formas, también podemos ser únicamente una WALLET o CARTERA, sin pertenecer a la red de NODOS. La WALLET (CARTERA)es únicamente código alfanumérico y que podría compararse como una cuenta de PayPal y sus datos de acceso; es ahí donde conservamos bitcoins, con la ventaja que podemos tener los wallets que deseemos, no hay límite.

Pero volvamos a la cadena de bloques que hemos definido como la "contabilidad pública" compartida en la que se basa toda la red Bitcoin. Todas esas transacciones que aparecen en ese gran libro aparecen integramente y en orden cronológico, pero se cumplen con criptografía. Es decir, los monederos Bitcoin disponen de un fragmento secreto llamado clave privada, utilizada para firmar las operaciones, proporcionando una prueba matemática de que la transacción está hecha por el propietario del monedero. La firma también evita que la transacción no sea alterada por alguien una vez ésta ha sido emitida.

Al estar encriptadas, todas las transacciones tardan en ser confirmadas por la red en varios minutos o horas, en un proceso que se llama MINERÍA, y que básicamente consiste en el proceso realizado automáticamente por los NODOS para confirmar las transacciones pendientes a ser incluidas en la cadena de bloques.



6. Cotización y cambio

Incluída en su lista tanto de ventajas como de inconvenientes, lo cierto es que el BITCOIN como divisa es muy volátil. Ahora es mucho más estable que en el pasado -aunque estas últimas semanas vuelve a haber mucha acción cómo pudimos comprobar con el caso del virus WannaCry, que afectó de forma destacada al valor de Bitcoin debido a que los hackers que han solicitado rescate en los equipos infectados pedían que se utilizara Bitcoin en el pago, a pesar de que el año actual-.

El motivo de esa volatilidad hay que buscarlo en el hecho que existe una cantidad limitada de bitcoins, sólo 16 millones aproximadamente en la actualidad, aunque la cifra máxima ya está fijada en 21 millones. La dificultad de procesar bitcoins aumenta de forma progresiva y cada 4 años se divide en dos la cantidad de bitcoins que sale al mercado.

Las regulaciones de mercados como el chino, la aprobación del Bitcoin cómo método de pago para pagar impuestos, la creación de fondos de inversión cotizados en bitcoins y noticias de este tipo son las que hacen que la cotización del esta criptomoneda suba o baje de forma destacada; pero la realidad es que a día de hoy, el Bitcoin se cambia a unos 1775 dólares/unidad. Las previsiones son que incluso en 2017 pueda alcanzar precios cercanos a los 3.000 dólares, pero lo que es cierto es que el  cuando se reparta el 90% de los bitcoins y con una demanda claramente creciente, se llegará a un máximo teórico que sería mucho más elevado. En el año 2100 aproximadamente ya se habrían creado el 100% de Bitcoins, esos 21 millones de los que ya hemos hablado.



7. Más sobre el minado

El minado es básicamente el proceso por el cual se generan bitcoins, y que debemos relacionar con las cadenas de bloques, los nodos y la encriptación del apartado anterior.

Las peticiones de transferencias se gestionan a través de bloques (block chain) que están cifrados. Se usa la unión de ordenadores para descifrar esas operaciones manteniendo la integridad, anonimato y seguridad en las mismas. Los ordenadores que patricipan en el intento de descifrar esos bloques, y que como hemos explicado son la esencia misma de Bitcoin, reciben una recompensa, que no es otra cosa que bitcoins (una parte minúscula y variable de un bitcoin en concreto). Hace tiempo, dedicarse profesionalmente a disponer de equipos informáticos y ponerlos a disposición de este proceso era un negocio muy bueno: bastaba con tener ordenadores encendidos y éstos se dedicaban automáticamente a aprobar transacciones y descifrarlas en cadena; pero ahora que ya hemos hablado del límite de los 21 millones y de la progresiva reducción en la creación de bitcoins (cada 4 años se reduce un 100% la velocidad en que se generan), entenderemos que la reducción a la mitad de la recompensa que reciben los mineros por completar un bloque de transacciones convierte a esta actividad actualmente en mucho menos rentable.

Técnicamente diremos que es Halving el evento programado en el protocolo de Bitcoin que reduce a la mitad la recompensa que reciben los mineros por añadir un nuevo bloque a la cadena principal. Esto ocurre cada 210.000 bloques minados (aproximadamente cada cuatro años), según lo estableció Satoshi Nakamoto, y ya ocurrió la primera vez en el 2012. Es precisamente el Halving, lo que incide positivamente en el ecosistema económico debido a que, con cada vez menos monedas en circulación y mayor demanda, el valor del Bitcoin tiende a aumentar con el tiempo.


 
8. Bitcoin y el sector del juego

No es fácil anticipar las consecuencias de la generalización del Bitcoin en la industria del juego, pero sí es cierto que existen ya cambios importantes provocados por la irrupción de las criptomonedas. Nos gustaría citar algunos puntos a los que el sector  -y más a medio plazo- debiera prestar la debida atención.

- Aumento de la competitividad: la aparición de nuevos métodos de pago es una de las realidades más importantes a las que hacer frente por parte de cualquier operador y proveedor en la Industria del Juego. Hay evidencias que un método de pago "no convencional" cómo lo es Bitcoin y cómo lo fueron en su día monederos electrónicos como Neteller o más recientemente las tarjetas prepago (Paysafecard) puede alterar de forma muy importante los hábitos de los usuarios. En ese contexto, el potencial de cambio que puede suponer la generalización de Bitcoin podría ser mucho más relevante. Los operadores deberán adaptarse tanto en la forma de llegar a los cada vez mayor número de usuarios de Bitcoin, cómo en el estudio del perfil de éstos. Incluso, los Departamentos VIP que lidian con los mejores clientes de los operadores deberán adaptarse a esta nueva realidad ya que a buen seguro, el poseedor de gran cantidad de Bitcoins seguramente tendrá un perfil bastante distinto al actual poseedor de un holgado patrimonio en euros.

- Nuevos actores: si ya observamos en la actualidad un incremento muy notable de operadores que se promocionan principalmente destacando que aceptan bitcoins en sus métodos de pago tanto para depósitos cómo para retiros (hay docenas de operadores cómo BitCasino o MyBticoinSlots que explotan al máximo este hecho y lo han convertido en su único reclamo tanto en campañas de Google cómo en otras estrategias de adquisición); esta tendencia se multiplicará en el futuro cuando los grandes operadores mundiales deban adaptarse a la realidad del Bitcoin.

- Capital humano: el impulso de las criptomonedas al sector del juego se traducirá también en la llegada de nuevos profesionales de un perfil mucho más técnico que se han ido formando en un sector que hoy en día reúne características sumamente atractivas para cualquier profesional.

- Un nuevo reto en legislaciones: la llegada de criptomonedas como Bitcoin va a suponer que la realidad de los mercados regulados no sea todo lo estable que se deseara. Y es que en el medio plazo, el reto de lidiar con el Bitcoin por parte de gobiernos va a ser un aspecto clave en las regulaciones sectoriales. Privacidad, Fraude y otras cuestiones cómo la prevención de blanqueo de capitales van a ser retos muy importantes para las relaciones entre el triángulo formado por Bitcoin-Estado-Sector del Juego.

- Mercados Comunes: lo que parecía quimera en la realidad del poker online y que ahora es una realidad -la liquidez compartida- puede generalizarse en otros mercados relevantes cómo las apuestas deportivas cruzadas. Y en este proceso el Bitcoin, como moneda global, podría y debería tener un papel fundamental.

- Normalización de lo virtual: una moneda que "nace" de internet podría suponer el punto final a las dudas que aún muchos usuarios tienen sobre todo lo que viene de internet. Algo que a buen seguro serviría para consolidar el sector del juego online en aspectos cómo el reconocimiento social.

- Estabilidad en los Resultados Financieros: uno de los factores que suelen explicar los resultados financieros de las empresas de juego es -además de la carga impositiva que recibe el sector- el tipo de cambio respecto al dólar o al euro. Lo vemos actualmente en países de América Latina o incluso en Rusia -con una devaluación del precio del rublo debido a las sanciones impuestas a las exportaciones rusas- donde el tipo de cambio con la moneda local es clave. Una de las futuras consecuencias que traerá consigo el Bitcoin es precisamente el conocimiento público de cuál es la masa monetaria en circulación por lo que tanto empresas como usuarios gozarán de una información muy valiosa si algún día el Bitcoin se convirtiera en la moneda referencia de la economía. Pero se espera además, que a medida que se vaya generalizando el Bitcoin, las cotizaciones de monedas nacionales sean mucho más estables.

- Pagos "cero comisiones": un método de pago sin comisiones es siempre algo positivo. Sobretodo en un contexto cómo el actual dónde métodos de pago como PayPal siguen manteniendo unas comisiones altísimas en transacciones, que por ahora, los operadores no pueden soportar al menos de forma íntegra y el usuario debe soportar.

- Transacciones no reversibles: la seguridad que genera un método de pago tan seguro en cuanto al proceso de aprobación del mismo a buen seguro repercutiría positivamente en las políticas de otros métodos de pago, mucho más proclives a generar problemas relacionados con fraude.

- Más usuarios: cuesta creer, pero una de las grandes limitaciones del sector online -e incluso presencial- es la imposibilidad de utilizar ciertos métodos de pago tales como tarjetas de crédito o débito en algunos países. Las restricciones en una moneda como Bitcoin, serían inexistentes y ampliarian sobremanera las opciones de miles de usuarios de todo el mundo.



GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar


    0 Comentarios


  Déjanos tu opinión